Para una persona desempeñarse y tener un rendimiento máximo, tiene que tener un balance en todas las áreas de su vida. Un desbalance entre la vida personal y el ámbito laboral puede conllevar a grandes problemas físicos, emocionales y familiares. 

Así lo explicaron profesionales de la conducta humana a Es Mental señalando los peligros que implica el desbalance entre la vida personal y laboral.

Actualmente, es muy probable que el trabajo invada el espacio personal de los individuos que sean sus propios jefes, o que por la situación de la pandemia, han permanecido trabajando desde casa. 

De acuerdo con Mayo Clinic, las nuevas tecnologías permiten que el individuo esté todo el tiempo conectado, así que es posible que el trabajo se mezcle mientras está en casa. El artículo lo denomina como “desdibujar” los límites entre la vida personal y la profesional.

“¿Qué quieres que diga tu lápida? ‘¿Fui un gran contable que cumplió todo a tiempo’ o prefieres mejor ‘Fui un padre que hizo todo lo que podía por su familia?’¿Cuál pesa más para ti?, así le ha tocado expresarse con sus clientes al performance coach y también profesor Emanuel Gutierrez

Repercusiones

Mayo Clinic establece que el tener un desequilibrio deficiente en torno a este tema puede tener ciertas consecuencias, tales como agotamiento físico, salud deficiente y el tiempo perdido con seres queridos. 

Los factores emocionales, psicológicos y físicos desempeñan un papel clave en este tema, pues es aquí donde se refleja el estrés, o el síndrome de desgaste, lo cual puede convertirse en algo peor e incluso en depresión.

“Muchas personas que no tienen ese balance y dedican gran parte de su tiempo al trabajo lo que les ocurre es el burnout, el quemazón, y ese burnout es lo que lleva a condiciones como depresión, ansiedad, ataques de pánico, también a descuidar su salud física”, estableció la psicóloga clínica Rina Alonso. 

Esta es la era del multitasking o hacer varias tareas simultáneamente. Sobre este término, Gutierrez afirmó que en su posición como performance coach no lo apoya pues hace daño al individuo, ya que no se desconecta nunca del trabajo. 

“Si tu quieres ser exitoso tienes que trabajar 19 horas al día”, y eso es una falacia”, añadió. 

Pasar tanto tiempo en el área laboral, perder ocasiones especiales, y no poner como prioridad tu salud física y ante todo mental puede traer un desbalance en tus rutinas, según el performance coach.

De acuerdo con los estudios revelados en el artículo de Sodexo: El equilibrio entre la vida personal y profesional, el 45 por ciento de las personas tienen la impresión de no contar con el suficiente tiempo para ocuparse de sus actividades personales.

Asimismo, un 90 por ciento de los empleados aseguran desear pasar más tiempo de calidad con su familia. 

Si bien el dinero es importante en la vida de cada individuo, pero el perderse como persona y perder relaciones por trabajar en exceso y sin límites afectará a corto y largo plazo, de acuerdo con lo expuesto en el artículo de Sodexo.

Por su parte, la doctora mencionó que en definitiva es negativo que la persona se lleve las cargas laborales para el hogar.

“Te afectas tú y afectas a los demás”, estableció. 

Recomendaciones

El artículo de Red de Universidades Anáhuac reveló que tener un equilibrio personal y profesional genera efectos muy positivos en la salud mental, salud física y productividad de las personas.

Una de las recomendaciones principales que brindó la doctora Alonso es aprender a tener un balance, desarrollarlo y ponerlo en práctica, pues de ello dependen muchas cosas.

Por su parte, en el artículo de La importancia del balance entre la vida laboral y personal, establece cinco estrategias claves: desconectarse del trabajo tan pronto se llegue al hogar y si trabajas desde casa, establecer ciertos límites. Decirle adiós al perfeccionismo, hacer ejercicio y meditación, hacer uso adecuado del tiempo y finalmente comprender que no existe algo como “equilibrio perfecto” entre estas dos áreas tan importantes de la vida pues esto no siempre será posible.

Aún así el escrito explica la importancia de que los individuos identifiquen sus tiempos y que puedan adaptarse a los cambios. 

De la misma manera, el artículo de Sodexo explica tres estrategias para poder establecer un balance sano y real: planificar bien la agenda conjunto a los planes y aspiraciones para ese día, también agilizar las tareas y aprovechar los picos de productividad. 

En la misma sintonía de los artículos, Alonso recomendó aprender a decir NO. Poner límites como individuo y a los otros porque de lo contrario no respetarán a la familia ni los  horarios, entre otros. 

“Hay gente que quiere ser súper productiva, pero dejarás de serlo si no te tomas un tiempo. La vida tiene muchas áreas para disfrutar, pero el trabajo no es lo único”, sostuvo la experta en psicología. 

Algo en común comentado entre los expertos y los artículos anteriormente mencionados es la importancia de crear conciencia, pero ambas partes. 

Pese a que el individuo es aquel que establece límites y divide su tiempo, es muy importante que las empresas y patronos velen y se preocupen por sus empleados, por su salud y bienestar, que sean empáticos, coinciden. 

“El reto es que tú tienes que estar consiente de todas las áreas principales de tu vida, para, entonces, tu poder discernir cómo se encuentran cada una de esas áreas y establecer tú mismo si has abandonado tus otras cosas escenciales (familia, pareja, hogar) por el trabajo”, explicó el profesor Gutiérrez. 

Alonso lo establece como, crear conciencia de cuán importante son los límites, de la importancia de tener un tiempo para el descanso, tener días libres, de parar y espacios para disfrutar, para ser feliz.