Los hombres, más allá de preocuparse por el tema de las erecciones, sienten ansiedad por su “performance” o su desempeño en la intimidad, porque son susceptibles a lo que puedan pensar las mujeres sobre sus ejecutorias en la cama, asegura la sexóloga Alessandra Rampolla.

Las mujeres, en ocasiones, pueden ser crueles con sus parejas, mientras hay otras que sencillamente prefieren callar y no satisfacerse a plenitud durante una relación sexual por no herir al hombre.

“La susceptibilidad masculina es real”, afirma Rampolla en entrevista con Es Mental.

Los hombres, en ocasiones, se ven afectados por comentarios de mujeres que sienten que estos no alcanzaron sus expectativas sexuales.

“Los hombres no siempre tienen que tener ganas (de tener relaciones sexuales), a veces están cansados también”, indica la experta en temas de pareja.

Comentarios denigrantes desde que no sirve en la cama hasta que el tamaño de su pene no es suficiente son algunas de las situaciones difíciles emocionalmente que enfrentan los hombres, de acuerdo a Rampolla. Para ella, ninguno de esos comentarios representa lo que vale un ser humano, sino que son “minimizar y achicar mucho lo que es el encuentro sexual, lo que es el erotismo humano,  que es tanto más cool y tanto más amplio”.

En otros casos, existen mujeres que prefieren quedarse calladas y ser infelices sexualmente por no atreverse a pedir o hablar de lo que ellas quieren al momento de tener relaciones sexuales con sus parejas. No quieren herir la susceptibilidad masculina.

“No herir susceptibilidades quiere decir que no estás viviendo libre y plenamente. Estás hiriendo la relación de pareja, entonces qué es más importante: herir momentáneamente, hablar de un lugar de realidad y de cordura y de una pareja que como equipo va a trabajar juntos en pro de una sexualidad plena y deliciosa, o me quedo callada para que no se sienta mal y soy muy infeliz toda la vida. Ay, no me parece bien esa (última) alternativa”, dijo en relación a las mujeres.