Un diagnóstico temprano de cáncer puede tener un impacto significativo y favorable a la hora de tratar algunos de los tipos de la enfermedad, coinciden las doctoras Nikita Rabelo Pagán y Kathia Alejandro.

De acuerdo con la internista Rabelo Pagán, pese a que en el pasado la enfermedad era socialmente vista como sinónimo de muerte, hoy día, y debido a los avances de la ciencia, se ha demostrado que los estudios de cernimiento son clave en la detección temprana del cáncer y que, asimismo, hay una variedad de tratamientos disponibles para tratar algunos de los diferentes tipos. 

“Diagnosticar temprano el cáncer es de suma importancia. Así le damos una mayor oportunidad al paciente a ser tratado de manera exitosa, usualmente de manera menos invasiva y con menos efectos secundarios a largo plazo. También debemos hacer hincapié en la rapidez del diagnóstico, ya que esto nos permite comenzar el tratamiento de manera rápida”, dijo a Es Mental. 

Un diagnóstico correcto, además, puede ser esencial a la hora de ofrecer tratamientos apropiados y efectivos, ya que sin el mismo  “no se puede trazar un plan de acción, ni encaminar al paciente a su debido tratamiento”, aseguró la doctora.

Destacó que en sus años de práctica ha visto que cada vez son más los jóvenes padeciendo los tipos de cáncer que se presentaban, usualmente, en las poblaciones mayores y en etapas avanzadas. 

“Por eso, hacemos énfasis en la detección temprana del cáncer y en los posibles riesgos que puedan tener, cómo identificarlos y cuándo buscar ayuda médica”, sostuvo. 

La internista compartió tres de sus recomendaciones para prevenir y actuar contra el cáncer. Primero, aconsejó trabajar para mitigar algunos riesgos, como fumar, sedentarismo, alcohol, sobrepeso, obesidad, la ingesta de carnes rojas, exposición excesiva de sol, entre otras. 

Por otro lado, apuntó a “escuchar” las señales del cuerpo, pues cada individuo reconoce cuando algo no anda bien. 

“Los casos que he visto de cáncer han tenido síntomas de presentación no específicos. Esto hace que el paciente subestime o ignore por completo sus síntomas, retrasando su diagnóstico”, señaló.

En tercer lugar recomendó promover las visitas a sus médicos con la finalidad de hablar de sus riesgos y las pruebas de cernimiento necesarias. 

“Contamos con un sinnúmero de recursos que nos ayudan a la detección temprana de muchos tipos de cáncer e inclusive de prevenir algunos. Es importante visitar a su médico con frecuencia y orientarse al respecto. No debemos olvidar que el cáncer le puede dar a cualquier persona, no importa su edad o estado de salud”, concluyó. 

Detectando el cáncer de mama 

Por su parte, la especialista en cáncer de seno y cirugía oncoplástica, la doctora Kathia Alejandro, hizo hincapié en la importancia de realizar mamografías anuales, pero además sumar la llamada sonomamografía como método de cernimiento, que se caracteriza por ser un procedimiento no invasivo e innovador. 

“Tú haces el estudio con la paciente con síntomas o sin síntomas y eso es lo que realmente es importante para la detección temprana, desde el punto de vista de estudios radiológicos. Antes, el único estudio que existía era la mamografía, pero hoy día se habla de que los senos más densos deben ir acompañados de algún otro estudio, como la sonomamografía”, explicó. 

Aseguró que también el autoexamen debe seguir poniéndose en práctica, el cual se puede hacer desde el hogar y simplemente siguiendo las instrucciones profesionales, en las que se debe palpar el seno en contra de la pared torácica.  

“Hay pacientes que no les gusta autoexaminarse porque tienen miedo, pero eso no tiene ciencia. Yo le digo a mis pacientes: ‘¡Tócate!, aprende cómo es tu seno, porque el día que aparezca algo diferente, te vas a dar cuenta”, agregó. 

En cuanto al manejo, la doctora aseguró que, afortunadamente, actualmente existen diversas estrategias de tratamientos y que la combinación de estos tiene efectividad.

“La combinación de estos tipos de tratamientos es bien efectiva y en eso es en lo que debemos enfocarnos”, comentó.

Puntualizó que, en este tipo de cáncer, una pieza clave para la detección temprana es reconocer si hay diferencias en el cuerpo, ya que, aunque los estudios puedan aparecer negativos, podría darse un caso de cáncer. 

“Si palpamos algo en nuestro seno, aunque los estudios estén negativos, tenemos que ir a buscar la ayuda de un especialista. Es importante la combinación de autoexamen, visita al especialista y estudio radiológico”, concluyó.