La Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) informó la aprobación de $2.3 millones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) para proveer servicios de consejería para los damnificados de los municipios que forman parte del programa de Asistencia Individual.

Los consejeros de crisis ofrecerán servicios mediante misiones a hogares, refugios, campamentos y Centros de Recuperación de Desastres (DRC, por sus siglas en inglés), entre otros. 

“A raíz de los terremotos experimentados a finales de diciembre en Puerto Rico, es necesario apoyar emocionalmente a nuestras comunidades y obtener las herramientas y recursos necesarios para llevar a cabo esta importante labor, que cada día se torna más necesaria”, explicó la administradora de ASSMCA, Suzanne Roig Fuertes. 

Roig Fuentes agradeció la colaboración de FEMA así como la del Centro para los Servicios de Salud Mental por “continuar apoyando a la Isla con herramientas imperativas para nuestra recuperación. La salud emocional de los puertorriqueños es ancla en la recuperación y debemos solidificarla para este y futuros eventos”. 

Asimismo, Alex Amparo, coordinador federal de FEMA, indicó que la consejería de crisis es una parte importante de las ayudas que FEMA pueda prestar a Puerto Rico para ayudar a los sobrevivientes de desastres. 

«Experimentar terremotos y réplicas puede hacer que las personas se sientan inquietas o nerviosas. Aunque las réplicas son un proceso natural, también es natural que las personas se sientan ansiosas. Alentamos a los sobrevivientes que se sienten estresados a usar este servicio», aseveró Amparo.

Los consejeros de crisis utilizarán el proceso de evaluación de necesidades del Gobierno para garantizar que haya una participación activa en todas las áreas de los municipios. 

Además, se informó que se brindará consejería y apoyo emocional para el manejo de ansiedad a fin de preparar al personal escolar para manejar sus propias emociones y las de aquellos por quienes trabajan.

También, se pondrá a disposición de las familias de estudiantes y personal escolar, tanto en las escuelas y comunidades, toda la información y material relacionado con los servicios de salud mental y manejo de ansiedad ante desastres naturales. 

De igual forma, la divulgación y la coordinación con los líderes comunitarios y los oficiales de primera respuesta se utilizarán para identificar a los sobrevivientes con necesidades especiales. 

Los fondos fueron destinados para el Programa de Servicios Inmediatos (ISP, en inglés) de Consejería ante Crisis y su periodo de ejecución será hasta el 16 de marzo de 2020. 

Roig Fuertes  indicó que fondos del Programa de Servicios Regulares de Consejería ante Crisis podrían estar disponibles, de ser necesarios, dentro de 60 días a partir de la declaración presidencial de Asistencia Individual del 16 de enero de este año. 

Asimismo, de requerir una extensión al Programa de Servicios Inmediatos mientras se procesa una solicitud al Programa de Servicios Regulares, se podrá presentar una solicitud por escrito al administrador regional de FEMA antes del 16 de marzo de este año, junto con un informe de la mitad del ISP activo.