La pandemia del COVID-19 ha provocado que las parejas tengan que pasar más tiempo juntas. Para algunos esta dinámica ha resultado positiva, pero para otros ha sido un factor que ha provocado la ruptura de sus relaciones.

Para evitar un triste desenlace, la psiquiatra Lea Lis, quien es experta en sexualidad, ofreció varios consejos en un artículo publicado en Psychology Today, para que las relaciones se conviertan en unas a prueba de pandemias.

El primer consejo de Lis es programar una cita sorpresa con la pareja una vez a la semana.

“Vístete con ropa interior sexy, cocina una comida especial o mira una película erótica. Elabora un plan para que los niños se duerman o mantenlos ocupados con la tecnología a puerta cerrada. Cada semana, los anfitriones se alternan”, explicó.

También, recomendó cuidar del peso durante la cuarentena, y no olvidar el cuidado de la piel, la coloración del cabello y el afeitado. 

“Es hora de aprender a cubrirse las canas, depilarse las cejas, comprarse un autobronceador. Tu navaja sigue siendo tu amiga; no debe oxidarse en la ducha”, expresó.

Revivir el amor mirando fotos viejas y videos también es recomendable durante el tiempo juntos, según la experta.

La comunicación también es vital para que ambas partes en la relación conozcan qué necesita cada uno, por ejemplo, dejándole saber qué desean para el cumpleaños.

Mencionó la importancia de mantener las relaciones con las amistades durante la pandemia para satisfacer las necesidades de otros entornos.

“Determine algunas formas específicas, fáciles y agradables de estar juntos sin sobrecargar esos momentos con abordar temas tensos sobre finanzas u otros problemas que puedan generar estrés y discordia”, dijo por su parte Rachel Alexander, abogada de derecho familiar y mediadora de divorcios. 

«Las actividades físicas pueden ser una forma de baja presión para compartir tiempo juntos con regularidad, con los beneficios adicionales de liberar el estrés, producir endorfinas y conectarse con el cuerpo», agregó.

“Encuentre algo de tiempo para usted, sin su cónyuge, y conviértalo en un ritual diario”, recalcó la psiquiatra. 

Cuando el problema se agrava

Pero, ¿qué pasa si la crisis es más que un problema pasajero? ¿Si existe abuso emocional en la relación?

Lis mencionó varios tipos de abuso emocional a los que se debe estar pendiente siempre, pero más aún durante el encierro de la pandemia:

  • Menospreciar o insultar.
  • Gaslighting: este término proviene de la película Gaslight de 1944, donde un hombre manipula a su esposa haciéndole creer que se está volviendo loca. Es cuando el abusador hace que la víctima sienta que está enloqueciendo.
  • Agresividad pasiva: interrumpe una discusión o niega las necesidades de la otra persona evitando la conversación.
  • Control financiero: mantener todas las cuentas a su nombre y hacer que la pareja pida cada centavo, aunque la pareja contribuya al hogar de muchas maneras.
  • Nombres despectivos.

Hay muchas señales de alerta a las que debe prestar atención para saber si está siendo abusado emocionalmente:

  • Si su pareja le impide socializar o buscar ayuda de amigos o profesionales,  pone en su contra a su familia o compañeros de trabajo.
  • Puede sentir que su pareja es indiferente a sus necesidades, o se niega a comprometerse.
  • Es posible que se encuentre recurriendo a drogas o al alcohol para poder sobrellevar la situación cuando esta persona está en casa.
  •  Si sus hijos se preocupan por usted.

¿Qué hacer si esto ocurre? 

Adviértale a su pareja: «Si me gritas o me insultas, me iré», recomienda la psiquiatra. Cree una red de apoyo de amigos y familiares que puedan ayudarlo en caso de una crisis y elabore un plan de salida de su hogar.