Puerto Rico vive momentos difíciles, cargados de incertidumbre, por las recientes situaciones en el gobierno. Es importante mantener el control de las emociones en tanto se resuelve el evento histórico por el que se atraviesa tras la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló.

Hoy viernes, día en que el gobernador hará su salida de La Fortaleza a las 5:00 p.m., se lleva a cabo una vista pública sobre el nombramiento de Pedro Pierluisi como secretario de Estado. Rosselló nombró a Pierlusi a dicha posición con la intención de que ocupe su lugar como gobernador.

 “La población de Puerto Rico está viviendo momentos difíciles, de mucha tensión y, sobre todo, de cambios dramáticos que afectan a unos más que otros.  Es responsabilidad de los profesionales que trabajan con la salud mental hacer su aportación que permita a los ciudadanos enfrentar estos retos. Hay cinco puntos básicos considerados consejos y recomendaciones para manejar las emociones y lograr autocontrol emocional de aquellos a quienes se le hace difícil manejar y asimilar todo lo que acontece en la isla a raíz de la controversia que ha llevado a la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló y todo lo que esto envuelve, señaló la licenciada Marta Rivera Plaza, directora ejecutiva del Hospital San Juan Capestrano, en un comunicado de prensa.

Rosselló renunció a su posición como gobernador luego de la divulgación por parte del Centro de Periodismo Investigativo de un chat donde él junto a miembros de su equipo de trabajo realizaban insultos y comentarios homofóbicos y misóginos.

Por su parte, Edgar Gómez, trabajador social clínico de la institución, recalcó la importancia de asumir el control de la exposición ante los estresores. Es decir, “debemos escoger la hora y la cantidad del tiempo que dedicamos a saber qué está sucediendo.  El control del tiempo es sumamente importante, ya que debe estar claro evitar la sobre exposición a noticias negativas o situaciones difíciles de manejar y conflictos que enfrentamos”. 

Agregó que es “necesario que las personas practiquen la resiliencia”, recordando los momentos difíciles que el pueblo ha superado y las fortalezas que se pusieron en práctica “durante eventos catastróficos y significativos de nuestro pasado”, como lo fue el paso del huracán María. 

El profesional de trabajo social indicó que es importante la comunicación y tratar de compartir ideas con otros para ser parte de la solución.

 “La clave en todo esto es, hablar y escuchar con respeto, con atención especial a no divulgar rumores.  Se aconseja realizar actividades de relajación como mantener contacto con la naturaleza, hacer ejercicios de respiración, orar o meditar.  Toda persona que sienta ansiedad debe procurar un periodo de descanso razonable, escuchar música o leer un libro para distraer la mente”, dijo Gómez.

 “Las personas que están expuestas a toda esta problemática, ya sea por su trabajo o situación familiar, deben programarse para ellos mismos darse permiso para experimentar las emociones que se presentan como producto de toda la situación nobel en la que estamos viviendo.  Se requiere generar balance entre la razón y la emoción, de manera que al final de día la ansiedad sea cero”, sostuvo Ixza Casillas, educadora en Salud del Hospital San Juan Capestrano.

“Es importante tratar de escoger aquellas emociones que puedan propiciar una acción que aporte positivamente al momento presente. El norte de todo esto es tratar de vivir momentos de mucha calidad para la vida.  Uno de los recursos más utilizados para bajar la ansiedad en muchas personas lo es el humor, que bien usado se convierte en una buena herramienta y estrategia para mantener la calma”, recomendó Casillas.

También, hizo un llamado a recordar “que todo pasa”, aún en los peores momentos, porque la “circunstancias no son permanentes”. Según ella, con el tiempo y las recomendaciones de profesionales de la conducta y la salud mental, la ansiedad disminuirá.

“Toda persona que se sienta que ha perdido el control de sus emociones o se le dificulta manejar su comportamiento, debe saber que hay alternativas y ayuda profesional disponibles. Nadie debe sufrir en silencio, lo más indicado en estos casos es buscar ayuda de un profesional inmediatamente que una persona sienta una ansiedad incontrolable”, concluyó Casillas.