El reinicio de clases representa normalmente un momento de gran felicidad para los niños al sentir que tienen la oportunidad de reencontrarse con sus amigos luego de un largo verano. No así en tiempos de la pandemia  del COVID-19 que ha causado que la reincorporación al semestre escolar sea dura.

Más aún para los que no tienen el tiempo o los recursos tecnológicos y económicos para estudiar en línea cómo será requerido tanto por las escuelas públicas como privadas en Puerto Rico.

 

Publicidad

El delimitar las reglas y las estrategias que se utilizarán durante el semestre escolar a distancia puede facilitar la convivencia en el hogar en medio de la ajetreada disciplina diaria, factores que se agudizan cuando se vive bajo el nivel de pobreza.

La guía psicoeducativa para madres, padres y encargados sobre cómo lidiar con el distanciamiento social ante el COVID-19 de la Asociación de Psicología de Puerto Rico (APPR) establece que, para lograrlo, es importante planificar un horario de actividades en el hogar, establecer metas reales, negociar con los jóvenes, comunicar de manera asertiva para explicar preocupaciones y dificultades, adelantar trabajos durante el fin de semana, así como encontrar videos explicativos sobre temas difíciles para los niños. 

En el hogar también es importante establecer límites de convivencia de manera democrática que los jóvenes puedan entender con facilidad, menciona la guía. El documento de 17 páginas contiene aplicaciones recomendadas para complementar la educación en línea, así como canales de televisión educativos, enlaces a páginas web.

“Sabemos que existen familias con muchísimos retos en medio de esta situación de la educación virtual”

-Dra. Kalitza Baerga Santini.

La guía psicoeducativa se preparó en marzo entre los distintos comités de la Asociación. Luego de su publicación se organizaron distintos conversatorios vía Zoom para maximizar su difusión a través de las redes sociales, explicó la presidenta del gremio, Kalitza Baerga Santini.    

La preparación de la guía tomó poco menos de una semana debido a que llevaron a cabo una encuesta. Los resultados que se recopilaron a través de formularios en línea se utilizaron para conocer las necesidades de sus potenciales lectores.

“Sabemos que existen familias con muchísimos retos en medio de esta situación de la educación virtual”, expresó Baerga Santini. “No todo el mundo tiene acceso a los módulos que estarán haciendo en línea, así que eso representa estresores adicionales para las familias”, acotó.  

El Instituto de Desarrollo de la Juventud presentó el estudio “Los efectos del COVID-19 en la seguridad económica de la niñez y familias en Puerto Rico: Vulnerabilidades, proyecciones y recomendaciones” en el que consignó cómo la pandemia podría incrementar incrementar la tasa de pobreza de un 58% a un 65%, lo que sería unos ocho puntos porcentuales que sumergerían en la pobreza a 43 mil niños.

Igualmente, el estudio destaca cómo los niños bajo niveles de pobreza tienen ciertas características como acceso limitado a la tecnología y vivir en hogares monoparentales.

Ojo a la brecha tecnológica

La trabajadora social, psicóloga clínica y activista de derechos humanos, Leila Negrón Cintrón, explicó que la brecha tecnológica podría agudizarse durante la pandemia en los niños que viven en hogares monoparentales pobres.

Si bien es cierto que muchas madres han tenido la oportunidad de trabajar desde el hogar —aunque también ha sido un reto— muchas tienen que trabajar en sus oficinas, puntualizó.

El trabajar de manera presencial representa escollos adicionales, en especial para las madres solteras, pues tienen que contratar a personas que cuiden a sus niños e incurrir en mayores gastos de alimentación y de recursos de protección y de desinfección.

Lo que más le preocupa es que esta brecha profundizaria las lagunas de desconocimiento y de educación que los estudiantes han arrastrado desde 2017 por causa de las interrupciones intermitentes en el sistema de educación pública en la Isla.

“¿Qué hacemos con la niñez? ¿Qué hacemos con los estudiantes? ¿Qué hacemos con este grupo que necesita educarse, que necesita socializar? Es como si el sistema no pudiera dar una respuesta clara, comenzar un proceso adecuado tomando en consideración sus necesidades”, expresó la trabajadora social en entrevista con Es Mental.

Educación atrasa semestre escolar

Por causa de los reclamos que habían surgido de parte del magisterio en torno a la modalidad de clases presenciales que posiblemente comience en septiembre, el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, extendió los trabajos de manera remota hasta la semana del 17 al 21 de agosto. La decisión contrasta con la que se había tomado tras meses en vilo de la decisión sobre si tomar los cursos en su modalidad híbrida o no cuando las expectativas eran que la cantidad de casos descendiera en otoño.

La coordinadora de política pública de la Asociación de Psicología Escolar de Puerto Rico, Frances Boulon Jiménez, explicó que los padres que carecen de recursos tecnológicos para sobrellevar el semestre escolar a distancia tienen que maximizar los que tienen.

En caso de que los recursos a su alcance no sean suficientes es prudente que se comuniquen con los maestros del plantel escolar en búsqueda de un punto medio, señaló.

De otra parte sostuvo que sentir que se perdió algo por causa de la pandemia como el contacto personal con otras personas es normal durante el proceso de educación a distancia. Es en estos quebrantos emocionales cuando el respaldo grupal es un aliciente ante el dolor, dijo.

“Mientras los niños pequeños pueden estar irritables, de mal humor o retraídos, los grandes lo pueden expresar verbalmente”, expresó la también psicóloga escolar.

Precisamente, la APPR sostendrá varios grupos de apoyo en los que maestros, padres y estudiantes podrán registrarse en la plataforma GoToMeeting. La iniciativa será libre de costo. En cuanto el interesado se registre, recibirá un enlace para acceder luego de suscribirse a través del siguiente hipervinculo: https://cutt.ly/grupos-appr.  

1 Comentario

Comments are closed.