Ante la falta de servicios especializados para la población geriátrica de la Isla, la Asociación  Exempleados de Socios en Acción Inc. (AESA), en colaboración con la oficina del senador José Vargas Vidot, levantaron la voz sobre la falta de centros de servicios ambulatorios y hospitalarios para esta población. 

Como parte de una de las estrategias de acercamiento con diversos sectores, el pasado viernes, 26 de enero, se llevó a cabo el conversatorio titulado: Servicios de Salud para los Adultos Mayores, en el cual varios recursos, quienes trabajan con dicha población, se expresaron sobre el tema e indicaron cómo su agencia u organización se prepara para atender las necesidades de la población geriátrica, primordialmente las relacionadas a la salud. 

AESA presentó su proyecto y próximos pasos para la creación de este hospital geriátrico, una iniciativa que está en pie desde el año 2012.

El proyecto se desea comenzar con centros de servicios ambulatorios en distintos puntos del País, coordinando con distintas aseguradoras, de las cuales dos ya han dicho presente para colaborar con AESA, de acuerdo con la presidenta, Genoveva Ríos.

De hecho, el pasado lunes, 29 de enero se reunieron con las aseguradoras colaboradoras para dar comienzo a los proyectos pilotos.  

“Para establecer cómo vamos a certificar esos centros que van a dar servicio, y va a ser AESA quien va a tener un recurso para certificarlos”, aseguró Ríos. 

El propósito de los primeros centros de servicios ambulatorios es que se desarrollen a través de toda la Isla en los centros ya establecidos de las aseguradoras colaboradoras.

Mientras que con el hospital geriátrico, se pretende que aquellos casos que requieran hospitalización, servicios especiales y cuidado prolongado, puedan llegar a un hospital especializado donde reciban todos los servicios de manera holística.

“Que todos esos recursos que existen, que nos podamos unir, y empecemos a trabajar y a revisar lo que ya está hecho para poder ampliar lo que queremos hacer en relación a los adultos mayores”, compartió. 

La vicepresidenta de la Asociación, Lydia Pellot, sostuvo que estos servicios se brindarán en los establecimientos de servicios ambulatorios ya existentes de las dos grandes aseguradoras que colaboran con AESA. 

“Esa es nuestra próxima e inmediata acción, porque ya están identificados y estamos en los procesos legales de lo que esto conlleva”, agregó. 

Con esto establecido, Pellot sostuvo que consideran que a fin del año 2024 se tengan ya tres clínicas ambulatorias en los pueblos de Bayamón, Humacao y Aibonito.

“Se van a replicar en otras áreas, pero en el futuro inmediato estamos bregando con tres”, sostuvo Pellot. 

Al hablar de la salud como un todo, los pilares de la Asociación confirmaron en entrevista con Es Mental que sin duda cada uno de los centros que se planea formar buscan también trabajar con la salud mental de estos adultos mayores. “Todas las facetas inclusive la familia”, afirmó Ríos. 

Por su parte, Pellot compartió los cinco pilares que debe contener un hospital geriátrico. Entre estos, servicios de prevención, servicios ambulatorios, servicios de hospitalización, cuidado diurno y servicios de rehabilitación tanto física como ocupacional.

“En cada uno de esos pilares entran cada uno de esos especialistas de las diferentes áreas médicas”.

Incluyendo trabajadores sociales y psicólogos, y la parte integral de todos los servicios lo es la familia de estos adultos mayores.

Fue en 2016, que la Asociación presentó esta propuesta con el fin de crear uno o más hospitales geriátricos en la Isla debido al aumento de la población de adultos mayores en Puerto Rico, para lo que en ese momento y hoy por hoy hace imperante la necesidad de establecer programas especializados para atender sus necesidades. 

Como propósito para esta iniciativa, en abril del 2017 la Junta de Directores de AESA autorizó la creación de un comité especial, el cual tuvo como objetivo preparar un Estudio sobre la Necesidad de Establecer un Sistema de Servicios Hospitalarios basado un modelo de salud holístico para la comunidad geriátrica en Puerto Rico. 

En este conversatorio participaron y brindaron ponencia recursos los cuales estarán colaborando mano a mano con la iniciativa propuesta por la asociación. Entre ellos especialistas en geriatría, la directora de la Procuraduría para personas de Edad Avanzada, director de la Asociación de Exempleados (AELA), Directora de Secretaria Auxiliar de la Familia del Departamento de Salud, Director del Sistema de Retiro para Maestros y organizador del Capítulo de Jubilados y Pensionados de la Federación de Maestros de Puerto Rico.

Imperante la creación del hospital

No es un sueño (la creación del hospital), es algo que es necesario en nuestro país, es algo que es imperante”, sostuvo el moderador del conversatorio, Félix García Barreto, presidente de Ikon Group Inc y socio de AESA. 

El doctor y senador José Vargas Vidot destacó que para comprender y emprender en este gran proyecto es muy importante que el término holístico se defina de una manera clara. “Porque la verdad es que holístico se ha convertido como un adorno de oraciones bonitas”.

Por tanto, sostuvo que se habla de una intervención integral, que no sea un sistema aislado, sino que haya todo un sistema de manera lógica y que hable de qué es la sociedad y hacer todos los esfuerzos para que las cosas funcionen, de acuerdo con la necesidad de las personas, en este caso la población de adultos mayores.

“El reclamo que hacemos aquí, es un reclamo que al fin al cabo va a afectar positivamente a toda la sociedad. Esto requiere una unidad de pensamiento y eso no quiere decir que el requerimiento fundamental que todos y todas creamos en lo mismo, sino que tengamos la capacidad de no cometer las torpezas que comete casi todo el país y es de polarizarnos en fuerzas que nos separan”, sintetizó. 

La Asociación, hace un llamado a legisladores, senadores, gobierno y oficinas que establecen política pública para que atiendan el tema de la salud del adulto mayor como un asunto de prioridad. 

Finalmente, la presidenta de AESA hizo un llamado y exhortación a todas aquellas personas que deseen ser voluntarios y a profesionales y organizaciones que pueden colaborar a comunicarse con su asociación para que puedan juntos lograr estas metas y objetivos en relación al adulto mayor.