La psicología juega un papel vital en la pérdida de peso. Más allá de las dietas y ejercicios, los aspectos de la salud mental influyen de manera significativa en el proceso de pérdida de peso y en el mantenimiento del mismo de forma saludable.

Es Mental conversó con especialistas en nutrición, psicología y coach alimentarios para conocer cómo la integración de esta disciplina puede ayudar a los individuos a lograr la pérdida de peso, pero también a mantener un estilo de vida saludable y consistente. 

Como nutricionista, la licenciada Laura Machado explicó que su fin es que los pacientes sostengan un plan de alimentación y actividad física para su bienestar de salud, con una calidad de vida sostenible, para lograr cual sea su meta de perder, ganar o mantener su peso. Esto sin dejar a un lado el aspecto de la salud mental. Por tanto, sostiene que trabajan, además de con las calorías, con hacer entender a sus pacientes que ningún alimento es malo.

Para Machado, es vital tener ese trabajo interdisciplinario, ya que, según su experiencia, pueden ayudar al paciente a trabajar con el aspecto físico, tomar conciencia sobre la manera en que se alimentan y actuar de manera adecuada en base a sus metas. 

Una intervención holística puede ayudar a que la persona alcance su meta de lograr resultados óptimos sobre su salud tanto física como mental, de acuerdo a la especialista en nutrición.

La importancia de la psicología durante el proceso de pérdida de peso

Sobre esto, el doctor Daniel Fuentes, psicólogo clínico y especialista en intervenciones para manejo de peso, sostuvo que la mayoría de estudios recientes han llegado a la conclusión de que para bajar de peso de forma saludable y efectivamente debe existir la combinación de un plan alimentario, actividad física y un tratamiento psicológico. 

La psicología y la salud mental son los expertos en modificación de conducta, en trabajar estilos de vida, y en cambiar mentalidades, y esas tres cosas son superimportantes en el proceso de bajar de peso”, aseguró.

El especialista en psicología agregó que el proceso de pérdida de peso, más allá de modificar la conducta, se trata más bien de cambiar la mentalidad. “Muchas veces se nos mete a la cabeza que esto de bajar de peso es solamente a través de la fuerza de voluntad”. 

Pensamiento que afirma esta erróneo, pues crea que las personas que desean bajar de peso y no puedan realizar su plan alimentario o ejercicio por un día o dos sientan culpabilidad, dejen de comer, entre otras conductas erróneas.

Por tanto, trabajar con la autocompasión será vital para saber que el proceso de pérdida de peso no es un proceso corto, sino que para que sea saludable, requiere un tiempo necesario para lograr esa meta y mantenerlo de manera saludable.

El no compararse también será muy importante en el proceso de perder peso, pues, según el psicólogo clínico, el perder peso es muy individual. 

“Es ver los cambios contigo mismo/a, y no en comparación con otras personas, porque usualmente vamos a perder siempre”, afirmó. 

Desde la perspectiva del coaching y la psicóloga social comunitaria, Susana González, sostuvo que su enfoque es el continuo de la importancia de la prevención, atención, mantenimiento y acompañamiento complementario, especialmente para establecer estilos de vida saludables y cambiar patrones profundos. Ejemplificó que la pérdida de peso desde esta mirada es una sensación de bienestar en general.

“No podemos ver el cuerpo y el peso aislado, veo a la persona en su relación mente – cuerpo, su vida e historia. Es importante tomar en consideración a la hora de trabajar con la pérdida de peso las diferentes dimensiones (la espiritual, intelectual, mental-emocional, física, conexión social,relación con uno mismo, naturaleza”, agregó González. 

Recomendaciones

La especialista en nutrición compartió el tema de “Mindful Eating” para lograr un proceso de pérdida de peso, pues se trata de una metodología que ha demostrado crear hábitos saludables y sentirse satisfecho con los resultados, y así tener una alimentación consciente. 

Al ser un proceso bastante individual, Fuentes recomienda primordialmente que si estás en búsqueda de bajar de peso de una manera saludable, además de un especialista en nutrición, tomes la iniciativa de visitar a algún especialista de salud mental.

En terapia nos vamos a dar cuenta de cuáles son los mecanismos que te han llevado al sobrepeso, y también es importante ver si puedes estar teniendo rasgos o ya tengas un trastorno alimentario”, agregó.

Además, afirmó que en este proceso será muy importante la higiene del sueño. “Muchas veces solamente con eso ya empezamos a ver reducción de peso de manera saludable”. 

El cambio de mentalidad y pensar que no estaremos motivados/as todo el tiempo ayudará bastante en el proceso de pérdida de peso. 

Y, aunque la palabra disciplina, es comúnmente usada en estos temas, Fuentes reiteró que prefiere el término de compromiso, ya que la persona continuará haciendo las cosas, aun cuando ya no sean divertidas. 

Recomendó, además, manejar las emociones de otra forma que no sea con atracones de comida, que usualmente son ultra procesadas. 

Finalmente, González compartió que parte de lo que trabaja es que empiecen a tener relación saludable con ellas mismas y con otros, comer con placer conectando con otras personas, entre otros, que las pone a habitar ahora su cuerpo, en espacios de placer, disfrute, relajación y ahí empiezan a soltar el peso emocional y físico. 

“Tomo en consideración como importante también la recreación, el descanso, actividades sociales y cenas en verano. Muchas se estresan, se retraen, se aíslan y  cohíben de participar de actividades, por el miedo a tener descontrol y por la culpa que sienten”, aseguró.

Por tanto, es vital para su sanación y, por consiguiente, para perder peso, el conectar socialmente y el que puedan ir a eventos sociales, sin sobrecomer y sin culpa.