La recuperación de los pacientes con daño cerebral adquirido en Puerto Rico se está viendo trastocada debido a la desinformación sobre el tema, aseguró la neuropsicóloga clínica especializada en el tema, Alessandra Landrau Sálamo.

Precisó que hay muchos pacientes que no reciben información sobre qué hacer a partir de la lesión, factor que pone en riesgo a su rehabilitación. Como consecuencia, dijo que dan de alta al paciente, pero los familiares de la persona no saben qué hacer. 

“Tiempo es cerebro”, afirmó la experta en neurorehabilitación al destacar que el cuidado de la salud luego de un daño cerebral adquirido es esencial para restaurar y mantener la capacidad cerebral. 

Explicó que el daño cerebral es causado, mayormente, por un agente externo o interno al sistema nervioso central, lo que puede producir una disminución de la conciencia y alteraciones en las capacidades sensoriales, físicas, emocionales, cognitivas y conductuales.

Añadió que existen dos tipos: lesiones traumáticas y no traumáticas. Las traumáticas pueden ser accidentes de vehículos, lesiones deportivas, heridas de combate o de balas. Por otro lado, describió que las no traumáticas consisten en trastornos compulsivos, meningitis, tumores cerebrales, hematomas, accidentes cerebrovasculares, aneurismas, encefalitis, entre otros que ya se producen como tal dentro del cerebro. 

Luego de una lesión cerebral, que depende de su nivel, severidad y la extensión de esa lesión, es necesario que se actúe de manera inmediata, alertó. Mientras más rápido la neuropsicóloga brinde apoyo al paciente, para preservar la capacidad cognitiva, aseguró. 

Apuntó que los efectos de la falta de educación sobre el tema se ven reflejados en los grupos de apoyo de los cuales participa y sus pacientes. 

¿Por qué se debe estar en alerta sobre el tema?

De acuerdo al último informe de las causas de mortalidad más comunes en la Isla, las condiciones cardiovasculares figuran entre las primeras, aseguró.

Si padeces de diabetes, sobrepeso, presión arterial, ya aquí estamos viendo tres factores de riesgo que pueden causar una lesión no traumática”, ejemplificó. 

Advirtió que informarse sobre los daños cerebrales adquiridos no debe de ser relevante solo para la población mayor de edad, pues, aunque se suele asociar con personas de 75 años o más, las estadísticas evidencian lo contrario. Incluso, hay personas que sufren de este daño entre los 50 años, dijo. 

Subrayó que cada vez la edad en la que una persona puede ser expuesta va disminuyendo porque al pasar del tiempo las condiciones cardiovasculares son más vistas en los jóvenes. 

Apuntó a que tanto en Latinoamérica como en Puerto Rico y Estados Unidos hay altos porcentajes de personas entre los 20 y 40 años que están sufriendo condiciones cardiovasculares, problema que está mayormente asociado a las mujeres. 

Según el Advanced Cardiovascular Life Support (ACLS), los factores de riesgo más comunes en los jóvenes son consumir tabaco o drogas, la presión arterial alta (hipertensión) y el colesterol LDL elevado. La hipertensión por sí sola es un factor de riesgo que causa el 13% de las muertes en todo el mundo, establece el informe.

Por su parte, Landrau Sálamo comentó que siempre se desarrollan secuelas y la capacidad de la persona se ve afectada, aspecto que, en este caso, implica cambios de vida a temprana edad. Mientras, alertó que, por surgir a temprana edad, el cuidado médico sale mucho más costoso para los planes médicos.

Explicó que es necesario examinarse antes, durante y después de tener daño cerebral adquirido. Si ya tuvo uno o si no ha padecido de uno, pero tiene una condición que lo pudiese facilitar, la evaluación médica es requerida para la prevención

Destacó que es importante que, luego de un daño cerebral adquirido, el salubrista le refiera a un neuropsicólogo para atender las secuelas y déficit.

En su caso, comentó que muchos pacientes tienen daño cerebral adquirido, pero no necesariamente reciben los tratamientos necesarios para atender esas secuelas después de la lesión. Entonces, vienen a su oficina a recibir ayuda después de que pasó un lapso de tiempo, pero, en este punto, ya es más difícil recuperarse

Finalmente, explicó que cada vez es más recurrente que los médicos y otros profesionales le den mayor importancia al estilo de vida. Igualmente, comentó que las personas le están dando más atención a lo que es el cuidado de la salud.