La agresión sexual causa lesiones cuyas consecuencias pueden ser inmediatas o a largo plazo y tiene efectos profundos en la salud física y mental de los sobrevivientes (OMS, 2023). A estas lesiones se le conoce como trastorno del estrés postraumático y se define como la exposición a una experiencia directa de algún evento traumático donde se presentan: 

  • Recuerdos y/o sueños angustiosos recurrentes, involuntarios e intrusivos en los que el contenido está relacionado con el suceso traumático. 
  • También pudieran sentir o actuar como si el suceso se repitiera y a su vez un malestar intenso cuando se exponen a eventos que se parecen a un aspecto de los sucesos del trauma. 
  • Además, tienden a evitar recuerdos, pensamientos o sentimientos y hasta presentan dificultad para recordar aspectos importantes de los sucesos (DSM-5-TR, 2022).

¿Cómo esto puede afectar el área de sexualidad en pareja?

El área de la sexualidad en pareja puede verse afectada por las secuelas que deja el trauma luego de la agresión sexual y es que, según el Código Penal de Puerto Rico [Ley 146-2012, según enmendada], Art. 130, (33 L.P.R.A. § 5191), el delito se define como el acto de llevar a cabo a través de engaño, manipulación, fuerza física, violencia o intimidación la penetración anal, vaginal y oral sin el consentimiento de la persona.

De acuerdo con datos obtenidos de la Unidad de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del Negociado de la Policía de Puerto Rico, para el año 2022 se reportó un total de 1,205 casos de violencia sexual. ¿Pero, será esta una cifra exacta? Y es que muchos sobrevivientes de violencia sexual no denuncian los hechos por el sentimiento de vergüenza y la falta de apoyo.

Trabajando la sexualidad luego de una agresión sexual

¿Pero y qué pasa si no se trabaja la sexualidad luego del trauma? 

Pudieran presentar dificultad a la hora de intentar conectar sexualmente con la pareja y es que los sobrevivientes de violencia sexual sufren a menudo desagrado hacia su cuerpo y el de su pareja. Hasta llegar a presentar negación por las relaciones sexuales, debido a que les producen una vivencia cercana al trauma. Por lo que, es común que sientan repugnancia por las caricias, los besos, la desnudez y hasta una resistencia de sentir el cuerpo de alguien más junto al suyo, lo que pudiera generar problemas en el área de pareja.  

Así que si has presentado dificultad para poder conectar sexualmente con tu pareja estas 8 recomendaciones te serán utiles: 

  • Busca ayuda: Es importante que busques ayuda de un profesional de la salud como; psicólogo y/o sexólogo para trabajar el impacto del trauma y la sexualidad individual y/o de pareja. 
  • Ten paciencia: Para poder reconstruir la sexualidad luego del trauma debes saber que la clave está en ser paciente contigo mismo. 
  • Mantener una buena comunicación y establecer límites: Hay zonas específicas de tu cuerpo que son más vulnerables que otras. Es por esto que debes comunicar lo que no estás dispuesto a permitir durante la interacción física o sexual desde un inicio. 
  • Establece una palabra clave: Deben elegir una palabra específica que sea fácil de recordar para darle fin a la interacción sexual de inmediato de ser necesario.
  • Conoce el lenguaje corporal de tu pareja: En caso de que la pareja presente parálisis durante la actividad sexual y no pueda verbalizar la palabra clave identifica si el lenguaje corporal representa comodidad, rigidez o hay cese en la comunicación verbal. 
  • Practicar el contacto físico no sexual: El contacto físico es esencial sin que se convierta en algo sexual y es que acariciar el cabello, rostro y manos hará que se comience a trabajar la conexión y seguridad en pareja. 
  • La masturbación: La persona que sufrió un trauma sexual, como lo es la violencia sexual, tiene que reconstruir el término de sexualidad, logrando que el sexo sea uno placentero y esto pudiera llevarse a cabo tomando control de la sensación de placer por sí mismo. 
  • Mapeo corporal: No sólo necesitamos de la penetración, sino de la conexión en pareja y es que el mapeo corporal ayuda a que se conozcan las zonas erógenas de sí mismo y de la pareja (Molina, 2023). Así que imagina que el cuerpo de tu pareja es un mapa y debe buscar esos lugares que nunca ha explorado y que son increíblemente excitantes para que el orgasmo sea uno electrizante. Para esto se puede incluir aceites y objetos que ayuden a hacer de la sexualidad una placentera.

*La autora es consejera psicológica, certificada en Traumatología Clínica, Psicología Forense y Neurociencia del Aprendizaje. Además, es miembro del Comité Promoción de la Salud Sexual de la Asociación de Psicología de Puerto Rico.