Ante un inicio de año desbordado en feminicidios y violencia machista, organizaciones y activistas alzan su voz este 8 de marzo para hacer un llamado de alerta sobre la situación que se está viviendo actualmente en Puerto Rico. 

Este viernes diversas organizaciones, enfocadas en los derechos de la mujer y/o que brindan servicios a las sobrevivientes de violencia doméstica, exigen al Estado respuestas y acción ante la escalada violencia de género en la Isla, como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora o también conocido como el 8M; una fecha en la que se recuerdan los esfuerzos obtenidos por las mujeres y aquellos que quedan por lograr. Para esto, mujeres de todo el mundo se reúnen en las calles exigiendo mejores condiciones salariales, de vida (como erradicar la violencia machista) y bienestar integral. Puerto Rico no es la excepción. 

Como es el caso de Coordinadora Paz para las Mujeres, cuyas integrantes, en una resolución redactada, exigen al gobernador, Pedro Pierluisi, que se cumpla con la obligación legal de nombrar a las personas que integrarán la Junta Reguladora de Programas de Reeducación y Readiestramiento para Personas Agresoras, cuya vacante ha estado inactiva por tiempo indefinido.  

Lo que consideran como una violación del estado de derecho vigente y la razón por cual los programas de desvío existentes carecen de supervisión, para garantizar la efectividad entre los agresores que se acogen a los servicios como condición de una sentencia en probatoria. 

“Desde nuestra organización decidimos redactar esta resolución para demostrar que las integrantes de nuestra Coalición no están conformes con lo hecho desde el gobierno para poder trabajar y prevenir la violencia de género. 2024 comenzó como un año sangriento para las mujeres, mientras estamos a 3 años de un Estado de Emergencia que debió haber puesto la violencia de género como prioridad desde hace mucho”, dijo a Es Mental Vilma González Castro, directora ejecutiva de Coordinadora Paz para las Mujeres. 

Recalcó, además, la indignación nacional que se experimenta por el fallido proceso legal en el que se atendió la solicitud de protección y de justicia de Linnette Morales Vázquez, quien fue asesinada junto a su madre y hermano en enero pasado. 

La resolución fue enviada al gobernador de Puerto Rico, a los presidentes de los cuerpos legislativos y a las presidentas de las comisiones de la mujer; a la jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, al juez administrador de la oficina de administración de los tribunales y a las agencias gubernamentales con responsabilidades hacia las víctimas sobrevivientes de violencia.

Por otro lado, y de acuerdo con la activista Ana Celeste Mercado Matías, asesora de diversas organizaciones sin fines de lucro, como la Casa Protegida Julia de Burgos, este 8M también se reclamará por la urgencia de trabajar con la educación con perspectiva de género, ya que la violencia de género se podría erradicar comenzando desde la niñez. 

Apuntó a los legisladores y legisladoras como responsables a la hora de hacer posible leyes que obliguen al Departamento de Educación a la implementación con celeridad del currículo.

La mejor forma de erradicar la violencia de género es educando a nuestros niños y niñas. El reclamo que hago como hija, madre, tía y sobreviviente, es que no nos falte una más en la mesa. Este mal tiene que ser erradicado”, señaló Mercado Matías.

Buscan crear conciencia para erradicar la violencia de género

Con la llegada del 8M también se dio a conocer sobre una iniciativa sin precedentes en la isla, y es que 28 destacadas maratonistas liderarán el llamado ‘Kilómetros de Cambio’, una carrera ininterrumpida de tres días, alrededor de Puerto Rico, para recaudar fondos para los albergues que las reciben a las sobrevivientes.

“Este evento es más que una carrera. Es un llamado a la acción contra la violencia hacia las mujeres. Cada corredora, representando la fuerza y la resistencia, cubrirá tramos de 13 millas en esta travesía que busca crear conciencia y recaudar fondos para apoyar a las mujeres afectadas por la violencia doméstica en Puerto Rico a través de los albergues Hogar Ruth, Casa Bondad, Casa Protegida Julia de Burgos, La Casa de Todos, Hogar Nueva Mujer, Hogar La Piedad y Capromuni I y II”, precisió la triatletla y ultramaratonista, Deborah Maldonado, organizadora y fundadora de Kilómetros de Cambio.

Por su parte, Lina García, otra maratonista y triatleta, aseguró que se suma a la actividad tras vivir la violencia en el noviazgo.

“Correré porque aún recuerdo con lágrimas cómo, hace 38 años, una mujer salió de madrugada corriendo de su casa, me agarró, me montó en el carro y me dijo ‘nos tenemos que ir’. Correré porque pude terminar un noviazgo en el que fui víctima de violencia. Correré porque hoy me atreví a contar mi historia, algo que llevaba muy dentro”, detalló. 

Las 28 maratonistas partirán desde una ruta de alrededor de 25 municipios de las costas de Puerto Rico.

Harán lazo humano este Viernes 8 de marzo

Este Viernes 8 de marzo, también la Asociación de Maestros de Puerto Rico exhorta a todas las personas a darse cita en el Morro desde las 10:00 a.m. para crear un lazo humano, con el fin de hacer un llamado de reflexión sobre el aumento en la incidencia de los feminicidios

“Es importante realizar un evento de impacto que sirva como punta de lanza a una campaña educativa dentro y fuera del sistema escolar y desde allí, a todos los niveles y rincones del país”, precisaron en un comunicado de prensa.