Inseguridad, complejos y aislamiento de la sociedad son solo algunos de los sentimientos que viven las personas con alopecia.


¿De qué trata esta condición? De acuerdo con la Clínica Universidad de Navarra, la alopecia es la pérdida anormal del cabello, por lo que el término se considera un sinónimo de calvicie. Puede afectar al cuero cabelludo u otras zonas de la piel en la que exista pelo, como las pestañas, axilas, región genital y barba.

La especialista en dermatología, Noelani González, explicó a Es Mental que hay varias causas comunes de la alopecia, entre las que está la autoinmune.

«Está es la que es autoinmune, hay causas de alopecia que son genéticas y también hay causas de alopecia que ocurren por nuestro comportamiento”, detalló.

Sobre la última causa mencionada, la especialista brindó el ejemplo de realizarse moños o peinados muy apretados.

González indicó también que los signos y síntomas que ocasiona la condición dependerán del tipo de alopecia que tenga la persona. Según dijo, si lo es autoimmune como lo es la alopecia areata, usualmente la persona notará como un parche de pérdida de cabello en forma de una moneda.

“Si es el tipo de alopecia es por genética, pues las personas van a empezar a notar que se ven el pelo más finito, que quizás la partidura se la ven más grandecita, o que pueden ver su cráneo más de lo usual”, dijo también.

Cuando es un tipo de alopecia por tracción, se le conoce como cicatrizante y suele ocurrir por los peinados que son demasiado fuertes. Eso lo van a ver usualmente en las partes de enfrente del cabello.

La doctora comentó también a Es Mental sobre otro tipo de pérdida de cabello que puede ocurrir por estrés. En ese caso, el cabello usualmente vuelve a crecer una vez el estrés de la persona merma.

“Los tipos de estrés pueden ser emocionales como pueden ser físicos. Y en ese caso, pues las pacientes ven “hilachas” de pelo que se le caen completamente”, agregó.

En cuanto a los tipos de alopecia más comunes en Puerto Rico, la especialista explicó que al menos en su práctica, el más que ha visto es el de pérdida de cabello por estrés. También hay mucha alopecia genética y la alopecia areata que es la autoimmune. 

¿Cómo puedo tratar la alopecia?

La experta explicó que los tratamientos van a variar por condición, y dijo que en algunos casos incluyen esteroides y antibióticos.

“Se pueden hacer varias cosas, desde tratamientos tópicos, se puede hacer inyecciones de esteroides que hacemos en la oficina los dermatólogos, hay medicamentos por boca también. Dependiendo de la condición a veces damos antibióticos para la inflamación o podemos dar esteroides por boca”, sostuvo.

Existe otro tratamiento llamado Plasma Rico en Plaquetas (PRP), donde se extrae sangre de tu sistema y de ahí se sacan los factores de crecimiento y se inyectan en el área del cabello. 

Alopecia y Salud Mental

“La pérdida de cabello especialmente en las mujeres puede ser algo bien emotivo o emocional y verdad, puede llevar a depresión, ansiedad, y fobias sociales ya que es algo de constante preocupación para el paciente. Se les hace difícil controlar esos sentimientos y es un momento de tensión bien alta”, sostuvo González sobre su experiencia atendiendo estos pacientes.

Es Mental habló con Zuleika Torres, que es paciente de alopecia desde los 3 años y narró lo difícil de que es la situación para la persona que padece la condición, y para su entorno familiar, como fue su caso.

“Mi mamá sí se entristeció bastante, yo podía ver la frustración en su cara y en su mirada y básicamente, ella lo que me comenta es que el mayor temor que ella tenía en ese momento era mi apariencia, el cómo yo me iba a ver”, contó Torres.

Según dijo, todo comenzó con unos parches en diferentes partes de la cabeza en los que no tenía cabello. A la edad de 15 años, Torres explicó que decidió comenzar a utilizar extensiones porque su cabello comenzó a caer de maneras que jamás había visto.

“Eso fue un trauma, eso fue un tema bien difícil. Sentí realmente que el mundo se me estaba cayendo”, dijo.

La paciente relató que aunque al principio es difícil aceptar la condición, se debe de entender que la alopecia llega sin avisar. 

Torres, recomienda a las personas que están pasando por dicho proceso a aceptar la condición desde el principio, que entienda que es una condición autoinmune y que no todos los tratamientos van a funcionar. 

Lo segundo, señaló, es que si emocionalmente no están al 100 pues entonces es necesario que busquen ayuda psicológica.

Actualmente, Torres  tomó la iniciativa de exponer en las redes sociales su condición para educar y concientizar sobre ello.

“Lo ideal sería que a medida que se pueda aceptar la situación y si llegasen a necesitar ayuda profesional de algún psicólogo o terapista, que lo busquen pues ayudan a superar la situación”, sentenció.

Contenido relacionado: