La insensibilidad emocional es la discapacidad de poder percibir emocionalmente, identificar y evaluar los sentimientos de las otras personas o las situaciones por las que están atravesando.

Así lo definió la psicóloga Giasselle Limery en entrevista con Es Mental, al tiempo que indicó que la insensibilidad emocional podría ser sinónimo de falta de empatía.

Pese a que no hay una explicación científica para la insensibilidad emocional, la neurocoach Vilma González explicó que existen múltiples razones, entre ellas la alexitimia. 

banner300x250

Esta condición es la incapacidad de identificar, reconocer, nombrar o describir las emociones o los sentimientos propios, con especial dificultad para hallar palabras para describirlos, según el artículo La alexitimia y su trascendencia clínica y social.

Las entrevistadas coincidieron en que cuando alguien experimenta traumas utiliza mecanismos de defensa para bloquear sus emociones, por consiguiente, no se permite ni sentir ni percibir las emociones del otro, ya que lo que quiere es tomar el control y así evitar el dolor. 

Efecto en seres queridos

En el contexto de padres a hijos, relaciones de pareja y área laboral, González explicó a Es Mental que a una persona con esta conducta se le dificulta y no tiene la habilidad de poder tener unas relaciones sanas y poder desenvolverse de una manera más amistosa y afectiva, por lo que afecta de manera negativa sus relaciones. 

Por su parte, Limery agregó la otra cara de la moneda referente a cómo afecta a los familiares. “Si esta persona se crió con una familia que contribuyó a su insensibilidad emocional, entonces, posiblemente estas personas tengan un tipo de personalidad similar”, dijo. 

La psicóloga sostuvo que, como estas conductas insensibles afectan las relaciones, es posible que se propicie un aislamiento total.  

“En cuanto a la sociedad también eso trae unas consecuencias socialmente, porque si tú tienes una insensibilidad ante el otro pues entonces tú vas a crear una normalidad ante las situaciones difíciles, quizás hasta lo cruel”, añadió. 

Recomendaciones

“Esto es un trabajo de un proceso que requiere tiempo, pero lo importante es que la persona identifique que tiene la necesidad de trabajarlo, quiere y se compromete a trabajarlo”, sostuvo González. 

De acuerdo con la neurocoach, se puede mejorar la capacidad de ser una persona empática, estando en el mismo lugar que otros. 

Otra de las técnicas recomendadas por González es el salir de “nuestro mundo”.

“Desarrollar nuestra capacidad de cómo nos estamos comunicando, pues la comunicación es muy importante para las relaciones humanas y cómo lo hacemos, y no tan solo eso, sino cómo se dice”. Además, resaltó la importancia de evitar minimizar las emociones ajenas y el no quitar valor a lo que otros individuos sienten o viven.

La psicóloga sintetizó con una serie de herramientas para poder evitar vivir como una persona insensible ante las emociones. 

Primordialmente expuso el buscar apoyo y ayuda en especialistas, líderes, entre otros. Luego, la exposición ante situaciones donde puedas expresar emociones. 

“También podrías exponerte en la vida real en situaciones donde te sientas seguro, con situaciones simples, y luego exponerte en esas situaciones en las que tú realmente no te sentirías seguro”, detalló. 

Explicó la importancia de desarrollar autoconciencia y autoevaluación. ¿Qué me está pasando?, ¿qué estoy sintiendo?, ¿qué no estoy sintiendo?, ¿qué no estoy haciendo? Pues realizar este tipo de preguntas y también crear listas, podrían ayudarte a estar consciente. 

Otra herramienta recomendada por la especialista fue la creación de conciencia social. “Ser abiertos a lo que otros puedan traer, desactivar estos mecanismos de defensa y darte la oportunidad de confiar, complementar las emociones de la otra persona y de las situaciones y arriesgarte a tener conversaciones, quizás incómodas”.