Estamos acostumbrados a cuidar la salud física y el cuerpo.  A visitar médicos, ir al gimnasio y hacer múltiples dietas para vernos bien.  No solo para estar bien físicamente, sino para mirarnos al espejo y decir “me veo bien”. Pues algo similar pasa con la salud mental y así de necesario es cuidarla y velarla. La diferencia es que no se hace.  Por el contrario, se descuida muchísimo siendo tan importante como la salud física.  Cuidar tu salud mental es tu responsabilidad.

Existen diferentes formas de comenzar a cuidar la salud mental y así poder tener un balance de mente y cuerpo, que es lo ideal. A continuación algunos consejos.

  1. Comienza a estar consciente de tus emociones. Dale importancia a cómo te sientes. ¿Cuánto tiempo llevas sintiéndote así? ¿Para ti es normal o no ese estado? ¿Es necesario buscar ayuda profesional? ¿Psicológica o psiquiátrica? Estas son las preguntas que te debes de hacer y si, éstos son los especialistas para cuidar tu salud mental.  Es importante romper miedos y tabúes para poder lograr trabajar bien con el problema que tengas.
  2. Identifica tus pensamientos. Repite el mismo ejercicio del paso uno, pero con tus pensamientos. Hay que pensar bien, para sentirse bien. 
  3. Identifica tus rutinas, patrones de conducta y decisiones de vida. La calidad de vida ayuda a tu salud mental. Por el contrario, vivir mal por diferentes razones impacta tus emociones, estado anímico y, a largo plazo, puede afectar tu capacidad de poder enfrentar un trastorno de ansiedad o depresión. Algunos ejemplos de señales de posibles trastornos son problemas en los patrones de sueño y alimentación, hábitos tóxicos, relaciones tóxicas, y discusiones constantes, entre otros. 
  4. Evalúa tu vida. ¿Eres feliz con la vida que tienes? ¿La agradeces a diario? ¿Logras tus metas a corto o largo plazo? O por el contrario, ¿procrastinas, dejas para después y nunca haces o dejas a mitad lo que quieres? Tener la vida que queremos es importante para la salud mental.  Identifica tus metas, escríbelas y propónte caminar hacia ellas. Agradece lo que tienes, lo que haces, y disfrútalo.
  5. Conéctate al presente. ¿Vives en armonía, paz, en el momento, das amor y lo recibes?., Estar aquí y ahora, disfrutar lo que tenemos y expresarlo, vivirlo y sentirlo está asociado a una buena salud mental. Date la oportunidad de conectar, amar, sentir y expresar. En fin, date la oportunidad de vivir. Estás aquí y la vida es un regalo, ¡disfrútala!

*La autora es psicóloga clínica y forense con práctica en Guaynabo, Puerto Rico.