La intimidad sexual no tiene porqué acabarse al llegar a la tercera edad, aunque se tengan que hacer ajustes, basados en la comunicación y la confianza entre la pareja, para dar y recibir placer.

Según el sexólogo y sociólogo argentino, Osvaldo Macri, las relaciones sexuales no siempre tienen que ser con coito, sino que hay muchas maneras diferentes de tener intimidad solo,  sola, o en pareja.

“Las expresiones de la sexualidad pueden incluir muchos tipos de contacto íntimo o estimulación, tanto en y con todo el cuerpo (manos, boca, ano, voz) como con juguetes sexuales u otros elementos, incluyendo fantasías”, planteó Macri durante un transmisión en vivo del Instituto Sexólogico Educativo de Puerto Rico.

“Una mano hábil puede dar más placer (a la pareja), tanto o más que la penetración”, agregó.

Macri aseguró que los adultos mayores pueden seguir haciendo lo que siempre hacían en el sexo, en la medida en que puedan. Incluso, recomendó a los adultos mayores a hacer las cosas que nunca se animaron a probar en otras etapas de sus vidas.

Hay dos cosas fundamentales para la plenitud sexual, sobre todo en la tercera edad: buena comunicación y confianza, sostuvo el sexólogo. Dijo que, por ejemplo, pueden hablar de las fantasías sexuales de cada uno. 

“Es válido tener fantasías y no está mal compartirlas con la pareja”, aseguró.

El sexólogo mencionó que el placer es un derecho humano que termina junto con la vida, según la Organización Mundial de Sexología.

Pero, dijo que para algunas personas, incluyendo los propios adultos mayores, puede resultar molesto o desagradable ver o imaginar a adultos mayores en situaciones erotico-sexuales. 

No hay derecho a criticar a los adultos mayores porque quieran vivir su vida sexual como les plazca, sentenció.

Por su parte, la sexóloga Didiana Berberana Serrano, quien acompañó a Macri en el Facebook Live, trajo a la conversación el asunto del tiempo al momento de tener relaciones sexuales. Dijo que es posible que durante la juventud se lograran cosas en la intimidad mucho más rápido que en la tercera edad, pero que eso no es negativo. 

“Hay que aprender a aceptar el cambio, y tener una actitud positiva. No hay que tener prisa, date el tiempo y descubre”, recomendó.

“A veces unas cosas no se logran, pero se logran otras, y son igual de placenteras», dijo por su parte Macri.

Agregó que en el caso de no alcanzar el orgasmo durante el acto sexual, debe evitarse la frustración. 

“Disfrutaste y eso es lo que vale”, aseguró.

En cuanto a la creatividad, la sexóloga mencionó varias sugerencias, entre ellas, colocar luces de colores en la habitación y poner música al momento de intimar.

El respeto a los adultos mayores

El sexólogo dijo que está de acuerdo con que los abuelos ejerzan su rol, pero no en que se conviertan en padres o madres sustitutos en la tercera edad, ya que muchos padres dejan a sus hijos al cuidado de sus abuelos constantemente. 

Berberana Serrano dijo que hay que reconocer que los adultos mayores también tienen su agenda. Mencionó, además, que la tercera edad es un buen momento para que las parejas disfruten de su sexualidad, sobre todo si durante la juventud no tenían el tiempo suficiente para hacerlo. 

El sexólogo dijo que hay que respetar el derecho que tienen los adultos mayores a vivir su sexualidad como quieran hacer, incluso si tienen o no pareja formal.

“El peso de la cultura sigue siendo bien pesado, pero creo que los jóvenes tienen que ayudar. Los jóvenes de hoy serán los viejos de mañana”, dijo en relación a qué hacer si los hijos cuestionan a sus padres por querer pasar tiempo juntos  y tener intimidad.

“Es un problema de quien lo dice, sus valores. Se evita con un desarrollo intenso de educación sexual”, puntualizó.