La confianza es un pilar en toda relación de pareja, capaz de resistir ante los más duros embates.

Cuando esa confianza se pierde, el diálogo juega un rol importante durante el proceso de intentar recuperarla. Sin embargo, cuando poco a poco se reconstruye de la mano de expertos y de voluntad es complicado que vuelva a ser la misma, coincidieron tres expertos en entrevista con Es Mental.

 

Publicidad

La confianza es definida como las expectativas que se tienen de la pareja, según Cynthia Bojito Marrero, terapeuta de parejas.

Las expectativas que edifican la confianza —usualmente— se trazan de manera clara al comenzar una relación de pareja, mencionó. Es ese momento cuando la pareja tiene que conversar para dejar meridianamente claro cuáles son los límites y lo que se está dispuesto a aceptar y lo que no.

Es importante dejar claro que las expectativas que se tienen de una relación de pareja pueden transformarse a medida que transcurra el tiempo e incremente la confianza mutua, explicó Bojito Marrero.

Si la confianza que existe en la relación se mantendrá sólida o no, dependerá del tipo de apego que haya en la relación, acotó.

Mas si la confianza se pierde —en especial por circunstancias graves como la infidelidad—, difícilmente sea la misma cuando se intente restaurar de nuevo, sostuvo.

La consejera profesional, Yamilis M. Ramos Díaz, explicó que la confianza se comienza a perder cuando la relación da entrada a todo aquello que molesta o incomoda a la otra parte.

Por lo tanto, para restaurar esa capacidad de confiar es importante saber cuán fácil o difícil  se hace confiar, ejemplificó.

Si la persona tiene un nivel alto de confianza o de desconfianza, se pueden optar por negociaciones tomando en cuenta los puntos de vista de las dos partes de la relación de pareja, dijo. En el interín de la negociación es perentorio tomar en cuenta las particularidades de cada una de las partes.

Este paso es importante porque “una relación no se puede construir con bloques rotos. Si nuestra relación es una pared de bloques y utilizamos bloques rotos, la pared se va a caer”, utilizó como metáfora la consejera profesional para explicar la importancia de la confianza en una relación de pareja.

Cuando la relación se encuentra en un punto crítico por la desconfianza, que al menos una de las partes dé un paso al frente para buscar ayuda y superar sus propias inseguridades, es importante, dijo. Esta decisión ayuda a que el otro integrante de la relación de pareja igual busque ayuda.

En esto también incide el apego, explicó la psicóloga clínica, Marelsa Banuchi Maldonado.

El apego es un vínculo afectivo que puede dividirse en varios tipos: apego en la infancia, apego seguro, apego ansioso-ambivalente y el apego evitativo. La persona que sea la razón del apego de la otra puede ser de gran importancia para el integrante de la relación porque representa apoyo y seguridad

Por ejemplo, la psicóloga clínica explicó cómo la confianza puede tenerse desde el primer año de vida. Esta capacidad de confiar se desarrolla a lo largo de la vida, por lo que confiar influye mucho en la capacidad que se haya desarrollado y se concreta cuando se tiene una relación de pareja. 

“Cuando no hay confianza, es bien perjudicial porque eso puede desencadenar una serie de conductas tóxicas en esa relación, pero creo que sería muy importante preguntarnos por qué no puedo confiar en mi pareja”, manifestó.

Banuchi Maldonado mencionó que siempre que la confianza se encuentra en jaque, las reglas en la relación de pareja tienden a tornarse más estrictas en lo que se logra reparar de nuevo. Esto se logra a través de mucho diálogo. A medida que se habla, cobra importancia que la pareja le comunique a la otra parte cómo se siente ante ciertas acciones.

Si resulta demasiado complicado para la otra entender lo que se le explica, significa que se tiene que acudir a un profesional de salud mental o especialista de parejas para que interceda, explicó la psicóloga clínica.

En 2013, un grupo de investigadores de The Open University entrevistó a 4,494 británicos de entre 18 y 65 años para analizar de cerca cómo se comportan 50 parejas con el fin de descubrir los secretos de los matrimonios más exitosos. Los resultados se publicaron en el libro The Secrets of Enduring Love: How to Make Relationships Last.

Los mismos arrojaron que los diez secretos más preciados era reír juntos, compartir valores e intereses juntos, ser mejores amigos, sentirse apoyados y cuidados, sentirse a salvo, ser felices, compartir una relación cercana, hablar y escuchar, estar enamorado y –sobre todo— la confianza.

La misma confianza que —a juicio de las tres expertas— es la clave para una relación estable.