Nota de la editora: Este es el cuarto y último reportaje de la serie Niñ@s extraordinari@s para destacar en la Navidad a niños y jóvenes que, con arrojo y dedicación, están realizando acciones excepcionales a su corta edad en Puerto Rico.

El empoderamiento hacia niños y jóvenes implica impartir conocimientos y habilidades para su vida, ayudándoles a desarrollar esas capacidades de gestionar sus vidas, ser portavoces y convertirse en ciudadanos productivos.

Y es este precisamente el caso del joven de 18 años, Jeshua González, quien en abril del 2023 fue reconocido mundialmente con el premio 2023 Youth of the Year Award del World Federation of Youth Clubs (WFYC), durante la ceremonia virtual de celebración anual de sus Promise Awards.

“Para mí lo significa todo (el logro), ha sido una gran oportunidad y una bendición en mi vida”, sostuvo el joven mayagüezano. 

Jeshua vivió en un hogar sustituto del Departamento de la Familia en Ceiba, donde reflexionó, maduró y aprendió lo valioso de su vida y su juventud. 

Más aún, el también joven del año 2023 del Boys and Girls Club Puerto Rico, donde es participantes desde hace unos dos años, es el vivo ejemplo que con compromiso y perseverancia todo lo que se aspire se puede lograr.

Desde una edad temprana, Jeshua demostró adaptabilidad y una gran capacidad para encontrar oportunidades de aprendizaje en medio de la adversidad. 

La misión de Jeshua

De hecho, sostuvo que, gracias a este logro, ha podido relacionarse mejor con las personas y entender y empatizar más con las comunidades. 

Jeshua también es portavoz de la niñez y de la juventud, pero de igual modo tiene su vida personal y académica. Por lo que contó que siente que ha fusionado lo que es su liderazgo de su vida personal de una buena manera. “Disfruto mucho mi vida, pero disfruto mucho también ser joven del año”. 

Como líder, Jeshua se dedica a promover la mejora individual y colectiva, abogando por un mundo más equitativo, justo y lleno de oportunidades para otros jóvenes como él. 

Su visión principal se trata de elevar y unir a las comunidades creando así un entorno sano y limpio para todos.

Jeshua exhortó a los jóvenes y niños a creer en sí mismo y su potencial, y con ello buscar herramientas que les ayuden a crecer, no solo como individuos sino también profesionalmente.