Con una mirada multisectorial, y temas desde la salud física y emocional, el medioambiente y el envejecimiento, profesionales de la salud pública celebran la sexta Conferencia Puertorriqueña de Salud Pública en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

El evento titulado “Perspectivas, desafíos y oportunidades de la salud y promoción de la salud” continuará hoy, viernes. El mismo cuenta con cerca de 450 expositores, más de 60 sesiones especiales, y 125 sesiones orales, y se suma la participación de diversas organizaciones. Esta es una iniciativa de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas (RCM). 

Uno de los temas que se abordaron el jueves fue el lanzamiento del Plan Decenal de Envejecimiento Saludable, una iniciativa integral diseñada para abordar los retos y oportunidades que presenta el envejecimiento de la población en Puerto Rico.

“El reto no es mañana, es ahora”, sostuvo el doctor y primer exponente de la mañana, Enrique Vega, geriatra, quien trabajó de la mano en este proyecto.

Son cuatro las principales estrategias a llevarse a cabo con este plan, que también ha sido adaptado por otros países.

Estas cuatro estrategias generales abarcan:

1.      Cambiar lo que pensamos y sentimos hacia la edad y el envejecimiento.

2.     Asegurar que las comunidades fomenten las capacidades de las personas mayores.

3.     Ofrecer atención integrada y centrada a la persona y a los servicios de salud primaria.

4.     Brindar acceso a la atención a largo plazo para las personas mayores. 

Por su parte, Coralis Pagán, gerontóloga y coordinadora del Plan Decenal de Envejecimiento Saludable del Departamento de Salud, sostuvo que este plan, en principio, reconoce los determinantes sociales en la salud.

También, el gerontólogo y parte del comité creador del plan, Eric Rivera Colón, compartió que este es un esfuerzo multisectorial que no solo le compete al Departamento de Salud, sino también a todos como sociedad. Por tanto, como parte de sus pilares desarrollaron política pública, intervención comunitaria, colaboración con gobiernos municipales, promoción de viviendas seguras y promover que estos adultos mayores se mantengan activos.

Otra de las sesiones especiales llevadas a cabo durante la tarde de ayer, fue el tema del cambio climático y su relación con la salud pública. Con el fin de unir esfuerzos para desarrollar capacidades de adaptación climáticas equitativas y justas, profesionales unieron fuerzas para exponer sobre tan importante temática.

Las comunidades insulares, como Puerto Rico, se ven muy impactadas por eventos extremos climáticos, y estos se agravan por el aislamiento geográfico que podría interrumpir las cadenas de suministros y las respuestas de emergencias, según compartió el experto en salud ambiental y moderador, el doctor Pablo Méndez Lázaro.

Desde huracanes, hasta olas de calor y sequías e incluso el aumento del nivel del mar perjudican la salud humana, dijo.

Y son las comunidades desfavorecidas las que más sufren los impactos del cambio climático”, agregó.

Y es que  el impacto que existe por mortalidad por causa de diversos eventos extremos es grande, según presentó uno de los expositores, el doctor Carlos Santos Burgoa, especialista en salud global,  en su ponencia sobre qué debemos aprender del huracán María.

“María, por ejemplo, afectó a todos los estratos, socioeconómicos y sociales”, afirmó el doctor uruguayo. 

En esta sesión, también, se discutió  el impacto del cambio climático en el cáncer, siendo este un factor de mortalidad para estos pacientes, y aquellos que están expuestos a contaminantes ambientales.

Abordan temas sobre salud mental 

El estrés prolongado, conocido actualmente como estrés tóxico, puede producirse en una situación de estrés crónico que provoca una respuesta de estrés prolongada. Precisamente, esta fue otra de las sesiones especiales de la tarde, moderada por la doctora Marcia Rivera Hernández.

Y es que, según Rivera Hernández, se ha encontrado que un porcentaje de niños que viven en condiciones adversas pueden desarrollar estrés tóxico. Sobre ello, sostiene que se debe tratar como un problema de salud pública, ya que afecta  la capacidad de aprender y retener información.

Finalmente, se reseñó la sesión especial sobre la Consulta Juvenil, un programa de encuestas escolares bienales de ASSMCA, dirigido a monitorear los patrones y tendencias del uso de substancias y otras conductas problemáticas entre los adolescentes en Puerto Rico.

Su objetivo es describir el patrón de uso de substancias de los estudiantes en los grados de 7mo a 12mo de las escuelas públicas y privadas, así como identificar factores de riesgo y protección asociados al uso de substancias.

Entre los datos más impactantes que destacaron los investigadores sobre aquellas razones por las cuales los estudiantes fueron víctimas de acoso (bullying) se encontró que el 38% de las féminas recibía acoso por su apariencia física, 24% por su peso y un 19% por ser “machua o tomboy”. Y es que los investigadores afirmaron que estos datos demuestran los efectos de este tipo de acoso en su salud mental, siendo las más afectadas y el porcentaje mayor de estudiantes femeninas. 

Actualmente, los investigadores principales de Consulta Juvenil están trabajando con los datos del estudio transversal del 2023-2024.

Entre los temas que se discutirán hoy, viernes, figuran los asuntos sociodemográficos en Puerto Rico: realidades y retos; el glifosato y el daño a la salud y las propuestas de salud de los candidatos a la gobernación.