Existen muchos estereotipos alrededor de la menopausia. Muchos piensan que mata por completo el deseo sexual, que las mujeres pierden su feminidad e incluso que siempre están de mal humor. Todo lo mencionado son mitos y no realidades que surgen por falta de educación sexual acerca del tema. 

La sexóloga Edna Carrero explicó un concepto que suele confundirse con la menopausia y es el climaterio. El climaterio se compone de la premenopausia, la menopausia y la postmenopausia, es decir, la menopausia es solo una de las etapas dentro del climaterio.

Muchas personas piensan que la menopausia es desde los 40 años hasta siempre, sin embargo, la menopausia solo ocurre 12 meses consecutivos sin menstruación. Luego, se experimentan otros síntomas, o ninguno, cuando se entra inmediatamente a la postmenopausia.

En esta etapa es normal que se disminuya la actividad sexual, pero no se debe eliminar por completo. “Un error durante la menopausia es dejar de tener relaciones sexuales, ya que te atrofia con mayor rapidez la vagina; debes empezar a dialogarlo con tu pareja para ir poco a poco (en el sexo) y descubrir otras zonas erógenas”, dijo Carrero. 

Si se pregunta qué es la atrofia vaginal, es el adelgazamiento, resequedad e inflamación de las paredes vaginales que puede ocurrir cuando tu cuerpo tiene menos estrógeno. 

Otro factor para que se disminuya la actividad sexual son los síntomas que pueden presentarse, tales como sofocos, dolores de cabeza, mal humor, resequedad vaginal, dolor coital. Cabe destacar que todas las mujeres van a tener una sintomatología parecida pero diferente, ya que cada caso es individual. 

Muchas veces los hombres no comprenden este proceso, y por esto es importante que ambos se eduquen antes de que llegue esta etapa. “Si tu pareja no conoce lo que está sucediendo (en la menopausia), surgen problemas en las relaciones”, comentó la sexóloga. 

Carrero planteó que se espera que de aquí a dos años hayan 1.2 billones de mujeres con 50 años o más, según la OMS. “Por esto se necesita la educación sexual, para empoderarlas y que estén saludables con una mejor calidad de vida”, expresó.

Por otro lado, la especialista en diversidad funcional y secretaria del Comité Promoción de la Salud Sexual de la Asociación de Psicología de Puerto Rico (APPR), Aisha Molina, habló sobre cómo la menopausia puede implicar diversidad funcional. 

“El área de diversidad funcional es todas las cosas que están sucediendo en nuestro cuerpo de una manera distinta de lo que se sugiere como la norma. Cuando llegamos a la menopausia o climaterio alcanzamos diversidad funcional. Muchas llegan a esta etapa con diabetes, artritis u otras condiciones de salud que afectan la sexualidad, la lubricación, el deseo sexual, entre otras cosas”, explicó Molina. 

Carrero ha llevado a cabo múltiples investigaciones, y en ellas ha encontrado la falta de educación sobre este tema en mujeres de distintos niveles académicos. 

“La salud sexual es bienestar en todas nuestras etapas de vida, incluyendo la menopausia, y por esto es importante reforzar la educación sexual”, reiteró la sexóloga.