Hoy  jueves a las 3:00 pm estaremos conversando por Facebook Live con el Dr. Peter González, psicólogo clínico, y el Dr. Mario González, psiquiatra, sobre cómo promover la salud mental de los niños y adolescentes en pandemia, gracias al apoyo de FHC First Healthcare. ¡Sintoniza a través del Facebook de Es Mental o de FHC – Salud Mental!

La salud mental de los niños y jóvenes se ha visto afectada durante la pandemia de COVID-19, reportándose casos de ansiedad y depresión en esta población, según expertos entrevistados por Es Mental.

“La ansiedad porque ya no puedo ir al parque. (Lo que se veía en) las noticias, y muchas veces los padres le transmitieron esa ansiedad a los niños y a los adolescentes al no comprender qué era la COVID. También veníamos de unos temblores, sobre todo en el área sur, donde más se ha visto esta comunidad de niños afectada”, explicó el psicólogo clínico Peter González sobre los motivos de la ansiedad.

Agregó que el cambio hacia la escuela virtual y todos los imprevistos que vivieron los niños y jóvenes, como por ejemplo, por problemas de conexión, también les provocó ansiedad.

En términos de la depresión, el psicólogo clínico indicó que ésta fue provocada por situaciones como no poder ir a jugar al parque, ir al centro comercial, y que todo tenían que hacerlo a través de una computadora.

El Dr. González, quien ofrece sus servicios en el First Hospital Panamericano, indicó que, además de la ansiedad y la depresión, les llegaron casos donde los menores se vieron afectados por maltrato en sus hogares.

Explicó que la ansiedad y la depresión producto del maltrato se debió a que los padres  tuvieron que fungir como maestros sin estar preparados, lo que les causó  frustración y entonces descargaron esa frustración como maltrato. 

“Tal vez no (fue) intencional, pero sí sigue siendo maltrato hacia los niños”, explicó.

Sobre las hospitalizaciones, dijo que, contrario a lo que se pueda pensar, muchos padres no querían llevar a los niños a un hospital por miedo al contagio. Indicó que, a pesar de que tenían síntomas de depresión mayor o ansiedad mayor,  sus progenitores los dejaban en las casas el mayor tiempo posible, tratando de evitar una hospitalización, lo cual al final podía provocar una hospitalización más severa.

El Dr. Mario González Torres, presidente de la Asociación Puertorriqueña de Psiquiatras de Niños y Adolescentes, coincidió con el psicólogo clínico en que los trastornos más vistos entre los niños y adolescentes durante la pandemia fueron la ansiedad y la depresión. No obstante, el psiquiatra agregó que también se vio el uso de sustancias (alcohol, drogas ilícitas, mal uso de medicinas) en esta población.

El psiquiatra aseguró que “se ha observado un aumento en la necesidad y búsqueda de servicios de salud mental” durante la pandemia.

La segunda pandemia

“Esperamos una segunda pandemia, pero esta vez emocional, donde casos que no fueron atendidos, que sí llamaban para para pedir algún tipo de recomendación telefónica, (vendrían)”, sostuvo el psicólogo clínico, quien prevé un aumento en la búsqueda de servicios de salud mental en Puerto Rico tras la apertura.

“Estamos hablando de jóvenes que cortaron completamente etapas de vida que son tan necesarias”, agregó.

Entre esas etapas, explicó, figuran el poder ir a la escuela, jugar con otros, enamorarse, pelear y resolver problemas con amistades, entre otras etapas de socialización.

Herramientas para promover la salud mental

El psicólogo clínico recomendó “comportarnos como familia pre pandemia” e ir retomando las actividades que se hacían antes, como por ejemplo, caminar por el Viejo San Juan, volar chiringa, ir a la playa y a lugares al aire libre, hacer ejercicio, entre muchas otras actividades.

“Ir sacando ese tipo de niñera virtual que teníamos durante este año y pico, que los PlayStation y la consola y la computadora fueron básicamente los cuidadores de nuestros niños”, dijo el psicólogo clínico.

En la casa también se pueden hacer actividades, como armar rompecabezas, jugar con bloques y pintar, aconsejó.

“Es empezar a insertarnos en la vida de estos menores de manera física y presencial”, dijo.

“Tratar ya de evitar mucho lo que es lo virtual, que ha sido bueno y que nos resolvió mucho y que llegó para quedarse, porque no podemos demonizar nada de lo que es virtual. Yo creo que nos ayudó y que nos comenzó a hacer cambios buenos para el futuro. Pero crear un balance, hacer cosas positivas con ellos. Lo importante es sentarse con ellos, hablar. Cómo se ha sentido y qué cosas ellos quieren hacer o quisieran hacer y nosotros ver de qué manera tenemos los medios para hacerlo”, puntualizó.

También recomendó a los padres evaluarse en cuanto a cómo están manejando la pandemia, ya que muchas veces le transmiten la ansiedad que sienten a sus hijos. Luego, hablar con los niños y estar pendiente a señales que podrían presentar, como no dormir o comer bien y no querer salir de la casa. De ser así, debe considerar buscar algún tipo de ayuda, sostuvo.

Por su parte, González Torres recomendó hablar abiertamente sobre los temas de salud mental y que los padres o cuidadores manejen sus estresores y síntomas. Agregó que se debe intentar compensar con actividades sociales y extracurriculares, establecer rutinas y no minimizar lo que siente el niño o adolescente.

González Torres también aconsejó a comenzar a preparar a los menores para el regreso a la escuela, conocer los protocolos de seguridad y practicarlos. 

“Debemos estar disponibles para escucharlos y validar sus emociones, apoyarlos, ayudarlos a reconocer sus emociones y normalizar las mismas. Es de entender que te sientas asustado, nervioso, preocupado, pero vamos a ayudarte a manejar ese temor. Prepararlos para una escuela distinta a la que recuerdan”, concluyó.