Con familia, amigos y en el área laboral es común ver que una de las partes de la relación brinde o reciba algún manifiesto de manipulación. 

Para conocer los tipos más comunes de manipulación y sus efectos en la salud mental de quienes la reciben, conversamos con especialistas de la psicología. 

La licenciada Margarita López, psicóloga, compartió a Es Mental que la manipulación se trata de que una de las partes manipula a la otra, invalidando sus emociones e insertando dudas sobre sus capacidades. Además, buscan obtener algo a cambio como ventaja y poder sobre una situación, provocando efectos muy negativos en quien recibe la manipulación.

La doctora Lisangela Morales, psicóloga clínica, sostuvo que la manipulación viene siendo un mecanismo de persuasión, donde existe una desigualdad en una relación, independientemente del tipo.

Hay una parte de esa relación, una figura, que va a estar en cierto control sobre la otra parte”, explicó. 

En estos casos, no hay equidad, mucho menos se contempla las posturas neutrales, ni mismos accesos y beneficios de compartir sus emociones, sentimientos o necesidades. 

En concordancia, la doctora Ivelanie Galio, psicóloga clínica, compartió que en estos casos una parte de la relación busca influenciar a la otra persona, para así ejercer control o cambiar una situación de forma que la persona manipulante se vea beneficiada. Por tanto la manipulación puede definirse como la influencia de emociones y conductas de la otra parte para una ganancia personal. 

Existen varios tipos de manipulación, entre ellos la emocional, la psicológica y la coercitiva. Sobre éstos, la licenciada López abundó en el psicológico, pues considera que es el principal porque tiene “dos vertientes”.

Estos son los mecanismos de defensa, donde la persona que manipula cuestiona la realidad de otra persona para no aceptar sus propios errores, y comienza una manipulación para obtener algo a cambio.

El impacto de la manipulación en la salud mental

Frases como “Tú nunca” o “Tú siempre” van a ser muy comunes cuando una persona manipula, juzgando así la situación que está ocurriendo, ya que la lleva a un término general, lo que psicológicamente afecta a la persona quien recibe la manipulación.

Estas personas, según López, tienen patrones similares, tales como inseguridad, vulnerabilidad y baja autoestima.

Precisamente, un artículo sobre el tema de manipulación destaca que la manipulación tiene un poderoso efecto sobre nosotros, seres por naturaleza comunicativos y llenos de emoción. De hecho, a veces convence a las personas por las actitudes y acciones más triviales. 

Al conversar sobre los efectos negativos de la manipulación en los individuos que la reciben, la licenciada abordó que ha visto en terapia que uno de los efectos negativos principales, aparte de la baja autoestima, es la codependencia emocional. Esto porque la persona se siente sin estrategias, mucho menos capacidades para poderse defender.

De otra manera, la doctora Galio compartió que otro de los efectos puede ser el miedo al abandono, esto por parte de quien recibe la manipulación.  

Yo estoy con esta persona y si lo dejo, ¿qué va a pasar ahora? , agregó.

Cuando estos pensamientos llegan, no solo afectan la autoestima, sino también la ansiedad e incluso sentimientos de soledad y aislamiento.

Y son precisamente esos efectos en el proceso de la manipulación los cuales se trabajan en terapia, según coincidió el grupo de especialistas. Esto para que la persona pueda arraigarse a su valores, a sus metas y poder tener esas herramientas para salir, identificar o trabajar con esta situación.

Recomendaciones

En el contexto de recomendaciones, la doctora Morales sostuvo que para salir de un patrón de manipulación será importante que la persona se devuelva a sí misma en ese proceso, lo que perdió durante el estado de manipulación.

Así que volver a conectar con tus propias áreas de fortaleza y en base a esas áreas, potenciar ese proceso”, explicó. 

Por su parte, López sostuvo que la recomendación principal siempre será buscar ayuda y contar con un grupo de apoyo.

“Lo más importante para estas personas que han sido víctimas de la manipulación, es trabajar en su proceso”, explicó. 

Y en estos casos que la persona que fue manipulada será vital que externalizan sus emociones y se hagan consciente de ella. Pues además del proceso de terapia (depende del tipo de manipulación), existen otras áreas de su vida en las que necesitan mejorar estos patrones con aquellas recomendaciones que precisamente los profesionales le recomiendan, para integrarlo en su diario vivir. 

Por su parte, la doctora Morales afirmó que en el área práctica del diario vivir será necesario que se retomen las actividades que la persona disfrute hacer y volver a conectar consigo misma, además del autocuidado.

También, agregó que es importante las estrategias de distracción. “Estamos sanando pero también estamos retomando eso que dejamos quizás en algún punto por causa de la manipulación”, explicó.

Además recomendó realizar actividades que ayuden a volver a confiar en sí mismos/as, recuperar su confianza y destacar esas fortalezas que como individuo te hacen diferentes de otros.