Incorporar la actividad física o el ejercicio a la rutina en el hogar durante la cuarentena por el COVID-19 puede ser beneficioso para la salud mental. 

Sin embargo, las personas que no hacían ejercicios antes de este periodo de encierro deben establecer un propósito para comenzar, además de consultar con su médico o con un profesional relacionado a la actividad física, recomendó el psicólogo clínico deportivo, Lino Hernández Pereira.

El psicólogo clínico resaltó los beneficios de practicar alguna actividad física, incluyendo el ejercicio, durante la cuarentena para manejar la ansiedad, la preocupación o el miedo excesivo que puede provocar el estar físicamente encerrados.

Hernández Pereira explicó que la diferencia entre una actividad física, como por ejemplo caminar o mapear, y el ejercicio, es que este último debe tener un propósito para poder lograr unas metas. 

“Muchas veces, personas que han sido inactivas físicamente, se ven casi obligadas a hacer actividad física porque todo el mundo lo está haciendo. Entonces, entran en estas rutinas que son bastante complicadas, que necesitan algún tipo de experiencia en ciertos tipos de ejercicios”, sostuvo Hernández Pereira.

Como consecuencia de esta situación, no pueden cumplir sus metas y “llega un sentimiento de frustración”. 

En el caso de las personas que ya practicaban alguna actividad física o ejercicio previo a la emergencia del COVID-19, el psicólogo clínico aconsejó seguir haciéndolo, pero esta vez en familia. Recomendó establecer un lugar en la casa y un horario para reunirse para ejercitarse.

Esta actividad en la casa puede servir para nutrir la dinámica familiar, ventilar preocupaciones o cualquier situación que haya ocurrido en el día, agregó.

El ejercicio también se puede hacer con amigo a amiga virtual, recomendó.

Según Hernández Pereira, existen estudios sobre cómo el ejercicio impacta positivamente en la ansiedad y el estrés y cómo ayuda en algunos síntomas de depresión en las mujeres.

También, mencionó que otros estudios revelan el importante rol del ejercicio para recordar las cosas más rápido y fácil, lo que es de beneficio, por ejemplo, para las personas que hacen un gran esfuerzo mental y de concentración en sus trabajos.

A pesar de la importancia de la actividad física y el ejercicio, el psicólogo clínico mencionó que del 60 al 65% de los puertorriqueños no hacen actividad física.

Samantha Clayton, ex atleta olímpica y vicepresidenta de Rendimiento Deportivo y Educación Física de Herbalife Nutrition, compartió rutinas de ejercicios para hacer en casa, tanto para personas que están comenzando a hacer ejercicios tras la cuarentena y para las que ya se ejercitaban. 

Principiantes:

  1. Mover los brazos en forma circular mientras se realiza un marcha de 30 segundos en el mismo lugar.
  2. Marchar levantando las rodillas mientras mueves los brazos hacia adelante y atrás por 30 segundos.
  3. Hacer 10 levantamientos de pantorrillas.
  4. Hacer 10 sentadillas.
  5. Trotar en el lugar por 30 segundos.
  6. Repetir la secuencia por 10 minutos.

Personas activas:

Antes de esta rutina, debe haber un calentamiento, recomienda Clayton. Cada ejercicio debe realizarse por 30 segundos.

  1. Marchar en el mismo lugar.
  2. Hacer sentadillas con los brazos levantados, mientras se está abajo, subir los brazos hasta que queden paralelos con el suelo y bajarlos cuando el cuerpo esté en su posición original.
  3. Trotar en el mismo lugar.
  4. Sentadillas profundas presionando los hombros, este movimiento se realiza con los brazos doblados a los lados del tronco con las manos hacia arriba. Se tiene que intentar llegar lo más atrás posible y mientras se estiran los brazos hacia el techo se debe volver a la posición original con los brazos doblados.
  5. Hacer «Jumping Jacks».
  6. Estocada estática de pierna derecha con levantamiento de brazos lateral: Poner el pie izquierdo adelante del derecho con una separación en la que quepan dos pies entre medio, luego bajar la rodilla derecha hacia el suelo mientras levantas los brazos desde el lado del tronco.
  7. Saltar de un lado al otro.
  8. Estocada estática con pierna izquierda y con contracción de hombros: Se realiza la misma rutina que el sexto punto pero se realiza con el pie contrario adelante, mientras se sube y baja la rodilla izquierda se levantan los hombros.

Fuente: El Universo