A unos meses de cumplir un año, Lizmara Camacho,conocida en las redes sociales como “La chica de la gorra rosa”, comenzó la limpieza de casas como un hobby

“Comencé primero limpiando casas limpias, luego de 6 meses me llega una llamada particular donde me piden de modo de emergencia que vaya a limpiar una residencia. Desde ahí es que comienza mi travesía haciendo las residencias, lo que yo llamo las casas ‘bomba’”, explicó. 

La joven explicó a Es Mental que las conocidas “casas bombas” significan casas en desorden y en condiciones infrahumanas

Camacho relató que jamás pensó dedicarse a la limpieza de hogares, no fue hasta que vio que las personas realmente necesitaban el servicio. 

A los dos meses de comenzar sus labores decidió publicar en las redes sociales sus trabajos, pues fue youtuber hace 9 años y decidió combinar estas dos pasiones. 

“Cuando comienzo a hacer estas casas (bomba) me doy cuenta que cuando lo expongo la gente dice: “Wow, yo no sabía que tú existías, es más no me atrevía llamar a un servicio de limpieza común temiendo de que se me juzgará o que simplemente no hicieran este trabajo”, sostuvo la joven.

Para Camacho, ha sido una experiencia gratificante, pues en su trayectoria ha realizado unas 12 casas “bombas”. La gente la  llama y le dice: “Te necesito”. 

La joven explicó que la mayoría de sus clientes padecen de depresión y el resto son acumuladores

Contó que le tocó limpiar la casa de una clienta, cuya hija había fallecido hace unos años atrás, y ésta le dijo: “He tomado la decisión de que tú entres a este cuarto porque ya no puedo, ya no puedo seguir viéndolo así”. Aunque estaba en perfectas condiciones, quería ya despojar ese recuerdo que lo tenía aferrado a su corazón. 

Otra de sus experiencias más impresionantes, según la joven, es una clienta que le mencionó no sentirse bien y, por eso, su casa estaba en las condiciones que se encontraba. 

Cuando la mujer vio su hogar y el trabajo hecho, comenzó a llorar, aseguró Camacho, quien dijo además que su primera recomendación para las personas es la búsqueda de ayuda psicológica. 

“Más que ser un equipo de limpieza somos un grupo de muchachas con amor al prójimo, estamos ahí mano a mano con lo que ellos necesiten” .

En estos momentos, los servicios de “La chica de la gorra rosa” se están expandiendo por toda la Isla, pues vieron la necesidad. 

De acuerdo con la Dra. Coraila K. Maldonado, cuando las personas comienzan a acumular es porque han sido marcados por algún acontecimiento en su vida.

Maldonado ejemplificó la muerte de un ser querido, divorcios, entre otros momentos difíciles.

“A lo mejor el proceso en cómo ellos pueden mejorar la situación es acumulando cosas. Por ejemplo, en vez de ir al psicólogo o en vez de hablarlo con una persona o manejarlo de alguna forma diferente, empieza a acumular”, agregó.

La acumulación causa malestar, pues hay un deterioro, no se deja entrar a otros al hogar, no se tiene higiene, entre otros efectos, indicó Maldonado. 

La especialista recomendó buscar ayuda de profesionales, amistades, y hablarlo con otros, pero lo más importante es reconocer que se tiene este trastorno.

Puede interesarle: