A pesar de que lo preferible y adecuado es consumir alimentos frescos, la realidad económica de muchos les permite mayormente comprar productos enlatados. En vista a esta realidad, existen alternativas de productos ultraprocesados que se pueden consumir y que incluso pueden ser beneficiosos para los pacientes con diabetes.

El mundo tiene demasiado contenido prohibiendo los alimentos ultraprocesados”, dijo la nutricionista Fernanda Montes como apertura de un hilo en Twitter que dedicó a detallar algunos alimentos que, a pesar de ser ultraprocesados, pueden beneficiar a los diabéticos.

Es importante mencionar la relevancia de que el paciente mantenga la mente en positivo, mencionó la nutricionista Ana Torrens Bonano al coincidir con la publicación de la experta. Se acostumbra decirle a los pacientes con diabetes que no pueden comer esto ni lo otro, pero todo se trata de las porciones y leer las etiquetas nutricionales, continuó. 

La diabetes es una condición en la que hay resistencia a la insulina dentro de los pacientes, definió Torrens Bonano al explicar que esta complicación altera los niveles de glucosa en la sangre. Hay dos tipos de diabetes. El primero que mencionó fue diabetes tipo 1, uno asociado con la edad temprana, y en el que se necesita insulina. Luego le sigue el tipo 2 que está mayormente asociado con pacientes adultos. En este caso, al inicio el paciente no necesariamente usa la insulina, pero eventualmente se le añade como parte de su atención médica junto a otros medicamentos. 

En Puerto Rico la prevalencia de diabetes es de un 16.8%, según los datos del Departamento de Salud de 2021. Según la también dietista licenciada Marielly Olivero Guadalupe, los puertorriqueños, al igual que otros latinos, arrastran errores de alimentación que aprenden culturalmente o en el hogar. Dijo que se tiende escoger los alimentos por gusto y precio, en lugar de por factores nutricionales. Mientras, ejemplificó que, dentro de la población general que atiende, un gran error es no desayunar. 

Comer cuando tengo hambre y tiempo, es una limitación. Entre horas laborales, esperar a no tener tiempo y mucha hambre, resulta en decisiones ligeras y mal pensadas, basadas según el hambre que tenemos, consecuentemente mucha más cantidad; y las opciones viables”, indicó. 

Respecto a la población con diabetes, comentó que los errores más comunes son el consumo de harinas procesadas, pan blanco o criollo, jugos azucarados, refrescos de dieta, poco consumo de agua y la falta de ejercicio. Asimismo, subrayó que muchas personas con diabetes no se orientan con nutricionistas. “Esperan 20 o 30 años a partir del diagnóstico para recurrir a ayuda”, lamentó.  

Presentó que otro asunto problemático es la falsa creencia de que una persona con diabetes tiene que comer constantemente por miedo a que le baje el azúcar. “Si come todo el día, está constantemente en pico de glucosa y nunca le baja el azúcar”, comentó. 

En cuanto a valor nutritivo, ambas expertas indicaron que el orden de mayor a menor es productos frescos, congelados y luego enlatados. No obstante, ambas expertas afirmaron que lo ideal no es viable para muchos núcleos familiares puertorriqueños. 

Aseguraron que los precios de los alimentos ultraprocesados son más económicamente viables para muchos hogares. Olivero Guadalupe comentó que uno de los obstáculos principales es el alto costo de las opciones saludables en Puerto Rico. Por este motivo, a continuación se presentan algunos de los alimentos que recomendó la especialista Montes, considerados por ella ultraprocesados, con comentarios de las expertas entrevistadas.

A.    Dátiles

Montes inicia el hilo criticando la idea de que los dátiles descontrolan la glucosa. Asimismo, los recomendó como alimento nutricional.

Por su parte, Torrens Bonano comentó que los dátiles no son alimentos ultraprocesados. No obstante, se trata de una fruta a la que se le quitó el contenido de agua que tiene. Es decir, deshidratada. Por esa razón, tiene alto contenido de azúcar, destacó. 

Olivero Guadalupe añadió que una de las limitaciones de este producto es que, en ocasiones, se le añade azúcar para ampliar la vida del mismo. Por esto, es preferible el fresco o el congelado, siempre evitando el azúcar añadido, sugirió. 

Similarmente, todas las frutas son beneficiosas por su contenido de fibra, vitaminas y minerales, apuntó Olivero Guadalupe. En el caso de los dátiles, no son perjudiciales, pero hay que controlar la cantidad consumida, alertó. De todas maneras, recordó que siempre es más saludable una fruta que una dona glaseada. 

B.    Garbanzos

El tweet de la doctora Fernanda también hace referencia a un estudio que establece que los garbanzos tienen unos componentes bioactivos, denominados isoflavonas, que reducen la resistencia a la insulina, mejorando su secreción. 

De acuerdo con Olivero Guadalupe, este efecto se ve también a través del consumo de legumbres y vegetales como parte de estos químicos naturales y las funciones de la fibra. Al preguntarle si cuándo se enlatan pierden esas propiedades, indicó que no necesariamente. “Se ha encontrado que someter al garbanzo en esa presión crea una pequeña diálisis, y en el caso del paciente renal baja el fósforo que aparece de manera natural en el producto”, expresó

Los garbanzos enlatados tienen preservativos, afirmó Torrens Bonano. Mientras, propuso a los frescos como otra opción económica y no procesados. Reconoció que limpiar estos garbanzos enlatados con agua antes de usarlos puede reducir hasta un 30% del sodio y los preservativos. Por este motivo, si no consiguen alternativas bajas en sodio, es recomendable lavarlos con agua. 

Cuando se habla de los granos enlatados, lo más importante es leer la etiqueta, informó Olivero Guadalupe. Hay diferentes maneras de conseguirlo, también se puede conseguir congelado, opción que recomendó. En el caso del enlatado puede tener preservativos, sodio en exceso y, muchas veces, dicen que son bajos en sodio, pero tienen cloruro de potasio, factor contraproducente para pacientes renales o diabéticos renales. Estos preservativos son el factor de mayor riesgo, comentó. Mientras, existen algunos granos que solo vienen con agua, estos son los enlatados ideales. 

C.    Canela

Los colores y olores de las especias son gracias a sus compuestos bioactivos, indicó la dietista Montes en su publicación en Twitter. Se ha visto que quienes consumen canela tienen cifras menores de glucosa en ayuno y menor HOMA, comentó.

Por su parte, Torrens Bonano precisó que la canela es una especia que se usa como detalle en la comida, no es ultraprocesada. Mientras, Olivero Guadalupe dijo constató que se ha encontrado que consumir la canela, no necesariamente en cápsula, pero sobre el café, la avena, un yogurt o un desayuno tiene propiedades para bajar los niveles de azúcar en la sangre. Lo mismo pasa con el vinagre, dijo. “Se ha encontrado que un poco de vinagre en una ensalada puede disminuir ese pico de azúcar que llega con la ingesta de la comida”, ideó. Otra recomendación de especias sería el tumeric, propuso Olivero Guadalupe.

D.    Champiñones y cebolla

Los champiñones, aunque sean procesados, tienen polisacáridos y terpenos que mejoran la resistencia de la insulina al reducir la absorción de la glucosa y al optimizar a las células beta del páncreas, aclaró la doctora Fernanda. Mientras, compartió que la cebolla tiene compuestos que ayudan a incrementar la liberación de insulina, que ayuda a prevenir los picos de la glucosa. 

Esto también está documentado, detectó Olivero Guadalupe. Especificó que todos los vegetales, principalmente aquellos de color verde intenso, tienen esa peculariedad por su contenido de fibra. “Es como si el azúcar natural del producto está amarrado a la fibra y cuando esa fibra llega al sistema digestivo se vuelve gelatinosa y no permite que se libere de golpe el azúcar, sino que poco a poco”, aseguró.

Olivero Guadalupe apuntó que, por un lado, las setas tienen distintas variedades y cada una tiene un porcentaje distinto del contenido de estos polisacáridos y terpenos. No obstante, todo tipo de beneficio. Confió en que, aunque las setas y la cebolla no son necesariamente procesadas, muchas veces vienen de manera enlatada, congeladas o empanadas previo a ser compradas. Para las enlatadas, indicó que se puede hacer un proceso similar al lavado de los garbanzos enlatados para reducir la cantidad de preservativos y sales no deseados.

Por su parte, Torrens Bonano explicó que los champiñones y la cebolla deben consumirse frescos para obtener la mayor parte de los nutrientes que tienen.

E.     Linaza

Se ha visto que consumir linaza ayuda a reducir los niveles de insulina, el HOMA, el colesterol total y los triglicéridos, señaló la publicación de la dietista Fernanda como cierre.

La mayoría de las semillas tienen estas propiedades porque son ricas en ácido graso omega tres que tienen esas propiedades para bajar el colesterol, compartió Olivero Guadalupe. Consecuentemente, ayuda a que se libere menos cantidad de insulina. Como otra opción de semilla recomendó las semillas chia.

Otros alimentos de beneficio para personas con diabetes

Aparte de los alimentos anteriormente mencionados en la red social apuntada, Torrens Bonano agregó a los vegetales altos en fibra, los granos, cereales integrales, nueces como otros alimentos que mantienen los niveles de glucosa estables al ralentizar su llegada a más a la sangre. 

La situación económica del puertorriqueño promedio y falta de paridad entre los precios de los alimentos saludables y no saludables, dificulta el acceso general a una nutrición saludable, confirmaron ambas nutricionistas. No obstante, tal como indicado por Olivero Guadalupe, dentro de las opciones siempre tenemos que priorizar la salud. “Una alimentación balanceada es mucho más económica que tratar una condición o una enfermedad”, reiteró. En esta línea, ambas expertas añadieron otras recomendaciones para hacer una mejor compra. 

Lo primero, según ambas es estar pendiente a la etiqueta nutricional, para conocer los ingredientes y preservativos. Son máximo cinco gramos de azúcar,  140 miligramos de sodio, 15 gramos de carbohidratos y tres gramos o más de fibra por producto, dijo Torrens Bonano citando a las guías generales. 

Respecto a los ingredientes mencionados por producto, Torrens Bonano agregó asegurarse de que el primer ingrediente listado sea relacionado al protagonista del producto que quieren comprar. “Si estás buscando un jugo de manzana, el primer ingrediente debería de ser la fruta. Si el primer ingrediente es high fructose corn syrup, no es una opción adecuada”, ejemplificó.

En cuanto a los supermercados, la mejor alternativa es fijarse en las frutas o vegetales de temporada que tienden a ser más bajos en precios, dijo Olivero Guadalupe. Otra opción pueden ser las frutas congeladas o envasadas, pero sin azúcar añadida.

“No hay un alimento que haga todas las funciones. Por esto, es importante tener una nutrición variada”, concluyó Olivero Guadalupe. Lo esencial es siempre tener un balance, subrayó Olivero Guadalupe.

Si no puede consumir todos los días vegetales y frutas, debe de intentar aumentar la frecuencia, puntualizó. Puede ser dos o tres veces en semana, de manera que pueda tener un balance entre presupuesto y consumo de alimentos adecuados, precisó.