Sentimientos de ansiedad, irritabilidad y negación pueden estar presente al momento de atravesar por un despido laboral. 

Además, es una situación que puede traer estrés, inseguridad laboral e inestabilidad emocional. Por eso, Es Mental conversó con especialistas en salud mental y conducta humana para brindar herramientas y consejos prácticos a personas que estén atravesando por este proceso. 

La trabajadora social Mariane Salomé explicó que un despido laboral produce cambios inmediatos, los cuales se deben asumir con responsabilidad para poder continuar hacía adelante.

Sin embargo, reconoció que para muchas personas la situación no resulta fácil y se despiertan emociones, pensamientos y actitudes que pueden afectar el ánimo de los individuos. 

“Como trabajadora social, una herramienta que sería bien importante y el primer paso para afrontar el despido es aceptando la situación para que puedan dar el siguiente paso de una manera que sea más organizada, estable y saludable”, sostuvo.

Indicó que en efecto, con la pérdida de empleo se vive un proceso de duelo, donde la persona va a experimentar diferentes etapas como,  por ejemplo, la negación.

Asimismo, mencionó que la persona puede llegar a experimentar cambios emocionales, como baja autoestima, además de sentimientos de culpa, depresión e incluso pensamientos suicidas.

Por esto, hizo hincapié en la importancia de que la persona acepte que está viviendo un proceso de duelo, pues le ayudará a asimilar el proceso.

“Ya nada más el estar despedido nos está afectando en todos los aspectos, no solamente la parte económica, sino que ahí también reaccionamos con todo lo que es el temor, ansiedad, inseguridad, ya que nos vamos a ir viendo como un futuro incierto”, explicó en concordancia la Dra. Angélica Vélez, psicóloga.

Aprender de lo ocurrido puede ayudar a lograr encontrar un nuevo empleo, pues si las personas se quedan estancadas en la etapa de negación, el proceso se volverá más complicado, según destacó. 

Estableció además la importancia de ser más optimistas y valorar las cualidades que tiene. Esto ayudará a mantener un mejor estado de ánimo, y por consiguiente mejora la manera de pensar y actuar al momento de buscar nuevas oportunidades de empleo. 

Recomendaciones y consejos 

Entre las herramientas principales, la trabajadora social recomendó el hecho de tomar acción, realizar una búsqueda activa de empleo, buscar cartas de recomendación, actualizar el resumé, o incluso reunir los documentos necesarios para cuando se solicite a algún otro empleo.

Aconsejo a las personas a tener un análisis completo y consciente de sus finanzas, que tengan un banco de recursos y realicen un listado de los gastos fijos mensuales. Así como realizar una lista de los gastos que puedan ser suspendidos durante el tiempo que puedan estar sin empleo. 

Otra herramienta que recomendó fue que se orienten y busquen los requisitos sobre las ayudas gubernamentales, como el Plan de Salud del Gobierno y aquellas ayudas que puedan colaborar con el pago del agua y luz.

Aconsejó, además, que las personas siempre cuenten con al menos tres meses ahorrados de dinero para que pueda lograr pagar los gastos mensuales de mayor importancia. 

Siempre van a estar las oportunidades, lo importante es no frustrarse y siempre seguir adelante hacía el objetivo que queremos lograr”, agregó. 

Ambas concordaron con el hecho de que la organización y planificación en el proceso son de suma importancia. “Es tomar acción, no es quedarnos sentados en que todo se solucione, es hacer un nuevo resumé, comenzar a hacer llamadas, buscar en los clasificados, en el periódico, y en diferentes áreas para uno comenzar a salir de esa zona de comfort”, agregó la trabajadora social. 

De manera similar, un artículo sobre cómo afrontar un despido laboral destaca que estar desempleado afecta al estado emocional y puede causar muchos problemas psicológicos como depresión, ansiedad o insomnio. 

Por lo que, brinda varias recomendaciones para los individuos que están o pueden pasar por ello en algún momento de sus vidas, entre ellas:

  • Aceptar el duelo
  • No tomarlo como algo personal
  • Asegurarse de que todos los procesos se hagan de forma legal y correcta
  • Conocerse a sí mismo
  • Reinventarse y aprovechar el momento de cambio
  • Prestar atención a las finanzas

Pese a que el despido puede trastocar muchas emociones, es vital que la persona mantenga, en la medida que se pueda, una actitud positiva, pues es lo que ayuda a combatir las emociones y pensamientos negativos, de acuerdo con Vélez. 

“Esa actitud positiva nos ayuda a manejar mejor el estrés que se está enfrentando”, mencionó la psicóloga.

El despido laboral, recomendó verlo, más allá de una pérdida, como una oportunidad para el crecimiento personal y para reinventarse como individuo. 

Aun así, Vélez afirmó que el estrés provocado por la pérdida de empleo es mucho mayor de lo que se piensa. Por eso, recomendó buscar ayuda profesional, de la mano con personas que trabajen con las finanzas, para que les ayude a trabajar con el poco ingreso con el que se cuenta por causa del despido. 

Finalmente, la trabajadora social también alentó a las personas a buscar ayuda con profesionales de la salud mental para que reciban estrategias con las que puedan afrontar la situación de duelo o pérdida, en este caso de empleo.