Un buen comportamiento, trato y cortesía con los demás deben ser valores que se trasfieren incluso cuando se trata de las interacciones de manera virtual. Por eso, existe la netiqueta.

La psicóloga clínica Gladiminet López explicó a Es Mental que la netiqueta son normas que buscan regular el comportamiento de los usuarios en la Internet para tratar de asegurar o mantener unas sanas convivencias en los entornos digitales.

“Las netiquetas nos ayudan a mostrar sensibilidad”, sostuvo. 

López destacó su importancia, pues estas normas intentan garantizar la sana convivencia, el buen trato y que los espacios en las redes sociales sean los adecuados. 

El no seguir la netiqueta puede provocar problemas, como, por ejemplo, los perfiles falsos que en ocasiones son usados para  expresar comentarios hirientes y que creen que por ser anónimos, la persona no se va a afectar. Pero en efecto, la persona que recibe estos comentarios sí se afecta, aseguró la psicóloga clínica.

También explicó que cuando no se le da la importancia a la netiqueta, algunos individuos tienden a sobrepasar los límites, pues no conocen o ignoran estas normas en los espacios digitales.

En concordancia, la psicóloga escolar Lorna Peña definió la netiqueta como un conjunto de normas o protocolos informales que van a regular el comportamiento de los usuarios dentro de unos espacios cibernéticos. Por ejemplo, correos electrónicos, foros, chats o aplicaciones.

“Nos permite, entonces, relacionarnos con respeto, con empatía, con educación”, señaló al tiempo que destacó la importancia de la netiqueta para mantener una sana convivencia en el mundo virtual.

Por su parte, el estudio Prácticas morales y normas de netiqueta en las interacciones virtuales de los estudiantes de educación secundaria, define a la netiqueta como las normas de comportamiento en las plataformas de la red como el correo electrónico, páginas de Internet, mensajes, redes sociales y todo aquel espacio virtual en el  que se lleve a cabo el intercambio de alguna información. 

El artículo enfatiza que la Internet y las redes sociales son un privilegio para los usuarios e implica una responsabilidad. El mismo sostiene varias reglas de netiqueta propuestas y algunas son:

  • No utilizar la red laboral o académica para el uso personal. 
  • No usar mayúsculas en charlas, pues se interpreta como grito. 
  • Evitar los mensajes en cadena. 
  • Procurar la prudencia en opiniones y comentarios hacia otros.
  • Cuidar el humor. 

Peña, quien también es profesora, explicó que los individuos deben comenzar a leer un poco más sobre el tema y educarse, y tratar a los demás como gustaría que los traten, aunque sea por medio de algún aparato o vía virtual.

Recomendó además cumplir con las mismas reglas de cortesía, empatía que se tienen con todo el mundo, solamente que en este caso sería por medio de un aparato móvil. El no perder de perspectiva que se están dirigiendo a un ser humano, que es quien  está recibiendo una información.

Además, recomendó respetar el tiempo y espacio de los demás. “Nosotros tenemos que pedir permiso, si vamos a etiquetar a una persona o compartir alguna información”. 

De acuerdo con López, es de suma importancia conocer estos términos, puesto que los adultos  pasan un promedio de ocho horas en los aparatos electrónicos.

“Estamos mucho tiempo en las redes sociales y, ese tiempo que nosotros invertimos, es importante invertirlo de manera adecuada, sea cual sea el tiempo y garantizar el buen trato de las personas”, agregó. 

La doctora exhortó a continuar utilizando el mundo digital, pero con respeto, mesura y trasladando las mismas reglas de la vida real a las redes sociales.