El conocimiento y la acción de la ciudadanía son esenciales para protegerse a nivel personal y frenar la propagación del virus del dengue en Puerto Rico, ante la emergencia de salud pública declarada recientemente por un histórico aumento de casos.

El dengue, una enfermedad viral aguda que es transmitida por la picadura del mosquito Aedes Aegypti y es muy común en regiones tropicales, puede ser experimentada hasta cuatro veces en una persona. Por lo que, la acción colectiva es necesaria para evitar que los casos sigan incrementando, explicó a Es Mental la epidemióloga Kathleen N. Morales Sánchez.

La epidemióloga dijo que en la última actualización sobre los casos de dengue (en las semanas epidemiológicas del 1 de enero al 17 de marzo de 2024) se reportaron un total de 586 casos de vigilancia. La mayoría de estos en la región de salud de San Juan, con 289 casos, seguido por la región de Bayamón, con 79 casos, y por último la región de Mayagüez  con 71 casos. De estos, 361 terminaron en hospitalizaciones, 31 de ellas fueron casos severos. a hasta el momento no hay fatalidades asociadas a la actual emergencia, detalló Morales Sánchez. 

Aunque todo el año se podrían reportar casos de dengue, ¿Qué implica una declaración de emergencia pública?, Es Mental preguntó a la especialista.

“Una declaración de una epidemia de dengue se toma por las autoridades de salud pública cuando el número de casos de dengue supera los umbrales establecidos. Cabe recordar, que el dengue es una enfermedad endémica, a lo que se esperan casos durante todo el año.

Sin embargo, los últimos meses estos casos ‘esperados’ han superado el umbral por lo que se determinó una epidemia’’, señaló 

En la actualidad el grupo poblacional con mayor cantidad de casos se encuentra entre las personas de 40 a 59 años. 57 por ciento hombres y el 43 por ciento mujeres.

El dengue es endémico en al menos 100 países subtropicales, lo que significa que está presente todo el año y hasta la actualidad existen 4 tipos de este.

La doctora en medicina primaria y preventiva, así como fundadora de Salud con Propósito, Gabriela Cotto Pérez, detalló que entre los síntomas del dengue se encuentra mialgia o dolores musculoesqueletales, dolor de cabeza, dolor de barriga; náuseas, vómitos, engrandecimiento de los ganglios linfáticos, salpullido y fiebre.

Importante conocer los síntomas del dengue

“Es importante señalar estos síntomas no específicos, porque de ustedes estar presentándolos, se conoce como un posible caso o un caso sospechoso. Es esencial que le deje saber a su proveedor de salud’’, apuntó la doctora Cotto Pérez.

Recalcó que, la fase de fiebre del dengue, puede durar aproximadamente 2 a 7 días. 

“Si usted presentó estos síntomas y se le hizo una prueba no específica, como seria la serológica o específica, como la molecular, y dio positivo, manténgase su casa en descanso, hidrátese y maneje su dolor con acetaminofén, no con aspirina ni derivado de esto. También es importante el seguimiento continuo con su médico de cabecera’’, agregó Cotto Pérez.

Como salubristas, la doctora planteó que, el mayor reto al que se enfrentan hoy día, es la coexistencia del dengue con la bacteria de leptospirosis. 

“El mayor reto es no poder identificar una leptospirosis a tiempo, enfocándonos en dengue, porque los síntomas son muy similares. De hecho, pueden coexistir. La diferencia radica en que el dengue es un virus y la leptospira es una bacteria, por lo tanto, se trata con antibiótico en una fase temprana’’, detalló. 

Por otro lado, la epidemióloga hizo un llamado a prestar atención a la evolución de los síntomas, “ya que 1 de cada 20 pacientes con el virusdel dengue puede desarrollar dengue grave y posiblemente mortal’’, precisó.

Ante señales como somnolencia, dolor de estómago, vómitos persistentes,intranquilidad o irritabilidad; mareo o desmayos y/o sangrado en encías,nariz, vómitos, heces y orina, se debe buscar ayuda inmediata.

Ambas profesionales coincidieron en que la acción colectiva es pieza clave para frenar los contagios, pues las medidas de prevención pueden salvar vidas.

“El hoy hacia tu prójimo se puede convertir en el mañana para los tuyos. Entre las medidas de prevención se encuentra el inspeccionar tu casa, buscar lugares en donde pueda haber almacenamiento de agua, revisar los patios, balcones, los tiestos, entre otros objetos dentro y fuera del hogar’’, aconsejó la doctora Cotto Pérez.

Recomendó también el uso de repelente, prestando atención a no aplicarlo sobre manos ni zonas en las que se pueda tener contacto con los ojos. En el caso de los niños, de las poblaciones más vulnerables, evitar que contengan eucalipto ni metano biol. 

El uso de ropa con mangas y emplear mosquiteros o telas metálicas, también se aconsejan a la hora de evitar la exposición a las picaduras.

Asimismo, existe una vacuna aprobada para niños de 9 a 16 años con infección previa por el virus del dengue. Esta puede proteger contra casos futuros de enfermedad, hospitalización y enfermedad grave.

La vacuna contra el dengue está disponible todo el año. Pero es importante que se efectúen pruebas para confirmar que el niño o la niña han tenido dengue previamente.

“Es momento de unir fuerzas para combatir al mosquito del dengue y cada uno de nosotros tiene un papel crucial en esta lucha. Si bien es posible que no se pueda eliminar completamente el riesgo de dengue, una combinación de educación, conciencia y acción colectiva puede ayudar a reducir significativamente los casos de dengue y puede minimizar el impacto en las comunidades, en especial aquellas más vulnerables. La prevención es nuestra mejor defensa’’, finalizó Morales Sánchez.