El desenlace de las primarias, con la derrota del gobernador Pedro Pierluisi por parte del electorado de su propio Partido Nuevo Progresista (PNP), es reflejo de la creciente insatisfacción de los puertorriqueños con la gestión de sus gobernantes, según expertos entrevistados.

El evento, que se llevó a cabo el domingo y donde resultó victoriosa la comisionada residente Jenniffer González, estuvo plagado de problemas que incluyeron cortes eléctricos en colegios de votación, fallas significativas en la página cibernética de la Comisión Estatal de Elecciones y en máquinas de votación que no procesaban papeletas, falta de personal y hasta inundaciones.

Pierluisi es el séptimo gobernador consecutivo que no revalida por un segundo término en Puerto Rico

Según el sociólogo Luis Javier Cintrón, Puerto Rico lleva eligiendo gobernadores de un solo término desde el 2000, cuando Sila María Calderón se convirtió en gobernadora. Esto apunta a una intolerancia del electorado y contrasta con otras partes del mundo, como México, en donde el pasado domingo también se llevó a cabo un evento electoral y se dio un “voto de confianza” al partido al mando, dijo.

“Yo puedo entenderlo, como que la gente cada vez encuentra menos representación del Estado. Y no solamente en Puerto Rico, en muchas partes del mundo; el Estado se ha convertido en un obstáculo para el desarrollo de las personas’’, explicó el sociólogo.

Para Luis Herrero, consultor político e integrante del podcast Puestos Pa’l Problema, este resultado demuestra el repudio al Gobernador y a su gestión, pues los alcaldes incumbentes ganaron las primarias por márgenes cómodos y “el único incumbente derrotado fue el gobernador”, aseguró.

Ante las diversas situaciones que se vivieron el domingo, por la falta de energía eléctrica y hasta las fallas en el sistema en línea de la Comisión Estatal de Elecciones, vislumbra que, en noviembre, las elecciones generales serán las de menos participación ciudadana en la historia de la Isla. 

“Las instituciones públicas, en el País, tienen una seria crisis de credibilidad y esos tropiezos no ayudan en nada”, sostuvo.

La derrota en primarias del gobernador fue considerada por el licenciado Orland Castro García, conocedor de temas de geopolítica y creador del podcast The Grey Zone, como un “hecho sin precedentes”, ya que podría revelar una falta de conexión y confianza hacia el líder del partido.

“En este caso, se había comentado que dentro de los empleados públicos del PNP, existía incomodidad y molestias por la forma en que se trataba a los empleados del PNP versus los no penepés”, comentó.

No obstante, señaló que, luego de declararse una guerra encarnizada en las primarias, de cara a noviembre muchos “dejan todo de un lado”.

González logró convencer al electorado

Castro García dijo que, en el caso de Jenniffer González, es sorprendente su victoria, ya que logró convencer al electorado de este partido al asegurar que ella podría ser la única en resolver los problemas de la administración. 

En los últimos 10 días aprovechó el dinero que tenía para una serie de anuncios que, diría, fueron bastante efectivos, resaltando las diferencias entre ella y Pierluisi”, puntualizó.  

Siendo republicana y tras apoyar públicamente al primer expresidente de los Estados Unidos declarado culpable por fraude fiscal y violar leyes electorales, Donald Trump, el rol de la ahora candidata a la gobernación por el PNP, González, puede trastocar el alcance de proyectos establecidos por demócratas, recordó el sociólogo.

González, asimismo, ha sido vocal en su apoyo a Israel en lo que ha sido considerado como un genocidio, en Gaza, según las Naciones Unidas.

Cisjordania y Jerusalén Oriental también han sido atacados por el Ejército israelí, y sobre este tema las Naciones Unidas ha solicitado aplicar “todas las medidas diplomáticas, políticas y económicas posibles, así como los procesos judiciales, para poner fin a este horror”.

“Estos son temas que pasan por debajo del radar y no son reseñados por los medios tradicionales. Es toda una estructura a favor de un genocidio”, reiteró el sociólogo. 

Recalcó que de aquí a noviembre puede surgir desconfianza entre los electores por las fallas que ocurrieron el domingo. 

Crea una ansiedad para los electores, porque al final del día, puede que participe menos o desconfíe menos del resultado. La inestabilidad que tiene el País también se refleja en nuestro poder democrático y cómo respetamos la democracia”, concluyó.