La revocación de la decisión de la Corte Suprema en el caso Roe vs. Wade, que hizo legal el aborto en los Estados Unidos, no cambiaría el estado de derecho en Puerto Rico sobre el aborto donde esta práctica salubrista seguiría siendo legal, según expertas entrevistadas por Es Mental.

Tras filtrarse un borrador del Tribunal Supremo de los Estados Unidos sobre Roe vs. Wade, muchas personas han tenido dudas sobre las implicaciones que traería si se revoca esta decisión y si tendría o no repercusiones sobre el derecho -existente- al aborto en la Isla.  

En un taller con la prensa del País, la directora ejecutiva de Ayuda Legal Puerto Rico, Ariadna Godreau-Aubert, explicó que este borrador de opinión no es vinculante ni puede declarar una ley inconstitucional, pues quien único puede hacerlo es un tribunal debidamente constituido. 

“Un borrador no puede declarar una ley inconstitucional. La pregunta en este caso es: ¿Pueden los estados hacer una legislación para que una persona no pueda abortar después de las 15 semanas? El borrador de la opinión dice que sí y para poder decir que sí tienen que revocar por completo lo que se decidió tanto en Roe vs. Wade y el caso de Planned Parenthood vs. Casey”, explicó Godreau-Aubert.

Por su parte, la expresidenta del Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico y senadora por el Movimiento Victoria Ciudadana, Ana Irma Rivera Lassén, dijo a Es Mental que: “si mañana se va Roe v. Wade del entorno jurídico, el estado de derecho en Puerto Rico sigue igual, porque en la Isla el aborto es legal desde antes de Roe vs. Wade”. 

“Hay un caso que se llama Pueblo vs. Duarte del 1980, que interpretó la situación del acceso a las mujeres a tener la posibilidad de una interrupción de embarazo a base también del derecho a la intimidad que está en nuestra Constitución. Si mañana no está Roe vs. Wade, está la Constitución de Puerto Rico que reconoce el derecho a la intimidad y el caso de Pueblo vs. Duarte, que interpretó lo que dice eso para los derechos de las mujeres”, detalló. 

Godreau-Aubert apuntó a que la Constitución local es mucho más amplia en reconocer derechos, que la de Estados Unidos, y que, además, las declaraciones de inconstitucionalidad no las pueden hacer los legisladores.

 “No hay ninguna senadora que pueda hacer una declaración de inconstitucionalidad. Las hacen los tribunales y el sistema de derecho con el que nosotros vivimos”, agregó. 

En el taller también se reiteró que en Puerto Rico actualmente el aborto es un derecho no sujeto a eliminación, que es legal y que el Código Penal aclara cuál es la conducta sancionada, que es el aborto sin autorización médica

El aborto inseguro sigue cobrando vidas

La ginecóloga Mireily Rivera Rosado aseguró que la clandestinidad del aborto cobra la vida de sobre 68 mil mujeres al año, siendo una de las cinco causas principales de mortalidad materna.

Con complicaciones como hemorragias, infecciones, perforación uterina, de la vejiga y el intestino, desgarres del cuello del útero, esterilidad y hasta la muerte por shock hipovolémico o séptico.  

“(El conocimiento de los profesionales de la salud) es vital para tomar decisiones acertadas en pro de la salud de la mujer. Esto no debe ser un asunto que decidan, en su mayoría, hombres que no conocen de medicina o no están capacitados”, sostuvo. 

Puntualizó que el hecho de que las leyes busquen trastocar la autonomía de los cuerpos de las mujeres podría aumentar dramáticamente los abortos inseguros, afectando su integridad física y emocional. 

“La salud mental de muchas mujeres se afectaría, ya que no tendrían el apoyo moral y psicológico que brinda un aborto legal y seguro”, concluyó.