¿Deben los padres utilizar el deporte como castigo? 

El deporte, la actividad física, claro que es un privilegio, un beneficio, una actividad positiva en la vida de toda persona. Mas cuando se aprende a realizar desde temprana edad y visualizar como parte natural de la rutina, del diario vivir. 

 

Publicidad

Son múltiples los beneficios que se han encontrado de realizar deportes. Beneficios para la salud física y mental. A corto y largo plazo, a lo largo de toda la vida. Como psicóloga he visto cómo personas que practican una actividad física se benefician emocionalmente porque su ejercicio se convierte en la medicina para sentirse bien. Ante momentos difíciles practicar su deporte o ejercicio, les ayuda a despejar la mente y olvidar. A sentir energía, a dormir bien, a sentirse bien con su autoestima, a socializar y a tener algo en qué mantenerse entretenidos.

Lo ideal es inculcar la práctica desde temprana edad, aunque vayan cambiando de deporte y motivación.  No importa el cambio, en muchos niños(as) es normal. Lo importante es que les guste lo que hagan y se mantengan activos en algo.  Si desean dejar lo que hacen, que escojan otra actividad pero se mantengan activos.  

Realizar una actividad física les ayudará en su salud física y peso adecuado, si le fomentas, además, una buena alimentación. También ayuda en su autoestima, en diferentes etapas de desarrollo, y a mantenerse activos, con energía, socializando y con la mente enfocada en cosas positivas.  

Entonces, a la hora de un castigo, ¿debe ser esta la actividad para eliminar? ¡No! De ninguna manera. 

Algunos consejos para manejar la situación con el menor:

  1. Trabaja con el manejo del tiempo – Organizarse y dividir horarios.
  2. Trabaja con prioridades – Qué se va a eliminar y qué va a permanecer (ejemplo, menos horas en el celular, en los equipos electrónicos, viendo televisión o series).
  3. Trabaja con el tiempo de estudios – Más tiempo para estudiar y hacer trabajos escolares.
  4. Trabaja con la inteligencia emocional – ¿Necesita ayuda profesional? Ir al psicólogo, trabajar con su autoestima y motivación…
  5. Trabaja con el problema por el cual quieres castigarlo- Pero no elimines estudios ni actividad física que son las herramientas positivas. Las fortalezas. ¿amistades? ¿rutinas? ¿hábitos?… ¿Cuál es el problema?

*La autora es psicóloga clínica y forense con práctica en Guaynabo, Puerto Rico.