En Puerto Rico existe una herramienta digital, accesible desde cualquier teléfono inteligente, computadora o tableta, que cuenta con estadísticas revisadas sobre los indicadores de abuso de sustancias y las condiciones de salud mental predominantes. Se trata del Observatorio de Salud Mental y Adicción de Puerto Rico de la Oficina de Calidad de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción o también conocida como ASSMCA. 

Según la directora del Observatorio de Salud Mental y Adicción de Puerto Rico, Cristina Pérez Brugman, aunque la herramienta ya existía en la ASSMCA, no fue hasta el 2021, bajo la Ley Número 36, que se crea una versión digital y accesible al público, en la cual se comparten los datos recopilados internamente, pero también los de otras entidades y agencias gubernamentales, entre estas el Instituto de Ciencias Forenses, el Departamento de Salud, el Departamento de Educación y, próximamente, la Asociación de Hospitales, la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y el Negociado de la Policía.

“Contamos con un sistema de alerta temprana, en donde podemos observar en dónde hay tendencias nuevas o niveles altos del uso de sustancias o patrones de condiciones de salud mental que sean preocupantes, para así poder dar paso a proyectos, programas de educación o la creación de políticas públicas”, explicó la directora.

Precisamente, el Observatorio de Salud Mental y Adicción de Puerto Rico busca elaborar una visión integrada de los datos epidemiológicos de adicción y otros trastornos mentales en Puerto Rico, monitoreando los patrones e identificando, de forma temprana, aquellos cambios emergentes tras la aparición de nuevas substancias en los mercados ilegales, como lo es la llegada del fentanilo.

Otros datos provienen de fuentes como la Línea PAS, la Consulta Juvenil, el Sistema Estadístico de Perfiles Sociodemográficos (SEPS) y el Programa de Monitoreo de Recetas de Medicamentos Controlados, dirigido por ASSMCA.

Estadísticas del Observatorio cuentan con revisión científica

Contamos con epidemiólogos, analistas de datos, evaluadores y facilitadores programáticos”, detalló Pérez Brugman sobre el equipo de profesionales que componen el Observatorio. 

De acuerdo con la Ley 36, el Observatorio debe contar también con el asesoramiento de un comité científico, liderado por la Administradora de ASSMCA y compuesto por profesionales de la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, la Asociación de Salud Primaria, la Escuela Graduada de Salud Pública del Reciento de Ciencias Medicas, la Universidad Central de Bayamón, la Universidad Central del Caribe y la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Carolina.

Integrado al Observatorio está el Sistema de Monitoreo de Eventos de Sobredosis, que busca observar lo que está ocurriendo en la Isla y brindar respuesta rápida para mitigar muertes, esto mediante la administración de naloxona.

“También los ciudadanos pueden encontrar literatura, referencias y estudios, tanto de Puerto Rico, como del exterior. Es una buena biblioteca para todas las personas que estén interesadas en las investigaciones. Son investigaciones amplias que se han estado integrando”, continuó la Directora.

Los datos de la plataforma, luego de ser estudiados y revisados por los especialistas, se actualizan cada cuatro meses.

“Para nosotros es muy importante conocer de ante mano las tendencias de sustancias y lo que ocurre con la salud mental para poder apoyar y trabajar con los programas de prevención, mejorar los servicios y educar”, sostuvo. 

El Observatorio de Salud Mental y Adicción de Puerto Rico muestra la distribución de los datos de forma sencilla, utilizando categorías lugar (los casos por municipio), tiempo (los casos por año) y persona (los casos por sexo y grupos de edades), tanto nivel isla como a través de otras fuentes, como lo es la Línea PAS. 

La plataforma, que es gratuita y abierta al público 24/7, también recibe las dudas e información del público a través del correo obsevatorio@assmca.pr.gov

Esta es una plataforma innovadora, que coloca a Puerto Rico a un nivel de vanguardia, pues nos permite medir y tomar decisiones basadas en evidencia científica. A medida que vamos creciendo e integrando datos, vemos la magnitud de de lo que tenemos en el Observatorio; una pieza muy importante”, concluyó.