Los superalimentos es un término que ha surgido en estos últimos años a través de las redes sociales, y se les atribuyen beneficios como ser bajos en calorías, pero contienen altas cantidades de nutrientes, de acuerdo con Karina Cruz Olivari, especialista en nutrición y quiropráctica. 

Sin embargo, Cruz Olivari explicó en entrevista con Es Mental que el término superalimento o superfood, en inglés, no es uno utilizado entre profesionales de la salud. 

La especialista explicó que, a pesar de que tiene sus beneficios, el peligro llega cuando las personas comen estos alimentos solamente y olvidan lo demás. “Entonces, creen que cumplen porque comieron un superfood y ya están bien, y ya estoy fuera de riesgo”, agregó. 

Según la doctora, es un error pensar que consumir este tipo de alimentos, los que se promocionan como súper saludables, van a evitar el surgimiento de enfermedades del corazón, cáncer, artritis y problemas cardíacos, entre otros

Algunos de los superfoods más reconocidos lo son:

  • Semillas de Lino
  • Espirulina 
  • Acaí
  • Cúrcuma 
  • Miel
  • Coco 
  • Aguacate
  • Mangostán
  • Cacao
  • Kombucha

Además destacó que al catalogarse como superalimentos, la  tendencia viene acompañada de altos costos, los que no todos pueden costear ante la realidad económica que se vive en Puerto Rico.

“No todos los alimentos tienen que ser orgánicos, hay alimentos que realmente no necesitan tanto serlo”, explicó.

De acuerdo con el artículo ¿Qué es un superfood? , esto es una tendencia en nutrición que se trata de superalimentos 100% naturales que cuentan con vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos. 

Entre sus beneficios principales se encuentran que ayudan a desintoxicar el organismo, brinda mayor energía para las actividades diarias y son antioxidantes, así que previenen la oxidación celular y, con ello, nos fortalece para prevenir enfermedades y el envejecimiento prematuro. 

Los superfoods son capaces de acumular un ejército de proteínas, vitaminas, aminoácidos, ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, minerales y antioxidantes en escasos centímetros de superficie, según la página Sumum

Cruz Olivari recalcó que los alimentos que más promueven la salud  son los  que encontramos más naturalmente.

“Por eso, siempre les digo que se acerquen más a lo que encontramos en la naturaleza, productos que sean frescos, productos que sean poco procesados”, destacó la doctora.

Señaló que los beneficios de una buena alimentación se ven a largo plazo, pero la situación económica de muchos en el País no les permite costear alimentos saludables. 

Recomendaciones

La especialista recalcó la necesidad de que en los centros educativos haya una dietista que brinde la clase de salud y que la información también llegue a los padres o encargados. 

Agregó que, si los padres son educados sobre el tema de la nutrición, los menores pueden gozar de una mejor alimentación.

Realmente, el problema que tenemos en alimentación es el desconocimiento, es la falta de educación”, dijo.

En este contexto recomendó que, al momento de tomar decisiones alimentarias, debe hacerse acompañado de un profesional experto en el área de nutrición. 

Finalmente, la experta recomendó consumir frutas o vegetales que estén en temporada, pues así el costo será menor. Dijo, además, que mientras más colores y más variedad se vea en el plato, mayor el beneficio.