A menudo escucho a muchas mujeres expresar que no les sobra el tiempo y viven en el ajoro. A terapia llegan cuando ya la situación se convierte en un problema de ansiedad o depresión. Pero, al explorar su rutina y estilo de vida, poco a poco han ido llenando el vaso hasta derramarse.

Hoy día muchas mujeres reflejan síntomas o condiciones de ansiedad y depresión. Se ha identificado como una de las causas el cansancio acumulado, el ajetreo en el que viven y la falta de calidad de vida que les consume poco a poco hasta enfermarlas.

Se observa en la mujer de ahora quiere llevar las mismas cargas de la mujer de antes, olvidando que tiene muchas cargas más. Me refiero a que esta mujer trabaja a tiempo completo y a veces hasta tiene dos trabajos, trabajos de noche, de sábados y domingos. Tiene hijos que cría sola y sin ningún tipo de ayuda. No tiene la ayuda de padres o suegros porque estos trabajan también. A su vez, esta mujer hace el rol de ama de casa, de madre, de esposa, de hija y quiere cumplir con todo a la vez. Los niños de hoy realizan dos y tres deportes. Las familias están divididas y lo que antes se trabajaba en equipo, ahora es una persona a la vez. Esto no son todos los casos, tampoco todas las familias, pero son los casos de muchas mujeres en el día de hoy.

Identificar si este es el problema es el primer paso. Luego, reconocer que para mejorar es necesario realizar cambios en la rutina y hasta tomar decisiones. Mantener calidad de vida para ti y todos en el hogar es la prioridad. Entonces, se escogen batallas y se acepta que aunque eres fuerte, capaz y poderosa, NO eres la Mujer Maravilla. Eres una mujer real que necesita delegar, descansar, decir no y hacer un balance.

¿Qué podemos hacer?

  1. Crianza- Niños(as) independientes y líderes, que se encarguen de tareas y responsabilidades del hogar según las edades. Igualmente, que se encarguen de sus rutinas y deberes. Se les delega y cada uno es responsable de sus cosas, como por ejemplo, hacer su cama, recoger el cuarto, tener la ropa en orden, poner los platos en la mesa y hacerlas asignaciones solos.
  2. Rutinas- Horarios y rutinas anticipadas. Tener hora de despertarse y cada cual usar su despertador. Acostarse temprano (8:30p.m). Usar un calendario con las actividades para que cada cual tenga claro lo que tiene que hacer por día. Delegarle las responsabilidades de sus actividades para estar preparados ese día. Cuando se acuestan temprano, te sobra tiempo para hacer tus cosas, sola y relajada. Además que ellos descansan y están de mejor humor al siguiente día.
  3. Espacio y privacidad- Niños(as) duermen en sus cuartos. En muchos problemas de pareja, al explorar, puedo identificar que los niños están durmiendo desde el momento de nacer en los cuartos de la pareja y así permanecen por años. La pareja, y en este caso, la mujer, no tiene privacidad ni espacio personal. Esto no es saludable para nadie. Cada cual necesita su espacio y privacidad.
  4. Organiza y simplifica – Prepara comidas semanales. Esto ayuda a que tengas las comidas de la semana listas y no tengas que cocinar. ¡Facilita tu vida! Si puedes, paga servicio de limpieza. Puede ser semanal o bisemanal. Maximiza el tiempo y en la semana realiza poco a poco diligencias. El fin de semana, ¡que sea para disfrutar! Todos a la playa, a comer fuera, de paseo, al Viejo San Juan… 
  5. Ten tiempo para ejercicios y dieta. ¡Es importante que te cuides y te mantengas radiante por ti y tu salud!
  6. Ve a tus citas médicas – no te olvides de tu salud en general, mente y cuerpo.
  7. Tiempo para tus actividades, amistades, estar sola, hacer lo que te gusta. ¡Disfrútalo, que te lo mereces! 
  8. Escoge los deportes y actividades de niños. No tienen que hacerlo todo ni ir a todo. Si fueron a un cumpleaños el viernes, no tienen que ir a otro el sábado. Si hacen un deporte y tienen prácticas dos veces en semana y juego un día adicional, ¿por qué otro deporte más? Pensamos que es importante, pero necesitan calidad de vida todos. No vivir en ajetreo, peleas y discusiones día a día por no tener tiempo libre por tener estas rutinas o por estar para arriba y para abajo.
  9. Tiempo de calidad para todos en familia- Un día de estar en la casa y ver películas, hacer pop corn, jugar juegos de mesa, hacer dinámicas familiares, cocinar juntos. ¡Simplemente estar relax en familia!