Durante el mes febrero, culturalmente dedicado al amor, 14,796 estudiantes fueron impactados por una campaña nacional contra la violencia en el noviazgo, impartida por el programa Promotores de Paz, según contabilizó en marzo la activista de derechos humanos y profesora en comunicaciones, Ada Álvarez Conde.

“En agosto anuncié que tenía una misión, llevar charlas en febrero con un grupo de personas interesadas. Mi sueño era que cada rincón de Puerto Rico por fin, propiamente, conmemorar a febrero como el Mes de Prevención y Alerta de Violencia en el Noviazgo. Coordiné esta iniciativa con voluntarios y personas dispuestas y superamos el estimado inicial. Hemos impactado vidas”, expresó la activista.

Aunque inicialmente se había proyectado que la campaña impactaría a 5,000 jóvenes, cuando se contabilizó una vez finalizadas las presentaciones, esta cantidad se triplicó. Según Conde, esto se debió al compromiso de personas que se unieron junto a ella, de forma voluntaria, para ofrecer charlas en los 78 municipios de Puerto Rico.

 

Publicidad

Entre los participantes que impartieron sus conocimientos, se encontraban sicólogos/as, capellanes/as, pastores/as, maestros activos y retirados, doctores, enfermeras, policías, coaches, abogados/as, trabajadores sociales, consejeros/as, mediadores/as, empresarios/as, personas en comunidades de base de fe, personas en organizaciones sin fines de lucro y estudiantes como el joven de grado undécimo, Ariel Vargas, de Jayuya, quien también ofrece presentaciones.

Como parte del proyecto, además, un grupo de 120 jóvenes, de distintos sectores, produjeron cuatro cortometrajes sobre el tema de la violencia en el noviazgo para que sirvan de material en las próximas presentaciones de Promotores de Paz. Estos videos estuvieron compitiendo y el primer lugar se lo llevó el Residencial Trina Padilla en Arecibo, cuya presentación se titula “La marcha”.

“No solamente impactamos jóvenes en las escuelas sino que esto fomentó también la creatividad de los jóvenes en la producción de videos que usaremos en las charlas de ahora en adelante. Ver esto me llenó de emoción”, aseguró Álvarez.

En un comunicado de prensa, el grupo de Promotores de Paz endosó recomendaciones para proyectos de ley, así como hizo un llamado a la Asamblea Legislativa, al gobernador Ricardo Rosselló, al Departamento de Educación y la Oficina de la Procuradora de la Mujer para que consideren lo siguiente:

  • Que se establezca un protocolo de violencia en el noviazgo en las escuelas del Departamento de Educación y que se recopile los datos de estos casos en las escuelas.
  • Que se trabaje un currículo sobre violencia de género en las instituciones juveniles.
  • Que se elimine la palabra “consensual” de la Ley Núm. 54 de Puerto Rico y se atempere el lenguaje para que incluya parejas que presentan violencia que no tienen relaciones sexuales.
  • Que se incluya al Departamento de la Familia en la Ley Núm. 89 del 2015.
  • Que se revise la legislación existente y se lleve a cabo una discusión relacionada a la violencia ejercida por la tecnología como la “porno venganza” o el uso de material explícito entre menores de edad, así como modalidades de vigilancia por los teléfonos celulares.

En el 2013, según el comunicado, Álvarez Conde hizo un llamado a varios senadores pidiendo que febrero fuera declarado el Mes de Prevención y Alerta en el Noviazgo. El proyecto propuesto se convirtió en ley, la Ley Núm. 89 del 2015.

“Podemos quedarnos silenciados ante la violencia y no hacer nada, volviéndonos cómplices de las estadísticas o podemos aportar a erradicar la violencia nuestra de cada día que afecta a las familias puertorriqueñas. Sé que hay gente interesada en ayudar, esto es una forma, debemos ser promotores de paz”, puntualizó Ada Álvarez.