Una alimentación pobre puede provocar enfermedades que a largo plazo afectan la calidad de vida de las personas. 

Una buena nutrición es esencial para cada individuo, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). La organización también establece que la clave de una alimentación saludable es el equilibrio. 

Cuidar los alimentos ingeridos es importante para cada persona pues muchas veces se desconoce cuán procesado es un producto o cuánto colorante contiene, según expertos en nutrición. 

Es Mental conversó con la coach en psicología de la alimentación, Susana González, quien explicó que tener una buena y saludable alimentación es esencial para estar vivos, pues infiere no solo en el cuerpo, sino también en lo mental, emocional y, por consiguiente, en cómo se siente la persona. 

La coach explicó que durante la pandemia, el estar encerrados ha generado estrés, incertidumbre, miedo y ansiedades, por lo que el cuerpo busca comidas llamadas “comfort food”. Estas pueden ser donas, sodas, helados, comidas altas en azúcares y carbohidratos de baja calidad, que dan un sentido de bienestar por un periodo corto, pero luego hacen sentir a la persona, pesada sin ánimos y con altos niveles de inflamación. 

Por su parte, el experto en nutrición, Joel Ocasio, explicó la importancia de tener una alimentación saludable en medio de esta pandemia. “Esto significa que en la eventualidad de tener que lidiar con alguna condición como el Covid-19, podamos enfrentarlo mejor y evitarnos complicaciones mayores que puedan comprometer nuestra salud e, inclusive, la vida”. 

Las peores comidas que puedes ingerir 

La mayoría de las personas que tienen largos periodos de trabajo, no tienen el tiempo para preparar sus alimentos, por lo que acuden a los famosos fast food, los cuales no se recomiendan visitar constantemente, ya que son comidas que no aportan la nutrición necesaria que el cuerpo requiere. 

La página de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés), establece que comer fuera del hogar algunos alimentos son más riesgosos que otros, como hamburguesas o bistecs poco cocidos. 

Otras comidas que son las peores por ingerir son los alimentos procesados como salchichas y papas fritas, alimentos que contengan colorante amarillo y refrescos, ya que contienen alta ingesta de azúcar, bebidas de frutas procesadas, cereales azucarados y comidas enlatadas. 

Además, las azúcares añadidas que se encuentran en los dulces, bebidas azucaradas y syrups.

El nutricionista afirma que sin duda alguna, los alimentos que contengan las grasas trans son una de los peores que se pueden ingerir. 

“Estas grasas pueden encontrarse en los alimentos fritos, donas, pizza, entre otros. Adicional en productos procesados que contengan aceites parcialmente hidrogenados”, añadió el profesional. 

Tener una mala alimentación puede provocar enfermedades de alto riesgo, tales como la diabetes tipo 2, osteoporosis , obesidad, hipertensión arterial, anemia y cáncer de colón . 

Recomendaciones 

“Mi recomendación es que se trabaje con la calidad de los alimentos a unos más frescos, orgánicos y altos en nutrientes que contengan proteínas, grasas saludables y de alta calidad”, añadió González. 

Asimismo, la coach afirmó que un ingrediente que se debe mantener es el comer estando presente y consciente, pues también es un nutriente no necesariamente como alimento, sino espiritual y emocionalmente. “Sacar tiempo para comer, saborear, sentir y disfrutar la comida”. 

Entre los alimentos recomendados por el nutricionista se encuentran:

  • Farináceos: pan, pasta, viandas, cereales y cremas, granos. 
  • Proteínas : huevo, aves, pescado, carnes magras y sustitutos de las mismas. 
  • Lácteos: leche, queso, yogur. 
  • Vegetales
  • Frutas
  • Agua 
  • Grasas saludables, el profesional añadió, ejemplos de alimentos que tienen estas grasas saludables: aceites de oliva, canola y girasol, aguacate, nueces, pescados como salmón y atún, semillas de lino. 

“Cada persona tiene sus propias necesidades, gustos, preferencias y tolerancias por lo que se recomienda que vaya a un profesional de la salud como nutricionista/dietista para que pueda ayudarlo a desarrollar un plan individual de alimentación que se ajuste a su estilo de vida”, sostuvo.