Lejos de las cámaras, los periódicos y las estaciones de radio, tanto la Miss Puerto Rico Universo 2007, Uma Blasini Pérez, como el cantante Chucho Avellanet González enfrentan diariamente los cuidados que conlleva padecer de una enfermedad tiroidea. 

Las dos celebridades boricuas compartieron a Es Mental los retos, los aprendizajes y las experiencias que han vivido por sus padecimientos, como parte del mes de la Prevención y de la Educación de las Enfermedades de las Tiroides, que se conmemora en marzo.

Los dos relataron sus historias como llamado a la detección temprana de las enfermedades de las tiroides en conjunto a la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología. El llamado también contó con el respaldo de la cantante Nydia Caro, quien padece de la enfermedad de Hashimoto — una condición en la que el sistema inmunológico ataca a la tiroides.

Blasini contó que se enteró que tenía cáncer de tiroides a sus 25 años, “cinco meses antes de participar en el concurso” Miss Puerto Rico Universe 2007, donde representó al municipio de Guayanilla.

Fue su madre quien le instó a que fuese al médico porque tenía una pequeña bolita en el área del cuello que le llamaba la atención. En ocasiones, el cáncer de tiroides puede provocar que surja un bulto o masa en el área del cuello que crece rápidamente. 

Recordó que la operaron en julio de 2006, cuatro meses antes del certamen de belleza, que era en noviembre. En la intervención quirúrgica le removieron las tiroides porque tenía el cáncer alojado.

“Yo pensé que no iba a poder tener hijos porque uno de los efectos (de la enfermedad) es que no iba a poder tenerlos”, dijo Blasini. “Así que no tuve solo uno, sino que Dios me regaló dos hijos”.

Mientras, a Avellanet la primera señal que lo alertó fue observar que, a pesar de que comía mucho, no engordaba. Mientras más  rebajaba, más se preguntaba qué tenía. 

“A mí lo que me salió fueron dos cosas a la vez”, dijo Avellanet en referencia a un Linfoma No-Hodgkin que le detectaron en 2010. “A mí me iban a operar el tumorcito, pero como no me podían operar fuimos  a un laboratorio a hacerme de todo, y me encontraron lo de las tiroides”.

Fue entonces que descubrió que tenía hipertiroidismo, un padecimiento en el que la glándula tiroides produce tanta hormona tiroidea que —en algunos casos— puede ocasionar pérdida de peso, según la enciclopedia médica “MedlinePlus”. Lo que le sucedió a él. 

La tiroides es una glándula con forma de mariposa ubicada en la base del cuello que produce la hormona tiroidea. De acuerdo con el portal en línea de la Oficina de Salud para las Mujeres (OWH, por sus siglas en inglés), esta controla varias actividades del cuerpo como lo son la velocidad en la que se queman calorías o cuán rápido late el corazón.

Pese a que existen excepciones, las mujeres que padecen de diabetes tipo 1, bocio o anemia son más propensas a padecer de enfermedades de las tiroides. Es decir, una de cada ocho desarrollará problemas en las tiroides a lo largo de la vida, según el estudio “Prevalence and Impact of Thyroid Disease” (2014) de la Asociación Americana de las Tiroides.

Las enfermedades de las tiroides se dan “dos o tres veces más en las mujeres que en los hombres”, contextualizó por su parte José García Mateo, endocrinólogo y presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología.

“De hecho, te diría que todas las condiciones endocrinas se van más en la mujer que en el hombre”, agregó.

El endocrinólogo dijo que, por lo general, las mujeres van más rápido al médico que los hombres debido a que muchas de las enfermedades de la tiroide alteran el ciclo menstrual. Los hombres igualmente tienden a confundir los síntomas con los de otras enfermedades.

Indicó que, en Puerto Rico, “se ha demostrado un aumento en todas las condiciones de tiroides, incluyendo nódulos tiroideos” porque han incrementado las herramientas para detectarlo a tiempo. Estimó que sobre un 20% de la población en la isla padece de alguna condición de tiroides. De ese porcentaje,  33% son mujeres que reportan un problema tiroideo.

No obstante, a juicio de la psicóloga clínica Isabel Hernández Ibarra, al diagnosticarse una enfermedad de la tiroides es importante no tan solo el respaldo de la familia, sino comunicarlo a los hijos para que estén conscientes de la condición médica.

“Uno de los factores más importantes para la recuperación tanto a nivel médico como a nivel personal es el apoyo”, mencionó.

La psicóloga clínica aclaró que brindar apoyo es estar para la persona cuando lo necesita: llevarla a las citas médicas, ir al cine, comer juntos. Mas eso no significa que el familiar debe cohibirse de expresar sus emociones, al contrario, debe ser lo más transparente posible.

Igualmente, dejó claro que la negación es normal porque es la manera en la que el ser humano reacciona ante la pérdida. Por ejemplo, la pérdida de la salud. “Es difícil porque es como enterarse de una pérdida de algo, quizás no es la pérdida de alguien, pero es la pérdida de tu salud”.

Sin embargo, todos los entrevistados coincidieron en que las enfermedades de las tiroides no representan un alto en el día a día. Es un cambio de rutina que no impide poder continuar con una vida normal, siempre y cuando se tomen las debidas precauciones.

Por eso, el próximo 20 de marzo, la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología celebrará una Feria de Salud en el vestíbulo de las instalaciones de Telemundo, de 8:00 a.m. a 1:00 p.m. El miércoles, 25 de marzo, a la misma hora, se llevará cabo una Feria de Salud en el vestíbulo del edificio Montehiedra Office Center, en San Juan.