La militante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), llegó a sentirse insegura en sus actividades en la colectividad por el patrón de conductas insistentes y poco profesionales que experimentó por parte de uno de sus compañeros. 

La mujer, que denunció conductas sexistas y acoso laboral en el seno del PIP, habló con Es Mental con la condición de que se protegiera su identidad. Aseguró haber alertado a varios militantes colegas sobre lo que ocurría, pero fue ignorada.

“Como mujer, y siendo tan raro este patrón, mi miedo era: ¿Qué era lo que quiere conmigo este tipo? ¿Por qué quiere saber tanto dónde yo estoy?’”, contó la mujer en relación a unos mensajes de texto que recibió.

Afirmó que son varias las mujeres que han vivido situaciones y, que a raíz de la poca acción dentro del partido, coinciden en sentirse invalidadas. 

Estas denuncias públicas comenzaron la semana pasada cuando una de las implicadas compartió en Twitter una serie de tuits señalando al excandidato a la alcaldía de Aguadilla por el PIP y empleado de la senadora María de Lourdes Santiago, Eliezer Ríos Santiago, como el responsable de acciones discriminatorias y sexistas de 2019 al 2021. Varias afectadas adicionales recurrieron posteriormente a las redes con denuncias similares, incluyendo a la militante entrevistada. 

La situación ha despertado reclamos que se han hecho en el pasado, incluso por simpatizantes del partido, de la necesidad de introspección en el PIP sobre el manejo de los asuntos de género y raza. Asimismo, fuentes de Es Mental cercanas al PIP anticiparon que la semana próxima se producirán más acusaciones.

“En mi momento utilicé los canales oficiales existentes. Entregué fechas, detalles y testigos que corroboraron lo que sufrí del 2019 al 2021. Mi agresor admitió los hechos”, relató la entrevistada. Sin embargo, nunca hubo amonestación o repercusiones por parte del partido antes estas acciones, manifestó. 

“Hoy también me niego a participar por segunda vez de un proceso doloroso y de la posibilidad de volver a revictimizarme. Mi caso debió estar resuelto desde abril y sin embargo ahí sigue Eliezer Ríos Santiago sin repercusiones. Decepcionada, pero no asombrada”, escribió la mujer.

Luego de que las denuncias continuaran multiplicándose, el PIP acordó crear un comité especial para “evaluar los hechos en cada caso y emitir recomendaciones sobre acciones a tomar en cada instancia”, expuso la colectividad en un comunicado. 

Para la licenciada y profesora, Mariana Iriarte Mastronardo, esta acción del PIP no hubiese sido necesaria si se hubiera tenido un protocolo vigente para atender casos de hostigamiento laboral, ya que en Puerto Rico la ley 90 del 2020 impone a los patronos crear esta herramienta para garantizar la dignidad de cada ser humano.

“El protocolo de hostigamiento laboral es un protocolo que es un mandato de ley, así que la falta de creación de este protocolo en el momento en que lo tenían que tener no se subsana con la creación de una comisión”, dijo.

Hizo énfasis en que por tratarse de acusaciones que forman parte de las diferentes manifestaciones de violencia a la mujer no se trata exclusivamente de un asunto a trabajarse “internamente” en el partido, pues el tema de la violencia de género debe llevarse al espacio público.

“Eso convierte este asunto en uno público, más cuando se trata de un partido político en donde el alegado hostigador aceptó que, según tengo entendido, había cometido los hechos y sigue laborando en el Senado de Puerto Rico, pago con el fondo de los contribuyentes”, puntualizó Iriarte Mastronardo.

De igual forma, otra exintegrante del PIP expuso en Twitter que también fue víctima de acoso y su salud mental se vio afectada “por la inacción de todos a los que les planteé la situación”. Catalogó al PIP como un boys club

“Para que tengan una idea por qué el PIP es un boys club. La persona que me está sustituyendo, ahora que renuncié, Carlos Hernández excandidato a alcalde de Moca, se expresó sobre el tema para decir que Eliezer cuenta con su apoyo. ¿Patria Nueva para quién?”, tildó. 

Esta no es la primera vez que el PIP es señalado por conductas machistas.  En octubre del 2020 la periodista y escritora Ana Teresa Toro criticó en Twitter el trasfondo machista que rodeaba al partido en los años sesenta y ochenta y que fueron las propias militantes feministas, quienes le compartieron su testimonio como parte del ejercicio del periodismo. 

“La agenda actual de Juan Dalmau en temas de mujer es excelente, sin embargo, tengo que preguntarme cómo la hará viable dentro de una estructura que tiene historia con estos temas, que se debe reconocer, conciliar y sanar”, escribió Toro. 

Para aquel entonces, al igual que en esta ocasión, al inicio de la controversia, fue la vicepresidenta del partido, la senadora Santiago, quien respondió a la periodista diciendo que pensar así es dar paso a invisibilizar a las mujeres que por años han hecho mucho por el partido. 

Tras varios días sin compartir expresiones sobre el asunto, el licenciado Dalmau, excandidato a la gobernación y Secretario General del PIP, pidió disculpas a las personas que interpretaron el no emitir comentarios al momento como una forma de silencio.

“Al no emitir comentarios algunas personas han pensado que se trató de que evadía expresarme. No era esa mi intención, pero me disculpo con aquellos que así lo hayan interpretado. […] Es crítico que el PIP se centre no solo en continuar atendiendo con celeridad el reclamo de estas compañeras mediante una investigación imparcial, sino integrar efectivamente los procesos y protocolos que las leyes de acoso laboral y sexual estipulan para garantizar seguridad para todas las mujeres dentro del partido”, compartió en un comunicado de prensa.

Pero el Comité del PIP de Las Piedras calificó de inadecuado el manejo que ha tenido del comité central del partido y el propio Dalmau, sobre el caso. 

“Entendemos pertinente expresar nuestra postura contra todas las manifestaciones de violencia machista y exigimos la renuncia del acusado de todas las posiciones que ocupe dentro del partido”, concluye la misiva publicada en Twitter.