Con ansias se encuentra Omayra Santiago Vélez, a la espera de que el reloj indique las 6:00 p.m., hora en la que inicia su transmisión a través de Facebook Live para interactuar con sus clientas.

Fue en 2019 cuando emprendió su tiendita en línea: Lex Model Boutique. Su emprendimiento se nutre de ventas a través de transmisiones en vivo que se han popularizado, en especial en las puertorriqueñas, durante la pandemia de COVID-19, coincidieron Marissa D. Belvis Navarro, mentora empresarial y fundadora del podcast Renuncia Feliz, y Alan Taveras Sepúlveda, cofundador de la empresa Brands for Puerto Rico.

El emprendimiento de Santiago tiene sobre 19 mil seguidores en Facebook. Sus transmisiones en vivo se extienden a más de siete horas.

“Es bien entretenido”, contó la empresaria. “Es bien cómico porque tú estás sola, pero tienes sobre 300 views (vistas), por lo que no sabes quiénes te están mirando”.

“Yo me conecto, y cuando estoy siete horas (en la transmisión), me la paso cambiándome de ropa y les traigo de todo un poco”, añadió en entrevista con Es Mental.

La psicóloga clínica especializada en psicología positiva, Yasmir Manon Martínez, indicó que vender y persuadir es beneficioso. No tan solo muestra una gran capacidad de reinvención y de perseverancia en la persona, sino de relacionarse interpersonalmente. Emprender refleja resiliencia, pero sobretodo adaptabilidad a las circunstancias.

Si bien es cierto que el emprendimiento puede ser complicado para las mujeres por los estereotipos sobre sus hombros, la psicóloga clínica opinó que demuestra gran fuerza.

“Esa iniciativa de vender, en este momento histórico, es una de mucha valentía que requiere una personalidad resistente y fuerte”, reflexionó.

El más reciente estudio del Global Entrepreneurship Monitor encontró que la cantidad de emprendedoras en Puerto Rico incrementó de un  37.5% a un 44.7% en 2019. Este porcentaje contrasta con el de los hombres, que cayó de un 62.5% a un 55.2% durante el mismo periodo.

No obstante, el informe resaltó que, a pesar de que ha habido un incremento en emprendedoras, ha sido bajo. La poca participación de las mujeres en el empresarismo también es un patrón en América Latina y en el Caribe.

Para Belvis Navarro, “el futuro del emprendimiento, especialmente de los negocios digitales, es femenino”.

La merma en empleos durante la pandemia incentivó el emprendimiento, lo que también constató la mentora. El cierre obligatorio al que todos fueron sometidos impulsó a la búsqueda de nuevas alternativas y de nuevos clientes en las redes sociales.

Las transmisiones en vivo, de acuerdo con Belvis Navarro, se han transformado en estrategias de mercadeo donde los clientes interactúan con los vendedores, y entre sí, mencionó.

Incluso, las transmisiones en vivo persuaden a que más clientes compren, explicó. Por lo tanto, no le sorprendería que reemplacen a las fotografías como estrategia de mercadeo en las redes sociales. 

Cuando Santiago Vélez transmite sus ventas en vivo a través de Facebook Live no tan solo modera, sino que cuenta con un escuadrón de empleadas, quienes anotan los pedidos de los clientes, responden sus mensajes y modelan la ropa que se encuentra a la venta.

Y es que la pandemia ha causado que las ventas a través de transmisiones en vivo se popularicen, según Taveras Sepúlveda. Esta tendencia no terminará cuando concluya la pandemia. En parte, por la escasez de empleos a raíz de la merma en empresas multinacionales y patronos públicos.

Igualmente, la COVID-19 aceleró la migración de las empresas físicas a la internet ­– en particular, las redes sociales –.

El internet ha facilitado el emprendimiento para los que no tienen ni el conocimiento ni el dinero para costear facilidades físicas en las que establecerse, acotó.

“La pandemia lo que hizo fue acelerar el hambre por el empresarismo en Puerto Rico”, esbozó. “Sí hemos visto que la pandemia ha acelerado el e-commerce y todo lo que es digital, pero en Puerto Rico se venía hablando (sobre esto) hace más de cinco años”.

La compañía de servicios financieros UBS publicó en 2020 una investigación en la que mostró un incremento de marcas pequeñas en búsqueda de sus servicios de 2017 a 2020. El estudio lo adjudicó al creciente interés al comercio en línea y a la venta de productos a través de transmisiones en vivo.

En el estudio se reseñó que los productos más vendidos a través de las transmisiones en vivo son de cuidado personal, comida, bebidas y electrodomésticos pequeños. Los menos vendidos son las joyas y los artículos para madres y para niños.

Incluso, anticiparon que los electrodomésticos pequeños, de bajo precio y de fácil instalación, tendrán un despunte gracias a las ventas a través de transmisiones en vivo.  

El Departamento de Desarrollo Económico y de Comercio, por medio de su oficial de prensa, Ana María Ramos Baquero, expresó que ha habido una gran cantidad de negocios virtuales que han tenido más éxito que los físicos a nivel internacional. Por lo cual, la agencia respaldará el desarrollo de estas empresas, incluso después de la pandemia.

Entre los beneficios del Código de Incentivos para los vendedores en las redes sociales están la tasa fija de contribución sobre ingresos del 4%, el 50% de exención en el pago de patente municipal y el 75% de exención en el pago de contribuciones sobre la propiedad. Asimismo, a partir del 12 de febrero de 2021 estará disponible el Incentivo Criollo para alentar el desarrollo de microempresas.

“Nuestra visión de desarrollo económico se fundamenta en ayudar a levantar nuevamente a las pequeñas y medianas empresas nativas”, puntualizó. “Han sido las más afectadas durante la pandemia, y son las que más empleos generan”.