El disfrute sexual a plenitud, tradicionalmente relegado por las mujeres por las construcciones y presiones sociales, es un proceso interno profundo e indispensable para la salud integral y el bienestar del ser humano.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud sexual como un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Es un estado que requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Septiembre es el mes de la salud sexual, y para celebrarlo y educar sobre el tema, el Comité Promoción de la Salud Sexual de la Asociación de Psicología de Puerto Rico se unió con la sexóloga puertorriqueña Alessandra Rampolla para hablar sobre la importancia de la salud sexual en tiempos de pandemia. 

Según Rampolla, quien cuenta con sobre 20 años de experiencia en el campo, la salud sexual implica que el ser humano es más complejo que el área física. La salud sexual abarca la aceptación de nuestra identidad, deseos sexuales, fantasías y erotismo.

Indispensable
Alessandra Rampolla (Facebook)

 “ (La salud sexual) es el sombrero que se nos hace difícil ponernos. Ponernos el sombrero de mujer erótica se nos hace difícil, ya que hemos sido marginadas mucho tiempo por este sombrero, pero es uno necesario para estar saludables”, puntualizó la sexóloga.

Para mantener una salud sexual prolongada, la experta recomendó estar constantemente evaluándose como individuo.

“Debes continuamente actualizarte: ¿Quién soy yo hoy? ¿Qué me gusta a mi hoy? Esto es un proceso continuo de por vida para encontrar el balance para una buena salud sexual”, explicó Rampolla. 

Muchas personas se preguntan si es posible tener una vida sexual saludable entre las cuatro paredes en las que nos encontramos debido a la pandemia, el encierro y el distanciamiento sexual. Rampolla dejó claro que sí es posible. 

La relación con uno mismo

“La relación sexual más importante es la que uno tiene con uno mismo. En estos momentos hay que estar encerrados y una de las cosas que pueden aprovechar para hacer es reencontrarse con su sexualidad; darte el automimo; uno mismo provocarse un orgasmo”, dijo la educadora sexual.

Por otro lado, el sexo no solo aporta al placer, pero también a la salud en tiempos donde más la necesitamos. 

“El sexo no es solo para placer, ni para conectar con la pareja, pero tiene un rol muy importante para nuestra salud. Nuestras endorfinas se liberan, la relajación y es un cariño gratuito”, explicó la sexóloga. 

Este Facebook Live fue parte de los varios encuentros virtuales que se harán durante el mes de la salud sexual. Para conocer más sobre esto puedes visitar: https://www.facebook.com/CPSSAPPR