TikTok es una red social que se diferencia de las demás por su algoritmo específico y una experiencia de visualización muy rápida y continua, entre otras características que hacen que las personas se “enganchen” y pasen horas “scrolling” el contenido. 

Aunque es diversa, divertida y para muchos un lugar de trabajo, puede traer efectos negativos al cerebro, según estudios y especialistas en psicología.

Según el doctor Miguel Colón, especialista en psicología y en temas de tecnología, TikTok, al igual que otras redes, causan placer en el cerebro al ser una ventana y escapatoria de aquellas situaciones del diario vivir. 

Causan un estímulo positivo al cerebro y podría llegar a volverse un uso problemático si las personas lo utilizan de manera constante y prolongada, acción que, según el Colón, causa esta red social.

Es una red social que debido al rápido consumo, es fácil de ver. De hecho, hay una tendencia hoy día, donde el contenido que se está moviendo es uno corto y, por ello, otras redes como Instagram, YouTube y Twitter, han incluido esta misma dinámica.

“Otra cosa que causa es el aspecto del algoritmo que te va mostrando videos relacionados a lo que a ti te gusta,  por lo tanto, siguen aumentando esa satisfacción de darte lo que tu estas buscando”, sostuvo.

Este aspecto resulta curioso e interesante para Colón porque los videos que le pueden salir a una persona, no necesariamente les salen a otros.

“El cerebro se ve afectado por esas dosis de placer, de un sentido en el que se siente que está satisfecho y, por eso, es que nos estimula dramáticamente la red social”, explicó. 

Sin embargo, a largo plazo esto puede crear un uso problemático de la red, incluso puede manifestarse con deficiencias en la atención, el ritmo del sueño y descanso, y las personas que tengan pobre autocontrol, también podrían verse afectadas en este aspecto.

Colón mencionó a Es Mental que, según investigaciones en Gran Bretaña, sí pueden haber efectos directos en los patrones de sueño y afecta la atención (pues se abandona un poco las responsabilidades).

Asimismo, neurólogos investigadores de la Universidad Zheijang (China) publicaron en 2021 una investigación sobre cómo actúa esta red social en el cerebro de sus usuarios para lograr una elevada adicción entre sus usuarios.

En la encuesta, entre 208 personas de edades entre 17 y 31 años, encontraron 153 usuarios de TikTok, que son en los que se basó el estudio. La mayoría de ellos (67%) usaba la red social menos de una hora al día; el 30%, entre una y dos horas al día. Una pequeña parte de ellos (3%) utilizó la aplicación más de dos horas al día.

La conclusión de este estudio, que se basó en neuroimagen de las áreas cerebrales, es que el algoritmo de recomendación de TikTok, el cual es capaz de descubrir contenidos que regulan la actividad de un conjunto de subregiones de la red neuronal por defecto y del área tegmental ventral (donde se libera dopamina), para reforzar el comportamiento de ver vídeos. 

De manera similar, la especialista en psicología, Lisse Quijano, explicó que la liberación de dopamina y oxitocina ocurre en estos casos y automáticamente es muy placentera el hecho de continuar scrolling a través de la red social, pues es material de interés. 

“Entonces, ese es el tipo de liberación potencial que tenemos en nuestro cerebro y es una gratificación constante”, explicó. 

Entre los tantos problemas o efectos que puede traer esta plataforma, según Quijano,figuran los estereotipos y estilos de vida “ideales”.

“Lo podemos utilizar de manera educativa también, pero con controles”, agregó.

El consumir esta red social a largo plazo y sin control sí puede afectar el cerebro y partes de la vida de los individuos, y la especialista explicó que en el caso de los menores, no se debe suplantar otro tipos de actividades que ayudan al desarrollo por el uso de esta red social, ya que puede traer consecuencias mas adelante.

El uso de TikTok por los menores debe ser controlado. Como padres, se debe conocer la madurez mental que tienen sus hijos para recibir “x” o “y” información que se expone en esta red social.

La importancia de mantener el control

De acuerdo con Colón, de ser una plataforma originalmente más inocente y enfocada a niños, al monetizar el mundo de TikTok, se ha evolucionado a una plataforma a la cual se puede tener un acceso fácil a contenido incluso de adultos.

Precisamente por estos casos, el monitoreo y controles son esenciales de parte de los padres hacia sus hijos, según el especialista. “Incluso, TikTok tiene una manera en que usted puede controlar el contenido adulto”, explicó. 

Además. resaltó como importante el no exponer a los menores en dicha red social al hacer videos a tan temprana edad.

De igual modo, en el caso de los jóvenes y adultos está la alternativa del control en el tiempo de pantalla, lo cual puede ayudar a controlar el tiempo en exceso al estar en la red social. 

Quijano mencionó que, al ser adultos, se tiene un lóbulo frontal, el cual se debe dominar, tener control y ser maduros al momento de consumir el contenido. “Si un adulto no puede autorregularse, hay problemas también con ese adulto”. Incluso mencionó que ha tenido muchos matrimonios con dificultades por el uso excesivo de esta red social.

“You keep scrolling, y tengo toda la información, pero qué pasa, de momento ves que pasan 25 minutos, y todavía tú estás ahí”, explicó.

Incluso habló sobre un estudio realizado en España, el que afirma que esta red social no debe ser permitida para niños entre  0 a 12 años.

“El problema de esto es que si yo continúo poniendo a TikTok por encima de muchas cosas, yo dejo también de hacer y de crear conexiones neuronales…y aquí es que está la cuestión. Por eso, tenemos niños y adolescentes más lentos en las escuelas”, indicó.

Según Quijano, con esta situación se está segregando un placer momentáneo, que si se hace de manera desregulada, causa daño, y está quitando conexiones neuronales para ser una persona más funcional intelectualmente.

Recomendaciones

La especialista en psicología explicó que en el caso de los adultos, la autorregulación de este tipo de redes es lo más importante. 

En cuanto a los adolescentes, jóvenes y niños,  Quijano hizo hincapié en la importancia de que los padres regulen, controlen y monitoreen lo que sus hijos consumen en este tipo de plataformas.

Tenemos el peligro emocional, tenemos el peligro fisiológico y tenemos el peligro de la seguridad del menor”, agregó. 

Quijano aconsejó a los padres establecer límites como el parent control y el monitoreo del contenido, permitiendo utilizarlo una vez culminen con las tareas que tenían dicho día..

Según Colón, tanto para menores como adultos, es importante mantener un balance cuando se tratan estos temas. Indicó que sentarse  a ver vídeos no debe significar, por ejemplo, dejar de comer bien o abandonar las responsabilidades laborales.
Recomendó establecer un timer en las redes sociales para poder disfrutar de todo, sin entrar en los excesos.