Cada comienzo para un nuevo año escolar trae consigo retos y metas tanto para padres como también para sus niños, por lo que es importante prepararse con anticipación. 

Como padres o cuidadores se deberá hacer un análisis de cómo se culminó el año académico anterior, según el Dr. Héctor Hernández, psicólogo de niños. 

“En base a esa información podemos buscar alternativas a algunas situaciones y comenzar un proceso de planificación y organización para el próximo semestre escolar. Cómo parte de este proceso debemos despertar la curiosidad de nuestros niños y niñas por el aprendizaje, muchos niños al comenzar un nuevo semestre académico se crean falsas expectativas que pueden causar preocupaciones y ansiedades en base a pensamientos erróneos”, señaló. 

Un aspecto relevante para la preparación a tiempo del nuevo año escolar es el poder hablar con los niños y niñas sobre sus expectativas para el próximo semestre académico. De acuerdo con el especialista en psicología, esto puede ayudar a poder mitigar preocupaciones o ideas erróneas sobre el próximo grado académico. 

Hernádez destacó que el proceso de preparación no se limita a niños y niñas, sino también adolescentes que requieren este tipo de preparación previa. 

“Cada etapa trae consigo expectativas y preocupaciones, que como padres debemos trabajarlas y divulgarlas”, agregó.

Preparación emocional y material 

Cabe destacar que la preparación de uniformes y útiles escolares es muy importante, pero, también lo es la emocional, para padres y sus hijos. 

En el contexto de la preparación material, el psicólogo resaltó que se debe elaborar un plan y prepararse con anticipación en los procesos de compra de materiales y uniformes para el año escolar. 

A esto agregó la importancia de involucrar a sus hijos en el proceso pues dicha acción aumentará el interés al nuevo semestre académico. 

Según Hernández, el proceso de selección de materiales y uniformes debe de ser uno participativo, donde el niño o la niña pueda expresar sus intereses y preferencias. Esto ayudará a expresar su personalidad en cada uno de los detalles que lo acompañará en el próximo semestre académico. 

“El que el estudiante llegue a su escuela con todos sus materiales fomenta hábitos adecuados de responsabilidad y organización es importante. Con éstos hábitos incentivamos como padres a nuestros hijos e hijas impactará positivamente en su autoeficacia y autoestima”, destacó.

En cuanto al aspecto emocional, Hernández contó a Es Mental que tanto en padres como en niños es uno fundamental en el entorno académico. 

“Si no atendemos aspectos de autoestima, manejo de estrés, manejo emocional y conductual, se podría ver afectado el desempeño académico diario de nuestros niños. La salud mental es un aspecto que nos puede afectar a todos por igual, por lo que es un área que debemos estar vigilantes y buscar ayuda profesional de ser necesario”, sostuvo. 

Recomendaciones

De acuerdo con el psicólogo, la literatura ha mencionado que la educación es un derecho fundamental de todo ser humano así que el proceso de aprendizaje debe de continuar adaptándose a los retos de los tiempos, en este caso, la pandemia del COVID-19.

Los padres y estudiantes deben de orientarse sobre los procesos de mitigación de casos y los protocolos actuales de las respectivas escuelas para el inicio de este año escolar. Esto pues, conocer los protocolos vigentes ayuda a la organización y a que los niños continúen reforzando las medidas de precaución.

Con esto, se trabaja en el aspecto académico y social en sus respectivos escenarios escolares.

“Ayudar a nuestros niños a comprender el valor del aprendizaje es responsabilidad de los encargados o cuidadores”, concluyó.