Hoy, miércoles a las 3:00 p.m., conversaremos por Facebook Live con Elba Betancourt Díaz, profesora y trabajadora social, y con la demógrafa Melissa López, sobre las razones por las que las mujeres de hoy no quieren tener hijos, gracias al apoyo de FHC First Healthcare. ¡Sintoniza a través del Facebook de Es Mental o de FHC – Salud Mental!

A pesar de que las razones para que las mujeres de hoy no quieran tener hijos pueden ser diversas, el factor socioeconómico es uno que está muy presente al momento de tomar la decisión.

Así lo explicó Elba Betancourt Díaz, una profesora y trabajadora social, quien también tomó la decisión de no maternar. En su caso, no tuvo que ver con el asunto socioeconómico, sino porque no lo veía como una opción para ella.

Betancourt Díaz mencionó que hay que proveer educación, vivienda segura y servicios de salud a los hijos, “y sabemos que en Puerto Rico esto está muy complicado”.

Agregó que el sistema de bienestar social ha sido impactado por el neoliberalismo, por lo que hay que pagar por muchos de los servicios que el Estado debería proveer con calidad, específicamente la educación, la salud y la vivienda segura.

“Las familias se quedan desprovistas o provistas a medias. Porque alguien me puede plantear y decirme: ‘Bueno, pero aquí hay una reforma de salud’, que las personas tienen un plan de salud. Pero, realmente no todas las personas pueden acceder a eso porque tienen los criterios de inclusión y de exclusión. Así que no todos y todas nos beneficiamos. No es un servicio de salud universal, y nosotros tenemos una gran porción del país que no tiene seguro médico, que no tiene acceso a un servicio de salud a menos que lo pague. Pero para tú pagarlo, tienes que tener el dinero. Y eso no es barato”.

Por razones como esta, aseguró, mucha gente piensa: “¿Debo tener o no una familia? ¿Debo traer crías o no al mundo en una situación como esta, que no le voy a poder proveer lo básico con calidad?”.

“Es fácil decir que las parejas paran, pero no es tan fácil. Eso lo pueden decir las personas que están en una burbuja y que lo tienen todo disponible para ellos y ellas, o pueden pagar por todos los servicios que necesite un hijo o hija. Lo pueden decir con tranquilidad. Pero, aquellas que no tenemos esa posibilidad, se nos hace muy difícil tomar la decisión”, indicó.

Según contó la profesora a Es Mental, a los 24 años ella decidió que no quería tener hijos.

“No lo veía para mí. No lo veía como una opción para mí”, sostuvo.

“No me veía criando, maternando a otro ser, no me veía embarazada, no me veía pariendo. Yo no concebía esas cosas para mí. Así que, responsablemente y acorde con lo que yo quería para mí y para mi vida, así lo decidí”, añadió.

Baja tasa de fecundidad de las mujeres en Puerto Rico

Actualmente, la tasa de fecundidad en Puerto Rico es de 0.9 hijos por mujer, según la demógrafa Melissa López Rosa, quien indicó que la Isla está por debajo del nivel de reemplazo.

La tasa de reemplazo es el número de hijos por mujer que debe haber para que la población se reemplace, es decir, que hayan suficientes nacimientos para que mientras vaya muriendo población, la misma se mantenga estable, explicó López Rosa.

“La medida establecida es 2.1 hijos por mujer. En la Isla estamos en 0.9. Estamos por debajo de esta medida. Quiere decir que la cantidad de nacimientos que han habido no van a reemplazar el total poblacional una vez mueran”, explicó.

López Rosa dijo que la reducción en la natalidad en Puerto Rico se comenzó a observar desde los años 90, pero que en el 2020 se registraron la mitad de los nacimientos ocurridos en el 2010. 

A juicio de la demógrafa, la baja en natalidad responde a la situación económica y política de la Isla.

“No existen las condiciones sociales, económicas ni políticas adecuadas para incentivar la natalidad”, sostuvo.

¿Se espera que la situación cambie?

López Rosa aseguró que no se proyecta un aumento en la natalidad. “Proyecciones del Censo para Puerto Rico indican que continuaremos por debajo del nivel de reemplazo. Es importante recalcar que esto solo sucede en la Isla”, dijo. 

Si las condiciones sociales y económicas no mejoran, los estados no pueden pretender que las personas gestantes decidan tener crías, expresó, por su parte, Betancourt Díaz. 

Mencionó, además, que los factores ambientales también son tomados en consideración por las nuevas generaciones al momento de pensar si tendrán hijos o no. Indicó haber escuchado a jóvenes, a través de su trabajo como profesora, preguntarse cómo traer hijos al mundo en medio de una situación como la del cambio climático.

“Con todo el acceso que tienen hoy día, están conscientes de muchas cosas , yo les noto y les percibo, sobre todo las mujeres, que se ven haciendo otras cosas que no necesariamente es maternar. Ellas están conscientes de que tienen otras opciones de vida, que no obligatoriamente ese rol que se nos ha asignado, desde la construcción de los géneros, de maternal, de cuidar, de lo doméstico”, sostuvo.

Agregó que tanto hombres como mujeres están conscientes de que se puede romper con estos roles, ya que hay otras opciones de vida, y que no pasa nada.