¿El colágeno es bueno para la piel? ¿Son efectivas las cremas o los suplementos de colágeno?

Estas son algunas de las preguntas que muchos se hacen sobre el colágeno.

Precisamente, Es Mental conversó con la experta en dermatología, la doctora Elena Nogales, quien destacó que el colágeno es la proteína principal del cuerpo, y no solo de la piel. 

Existen diferentes tipos de colágeno y algunos tienen funciones más específicas. Aún así, el colágeno, en general, da estructura, fortaleza, rigidez y elasticidad a los tejidos. 

Además es usado para que las células migren y se envíen señales cuando hay algún daño. 

“Es uno de los componentes principales de todos los tejidos del cuerpo”, sostuvo. 

En concordancia, la especialista en dermatología, la doctora Tania González, explicó que el colágeno es una estructura que se encuentra, no únicamente en la piel, sino en diferentes partes del cuerpo, como en los dientes, tendones y ligamentos.  

El colágeno tipo uno es el más común, estando presente en la piel, tendones y ligamentos, según la doctora, pero hay otros tipos; aproximadamente 28.

Mitos y realidades

De acuerdo con González, al aplicarse un producto de colágeno en la piel, es importante reconocer que el peso molecular o tamaño de la partícula no va a penetrar rápidamente.

Según la doctora, estas cremas tópicas que dicen ser de colágeno, no suelen tener un efecto significativo en la salud de los pacientes, pues no penetran la piel en una cantidad significativa. 

González explicó que existen varias compañías que han tomado colágeno de cerdos, vacas, marino y de diferentes animales, y esa hélice larga la exponen a temperaturas altas hasta romperlas en pedazos muy pequeños, conocido como el colágeno hidrolizado. 

Aun así, este tipo de colágeno es difícil que penetre en la piel. 

No obstante, los estudios han demostrado que en cantidades mínimas, al tomarlo por boca, posiblemente sí tiene un efecto. Pero, estos estudios son mínimos y no están cien por ciento aprobados, explicó refiriéndose al colágeno que se toma de forma oral. Aún así de las cremas no hay evidencia de que ayude a la salud interna. 

Sobre si ayuda a la salud de los huesos, González destacó que el colágeno no está presente en el hueso como tal, sino en las estructuras que le dan soporte.

“Para eso se usa calcio, vitamina D y otras cosas, pero el colágeno  realmente no juega una función mayor en la salud del hueso”, explicó.

Además agregó, que si el colágeno que la persona está ingiriendo no es hidrolizado, posiblemente no tenga mucho efecto. 

Entre los efectos secundarios de los excesos en el consumo de colágeno, la especialista sostuvo que no se ha escrito mucho, aun así, generalmente lo que sucede es que el cuerpo no llega a digerirlo.

“Es un tema bien controversial. Sería ideal que uno pudiese tomar un suplemento de colágeno y ya aumentar el colágeno, pero desgraciadamente no es tan sencillo, pues el colágeno es una proteína grande, que es difícil hacerla de una manera que penetre la piel y, si es tomada, que el cuerpo la absorba y que llegue hasta donde tiene que llegar”, agregó Nogales.

La especialista sostuvo que varios estudios evidencian que el colágeno ayuda en varios aspectos de la piel, brindando más luminosidad y elasticidad, así como mejorar las arrugas. Igual a los huesos. 

Sobre ello, estudios que apoyan el hecho de que el colágeno ayuda, pero la realidad es que las cremas o suplementos no son regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) y pueden estar diciendo que hacen ciertas cosas cuando en realidad no están aprobados.

Aun así, sostuvo que de los productos que sí funcionan lo son el colágeno hidrolizado o aminoácidos, y lo más importante es que de suplementar o aplicar colágeno, no puede reemplazar cuidar el colágeno que se tiene naturalmente. 

Sobre ello explicó que puede cuidarse protegiéndose del sol, llevando una dieta balanceada y usando sueros de vitamina C.

Sostuvo que en cuanto a los huesos, igual no se puede depender solamente del colágeno, sino que hay que tener una dieta saludable, realizar actividad física y considerar otros suplementos con calcio y vitamina B, si es necesario. 

Un estudio sobre suplementos de colágeno destaca que el colágeno es la proteína decisiva que determina la fisiología cutánea, al mantener la estructura de la piel y permitir que se lleven a cabo sus numerosas funciones. 

Incluso, afirma que se ha demostrado que el contenido de colágeno de la piel joven y sana supera el 75%. Aun así, factores como la luz solar, el tabaquismo, la contaminación ambiental, el abuso de alcohol y la deficiencia de nutrientes pueden acelerar este proceso de envejecimiento. Entonces, disminuye la elasticidad y aparecen líneas y arrugas. 

Nogales sostuvo que prevenir y mantener un estilo de vida saludable es la clave, y en caso de que la persona vaya a usar algún suplemento, antes debe consultar con su médico. 

Agregó que otras alternativas que estimulan la formación de colágeno son algunos inyectables o tratamientos de radiofrecuencia, y la crema retinoides, la cual evita que el colágeno que se tiene, se dañe. 

Por su parte, González aclaró que el colágeno es un suplemento y no un tratamiento como tal y su dosis recomendada es de 400 miligramos diarios, según algunos estudios.