No todos los tipos de cáncer presentan señales en sus primeras etapas, por lo que, los hematólogos oncólogos Lourdes Feliciano y Edgardo Rodríguez Monge coinciden en la importancia de que las personas visiten cotidianamente a sus médicos y se realicen pruebas de cernimiento. 

Según Feliciano, es de suma importancia que cada individuo visite regularmente sus doctores y se someta a las evaluaciones que sean necesarias ya sea por perfil demográfico o por indicación de su médico. Esto es de particular importancia en estos tiempos en los que, a raíz de la pandemia, muchos han optado por no visitar oficinas clínicas y/o hospitales ante la pandemia por COVID-19.

“Uno de los problemas que hemos visto es que, durante este proceso, la gente ha dejado de hacer se sus pruebas de cernimiento. Se nos ha olvidado que ya vivíamos en una pandemia que se llama cáncer, así que tenemos que trabajar con las dos. Si trabajamos con la pandemia del cáncer, usted estará en mejor condición física para enfrentar a la pandemia del COVID-19”, sostuvo. 

La hematóloga oncóloga explicó que es, precisamente, con estas pruebas regulares que se evita la aparición de síntomas, pues cuando se experimentan síntomas o señales, es porque ya hay una situación en estado avanzado.  

“Ahora mismo en Puerto Rico la causa número uno de muerte de nuestra población es el cáncer. Algún tipo de cáncer nos está robando una vida diaria, de ahí radica la importancia tan grande de que enfoquemos nuestros esfuerzos no solo en tratarlo, sino identificarlo en etapas tempranas”, continuó la doctora quien labora en el Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico. 

Feliciano apuntó a que las pruebas han demostrado ser efectivas y que disminuyen la mortalidad. 

El oncólogo Rodríguez Monge, dijo por su parte, que aunque no todos los tipos de cáncer pueden ser prevenibles, hay algunos que sí podrían trabajarse con acciones y prácticas preventivas, como el cáncer de la piel y cáncer asociado al consumo de tabaco. 

“Podemos prevenirlos al protegernos del sol y usando mangas largas, etcétera, es uno de los tumores más prevenibles. Por otro lado, se puede trabajar con todos lo que tienen que ver con el cigarrillo, como el cáncer de pulmón, cabeza y cuello, boca, lengua, esófago y otros lugares asociados a mayor incidencia de uso de tabaco”, explicó. 

En esta línea la doctora Feliciano aconsejó también que, en el caso del cáncer de colon, es importante que haya conciencia sobre cambios en la orina y la frecuencia de visitas al baño. 

Mientras que las mujeres activas sexualmente no deben dejar de realizarse su prueba de papanicolaou, así como la del virus del papiloma humano y consultar rápidamente con su ginecóloga o ginecólogo al notar sangrado vaginal y otras señales.

Aconsejó que también se dé paso al autoexamen en el hogar para identificar casos de cáncer de mama y, asimismo, hacerse las mamografías rutinarias a partir de los 40 años.

Por otro lado, Rodríguez Monge, señaló que, en relación con cáncer del cuello uterino, la vacuna para el virus del papiloma humano ha sido efectiva como método preventivo.

El doctor mencionó que la alimentación, además, puede ser un factor clave para evitar el desarrollo de algún padecimiento. 

“A nivel de prevención también se debe hablar de una dieta balanceada, porque hay varias enfermedades vinculadas al consumo grande de carne, como podemos verlo en el cáncer de colón”, dijo. 

Con una cifra de casi diez millones fallecimientos por cáncer en el año 2020, también la Organización Mundial de la Salud comparte algunas de sus recomendaciones. Entre las que destacan: realizar actividad física de forma regular, evitar el consumo nocivo de alcohol, evitar la exposición a la radiación ultravioleta y/o radiaciones ionizantes, así como reducir exposición a contaminación del aire que contenga radón, un gas radiactivo. 

La entidad señala como factor significativo el diagnóstico temprano, en lo que coincidieron los doctores entrevistados por Es Mental

“La detección temprana lo que significa es, poder hacer las visitas pertinentes a los profesionales de la salud, como el urólogo, ginecólogo, etcétera, y también realizarse exámenes a cada cierto tiempo. Nosotros encontramos tantas enfermedades tempranas gracias a eso, que no cabe duda de que es algo que se debe hacer sin falta”, concluyó Rodríguez Monge.