El contenido expuesto en páginas como OnlyFans puede ser clasificado entre varias categorías: capitalismo pornográfico, arte erótico o películas y vídeos eróticos. Las últimas dos no se consideran como producto sexual, sino que una combinación de arte e información educativa y no implican necesariamente problemas emocionales ni en el área erótica, dijo Juan Carlos Malavé Rexach, rector del Instituto Sexológico, Educativo y Psicológico de Puerto Rico (ISEP). 

Sin embargo, en el capitalismo pornográfico las personas se convierten en un producto para vender, lo que implica una explotación, afirmó Malavé Rexach. Empieza a crecer la demanda e inicia a aumentar la exigencia, afirmó. El experto indicó que generar este tipo de contenido puede afectar la autoestima debido al factor deshumanizante y hacer uso de la sexualidad para el beneficio de los otros. 

Comentó que aquí se afecta el área de la personalidad, específicamente las emociones y la autoestima, pues las personas se sienten usadas o explotadas, comentó el también graduado en psicología clínica. 

En el caso de OnlyFans, Malavé Rexach expresó que la plataforma fue creada con la idea de que podía ser usada para cualquier contenido. Sin embargo, el padre de esta plataforma, Tim Stokely es conocido como “el rey del porno casero”, según Malavé Rexach, e incluso históricamente reafirmado por The Sunday Times. Incluso, actualmente su directora ejecutiva es también conocida por hacer pornografía, Amrapali Gan. 

No obstante, siempre y cuando haya un factor que aporte a la sociedad y educativo, no debe deteriorar la salud mental de la persona, aclaró Malavé Rexach.

¿Por qué hacen el OnlyFans?

Melvin García y Joliris Candelaria, conocida como  Jolla, es una pareja que se dedica a crear contenido para adultos en múltiples plataformas, incluyendo Only Fans. La pareja inició su trabajo en plataformas de contenido para adultos con el motivo de obtener mayor estabilidad económica. 

Al pasar del tiempo, han desarrollado su plataforma para también ser educativa y, actualmente, Candelaria está estudiando para certificarse como sexóloga. A pesar de ser su pasión, esta no ha sido limitación para evitar el deterioro emocional, pues la pareja establece que las particularidades y exigencias de la plataforma OnlyFans complican mantener una salud mental sana.

Típicamente, las páginas de contenido explícito ofrecen remuneración según las visualizaciones o anuncios que tengan. Asimismo, le ofrecen a sus creadores la flexibilidad de poder descargar contenido según su disponibilidad, siempre y cuando cumpla con los requisitos estipulados por la plataforma. No obstante, en el caso de OnlyFans, cada creador depende de los usuarios, quienes pagan una mensualidad por su contenido. Parece una diferencia mínima, pero para los creadores representa una carga adicional, explicó el productor, videógrafo, fotógrafo y actor de contenido para adultos, García.

Esta requiere que los creadores tengan contacto directo con sus clientes o seguidores de manera constante. Por este motivo, las mañanas de Candelaria consisten en contestar más de cien mensajes y peticiones de sus suscriptores.  

“En Pornhub puedes recibir mensajes privados, pero los puedes ignorar porque no son quienes te están pagando. Sin embargo, en Only Fans te llegan numerosos mensajes y peticiones por día que tienen que ser contestadas”, añadió García. 

Por su parte, JollaPR coincidió al asegurar que OnlyFans requiere mucha energía y tiempo para poder manejarse, pues en contraste a Pornhub las personas tienen cierto control sobre el contenido al pagar la mensualidad. 

“Pueden ser de mensajes bien morbosos hasta psicológicos. Desde solicitudes de contenido para adultos, hasta pedir consejos sobre matrimonios o vida amorosa. Incluso personas que simplemente quieren compañía y ser escuchados”, describió García, quien trabaja junto a JollaPR en el manejo de su página y producción de vídeos. Ambos aseguraron que es un trabajo a tiempo completo que exige contenido constantemente.

Por encima de esto, García detalló que OnlyFans carece de un algoritmo que asista a los creadores, dándoles mayor visibilidad entre los visualizadores. Sostuvo que este factor también funge de estresor para los creadores, pues plataformas como Instagram, Facebook y TikTok prohíben contenido de esta índole. “En Pornhub la misma plataforma se encarga de que el vídeo o contenido circule a través del algoritmo, no depende de la estrategia de mercadeo de los mismos creadores”, indicó García al subrayar las diferencias. 

“Muchas personas quieren abrir OnlyFans pensando que ofrece una remuneración fija. Sin embargo, el ser linda, lucir sensual y saber hacer contenido, no es suficiente ni garantiza éxito”, insistieron ambos al establecer que para mantener a los espectadores enganchados requiere ser conocido con antelación a la apertura de la página y promocionarse contínuamente.

En el caso de García y Candelaria, la volatilidad de las ganancias y las exigencias de la plataforma ha sido un estresor en su vida diaria y estabilidad económica. “He tenido síntomas de depresión y ansiedad. En numerosas ocasiones, hemos colapsado por la presión”, indicó García al confesar que actualmente ambos asisten a terapias para poder manejar mejor las exigencias de la plataforma.

Similarmente, ante la necesidad económica a inicios de su profesión como asistente de vuelos, Carmen, cuya identidad permanecerá anónima, decidió abrirse una página de OnlyFans. La azafata, inicialmente abrió su página “a modo chiste” promociónandola en su página de Twitter. En la plataforma anteriormente mencionada, Carmen se identificaba como un personaje cómico que había creado, figura por la que ya tenía un volumen alto de seguidores. Para su sorpresa, a las 24 horas tenía más seguidores de lo que se esperaba en OnlyFans y vio una oportunidad de desarrollarla de forma complementaria a su carrera profesional.

A pesar de que Carmen establece que su página de OnlyFans no es exclusivamente de contenido explícito, no es su pasión. “Siento que lo hago de manera forzada, no me nace”, comentó. 

Por ende, constantemente piensa en cerrar la página, pues no la llena de satisfacción el compartir contenido. Aunque admite que a ella no le ha afectado emocionalmente tener OnlyFans, entiende que sí es posible para otras personas que usan la plataforma como vía principal de dinero.

Confesó que su primera semana con el perfil hizo alrededor de dos mil dólares, pero sus ganancias no han sido constantes. Indicó que al inicio de empezar contenido para adultos cada cual establece sus límites. En su caso, ella se ha limitado a no concretar encuentros y conocer a sus seguidores en persona, ejemplificó. Asimismo, ha aprovechado sus capacidades como cómica y artista para diversificar su contenido. “Hay personas a quienes les hago chistes, poemas y se complacen simplemente con la compañía”, indicó.

No obstante, resaltó que, en muchas ocasiones, la inestabilidad económica puede persuadir a creadores de contenido a expandir sus límites iniciales, hasta el punto en el la línea se convierte en un área gris. En estas instancias, dijo que las personas se pueden ver presionadas a ceder y complacer a sus seguidores en contenido que antes no hubiesen considerado, u ofrecer servicios fuera de la plataforma.