La leucemia, o la llamada «sangre blanca», es un cáncer de la sangre. Existen varios tipos y subtipos de la enfermedad, tanto en niños como en adultos, y aunque es una enfermedad crónica hoy en día muchas de las leucemias son curables o manejables con los avances que ha habido en los tratamientos, según nos explica el hematólogo oncólogo Luis Clavell.

El diagnóstico temprano no es fácil, porque puede ser una enfermedad silente ya que las células malignas pueden estarse reproduciendo por meses o hasta un año sin que el paciente presente síntomas y no existe una prueba diagnóstica aún lo suficientemente sensitiva para detectarlo, sostiene el Dr. Clavell.

 

La mayoría de los pacientes lo que presentan son fallos en el funcionamiento adecuado de la sangre y de sus células blancas y esto significa que pueden tener anemia, sangrado en las encías, moretones, petequias o desarrollan infección. La recomendación del galeno es que usted conoce su cuerpo y si usted detecta una sintomatología fuera de lo usual consulte a su médico primario que es el llamado a hacer este diagnóstico.

Los posibles tratamientos dependerán del tipo y subtipo de leucemia para diseñar el tratamiento que puede ser más apropiado para el paciente.