Los padres que tienen que reincorporarse al trabajo luego de varios meses de cuarentena, pueden sentir ansiedad al tener que despegarse de sus niños para dejarlos en centros de cuidado infantil en medio de la pandemia por el COVID-19, según expertos entrevistados por Es Mental.

La psicóloga, Malvaliz Santana Carrasquillo, dijo que la ansiedad que ha notado en los padres y en las madres a quienes ha atendido durante la pandemia podría redundar en un trastorno de adaptación.

El trastorno de adaptación es un grupo de síntomas que pueden producir desde estrés hasta sentirse tristes y desesperados. Por lo general, ocurre luego de un episodio estresante en la vida, tal como separarse de un hijo, explica la enciclopedia médica MedlinePlus.

“Es prácticamente ese proceso de despegue”, explicó la psicóloga. “Es un proceso que la persona tiene que tener durante más de seis meses, causándole alguna angustia o incomodidad durante el proceso de despegarse del menor”.

La manera en la que los padres internalicen tener que dejar a sus pequeñines en un centros de cuidado infantil, aclaró, dependerá de cuán necesitado esté de reincorporarse al ámbito laboral.

Por su parte, la consejera profesional, María Teresa Román, recomendó a los padres que planifiquen reincorporarse al empleo y piensen dejar a sus niños en un centro de cuidado infantil a que validen sus sentimientos. Es importante que como parte de la validación, terceras personas validen lo que sienten, de manera que no se minimicen sus problemas.

“Luego de que validemos lo que sentimos, también pueden repasar sus pensamientos: ¿de dónde viene que me sienta culpable?”, exhortó la consejera profesional. 

Román instó a que los padres analicen si el lugar al que enviarán a sus pequeñines se encuentra apto para recibirlos. Eso les permitirá sentirse seguros y tranquilos al estar informados de las reglas o medidas con las que contará el centro. 

La autorregulación es otra manera útil de lidiar con la ansiedad e, incluso, el trastorno de adaptación, mencionó. La autorregulación consiste de que la persona se percate de las emociones que le afectan y esté consciente de las señales físicas que arroje el cuerpo. Asimismo, que esté claro de cuáles son los límites del cuerpo y buscar la manera de relajarse cuando esa emoción comience a repercutir físicamente, exhortó la consejera.

Incierto el panorama de los centros   

Luego de múltiples reclamos de diversos sectores, la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, anunció el 11 de junio que los centros de cuidado infantil podrán retomar sus funciones a partir del 1 de julio. La primera ejecutiva permitió que los empleados se puedan reincorporar para su posterior capacitación e implementación de protocolos.

Sin embargo, la directora ejecutiva de la Cooperativa de Servicios Integrados a la Niñez (COSIANI), D’ Marie Valentín Román, explicó que no todos los centros de cuidado infantil se sienten preparados para comenzar operaciones en julio, sino en agosto.

“Muchos todavía están en el proceso de cómo lo van a hacer”, explicó la directora ejecutiva.

La directora ejecutiva mencionó que la razón por la que no todos los centros se sienten listos para comenzar en julio es porque no tienen  claro cuántos niños podrán tener en sus facilidades, cuántos estudiantes podrán atender por jornada y cuánto tiempo les tomará comunicar a los padres las nuevas medidas que impondrán.

Los centros de cuidado infantil en Puerto Rico se han visto afectados económicamente por dos razones principales, explicó: por los compromisos económicos que se han acumulado —como la renta— y porque no todos los padres pagaron el mes completo al cerrar en marzo. Esto ha ocasionado que los ingresos al momento sean cero.

Los únicos ingresos que parte de los centros han recibido han sido de incentivos del gobierno estatal y federal.

“Hay muchos padres que están esperando que comiencen y que van a tomar su decisión según otros centros vayan abriendo y ofreciendo sus servicios.Tenemos que entender que hay padres que necesitan de los servicios porque se los están pidiendo sus patronos para volver a trabajar”, ,concluyó la directora ejecutiva.