El golpe al bolsillo de los puertorriqueños tras el cierre de comercios y de talleres de trabajo que no brindan servicios esenciales y el toque de queda impuesto por el Gobierno para evitar la propagación del COVID-19, puede ser mitigado tomando medidas inmediatas de ahorro a nivel personal y siendo cautelosos al momento de gastar dinero, mientras llegan las ayudas estatales y federales que buscan darle la mano a la clase trabajadora. 

“En un momento como éste, más que nunca, las personas, especialmente las de bajos ingresos, tienen que tener mucho más cuidado en cómo utilizan el dinero. Hemos visto muchas personas que van al colmado, básicamente asustados, a comprar lo más posible. En sentido, quienes tienen menos dinero deben ser cuidadosos con las cosas que compran, y que lo que compran sea lo que realmente van a utilizar”, sostuvo David E. González Montalvo, presidente del Colegio de Contadores Públicos Autorizados (Colegio de CPA), en relación a las personas que han visto trastocados sus ingresos en estas dos semanas de cuarentena por el cierre temporal de sus lugares de trabajo.

González Montalvo exhortó a ser comedidos al momento de comprar alimentos y productos en el supermercado para no gastar de más y al mismo tiempo protegerse ante la enfermedad. Por eso, recomendó utilizar el sistema de recogido que tienen la mayoría de los supermercados, donde puedes hacer tu compra por internet y después recoger en la tienda. De esta forma, explicó, puedes comparar precios, comprar lo que verdaderamente necesitas y no exponerte a estar mucho tiempo dentro del supermercado.

Por otro lado, el economista José Caraballo Cueto hizo unas recomendaciones a través de su Twitter para paliar la situación económica producida por la emergencia de salud. Entre ellas, aconsejó comprar productos locales, “pertenecer a alguna organización constructiva de la sociedad civil” y a ahorrar.

La importancia del ahorro

El CPA recalcó la importancia de los ahorros para enfrentar situaciones imprevistas y de emergencia como la que vivimos. Sostuvo que no importa de cuántos sean los ingresos de una persona, el presupuesto siempre debe tener una partida para los ahorros.

“En tu análisis de presupuesto, tiene que haber un componente de ahorro, que precisamente es el componente que te ayuda en una situación momentánea, como la que estamos viviendo ahora mismo”, sostuvo.

De lo contrario, dijo, la gente no tendrá la capacidad para “sobrevivir” a una situación de emergencia, convirtiéndose en un problema mayor.

Subrayó que la gente debe asegurarse de que sus gastos sean acorde con el dinero que generan para luego no caer en quiebra.

En cuanto al uso de tarjetas de crédito, dijo que, aunque tiene sus beneficios en momentos de crisis, deben ser bien utilizadas para evitar problemas económicos graves, que también incluyen la quiebra.

Triste panorama

El CPA dijo que de extenderse la cuarentena y el toque de queda, la situación para los trabajadores se puede poner peor. Mencionó que a nivel de gobierno, se ha hablado de que los empleados utilicen sus días de vacaciones y enfermedad, pero que en la empresa privada no existe ninguna ley que obligue al patrono  a seguir pagando el salario a sus empleados.

“Vamos a suponer que esta situación se resuelva en unos dos meses, como te dije, pues vendrían los despidos y habría unos cambios al comportamiento del mercado que la gente va a tener que aguantarse más en cuanto a cómo utiliza el dinero, porque estamos en recesión, prácticamente entrando”, indicó.

El gobierno estatal y federal trabajan medidas para estimular la economía tras la emergencia por el COVID-19. En Estados Unidos se intenta aprobar en el Congreso el envió de cheques a cada individuo por la cantidad de $1,200. Esta medida, de ser aprobada, incluiría a Puerto Rico.

Entre tanto, la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, anunció una serie de medidas económicas para ayudar a la clase trabajadora. Entre ellas:

  1. Continuarán pagando los salarios de los empleados del sector público.
  2. Extienden el periodo de pagos de contribuciones sobre ingresos hasta el 15 de julio
  3. Suspenden el cobro del IVU en los muelles y en la cadena de reventa por los próximos 3 meses.
  4. Suspenden por un periodo de 3 meses la retención del 10% en el origen de pagos por servicios profesionales.
  5. No impondrán penalidades por incumplimiento con el IVU quincenal por dos meses; ni imponer penalidades por incumplimiento con el pago de los primeros plazos de la contribución estimada
  6. Otorgarán un incentivo de 500 dólares en efectivo a todos los trabajadores por cuenta propia.
  7. Destinarán una aportación de 1,500 dólares como incentivo para todas las pequeñas y medianas empresas que hayan cesado operaciones en medio de esta crisis.
  8. Bono de hasta $4,000 para todas las enfermeras en el sistema público y privado y hasta $2,500 para los técnicos de salud que asisten en estas labores.
  9. Se designa una aportación de hasta $4,000 para personal de respuesta de emergencias médicas y una aportación de hasta $3,500 para policías, bomberos y oficiales correccionales, entre otros
  10. Aumentarán los beneficios por desempleo a partir de julio de 2020.
  11. No suspensión de los servicios de agua y luz. Y en cuanto a carreteras, no se cobrarán los peajes durante esta emergencia.
  12. El Departamento del Trabajo y Recursos Humanos coordinará con el gobierno federal para ofrecer asistencia de desempleo a personas que trabajan por cuenta propia. 
  13. Periodo de 90 días de moratorias en el pago de hipotecas, autos, préstamos personales, préstamos comerciales y tarjetas de créditos.