Los procedimientos dentales clandestinos pueden provocar consecuencias muy serias para la salud y la calidad de vida del paciente.

La ortodoncia desde el clandestinaje es un tema que ha llamado la atención en Puerto Rico en las pasadas semanas por la denuncia pública de una situación en Aguas Buenas, en donde dos mujeres estaban colocando «braces» sin ser ortodoncistas. No obstante, este es solo uno de los procedimientos dentales que se están haciendo en Puerto Rico entre las paredes de estéticas, barberías y hasta en casas; tratamientos que, en muchas ocasiones, ni siquiera son realizados por profesionales de la salud.

A la ortodoncia se le suman también los blanqueamientos dentales, las gemas en los dientes y las carillas o laminados, los cuales parecen tener una gran demanda en estos días y cuyas promociones están colgadas por todas las redes sociales como una alternativa rápida para mejorar la sonrisa. 

Una situación que sigue causando preocupación a la clase colegiada dental, pues más allá de lo estético, representa una amenaza para la salud de una persona. 

Según el doctor Miguel Alvarado López, presidente entrante del Colegio de Cirujanos Dentistas y expresidente de la Junta Dental Examinadora, las prácticas ilegales de salud oral pueden traer consigo efectos sobre el bienestar y la calidad de vida del paciente.

En el bleaching (blanqueamiento), por ejemplo, te pueden quemar la encía. Mientras que en los braces, como no saben mover los dientes correctamente, pueden provocar que el paciente pierda hueso y se exponga a quedarse sin estos”, detalló a Es Mental.

Dijo, además, que en el caso de las carillas dentales, se podrían provocar cambios en la mordedura, con consecuencias como dolores de cabeza, hueso desgastado e inflamación de encías.  

Encima de eso, puede aparecer una infección grave por estafilococo”, enfatizó el doctor. 

En concordancia, la doctora Milmarie López Silva, dentista general, planteó que al no existir la supervisión de especialistas, estos tratamientos callejeros enmascaran las verdaderas enfermedades dentales de los pacientes, que pueden ser, incluso, transmisibles entre personas.

En estos lugares en donde se ofrecen procedimientos dentales clandestinos no se sabe si hay un protocolo de desinfección de los instrumentos para evitar infecciones. Existen enfermedades que se transmiten por saliva, sangre y/o instrumentos no esterilizados correctamente, entre ellas HIV, Hepatitis o el contacto con verrugas, causadas por el Virus del Papiloma Humano”, explicó la doctora López Silva.

La dentista aseguró que en su práctica profesional ha visto diversos casos relacionados a tratamientos clandestinos, que culminan en úlceras, quemaduras y hasta piezas dentales sin salvación.

“Es triste ver estos casos en personas jóvenes, con dientes que probablemente estaban sanos, y que con una orientación correcta por parte de los profesionales de la salud oral se pudiera haber resuelto cualquier incomodidad estética”, puntualizó López Silva.

La doctora Patricia Serrano López, residente de prostodoncia del Recinto de Ciencias Médicas, mencionó que otras prácticas ilegales incluyen las modificaciones quirúrgicas, piercings y la colocación de gemas dentales, que ha tenido un boom en los últimos años.

La doctora Serrano López recordó que la ausencia de profesionales de la salud y de alguna ayuda diagnóstica (como la radiografía dental) para llevar a cabo estos procedimientos, puede dar paso al deterioro de enfermedades existentes.

“Las infecciones que comienzan en la boca pueden esparcirse a otras áreas del cuerpo, como lo son los vasos sanguíneos, el drenaje linfático y, en otros casos, puede ocasionar lo que es la endocarditis infecciosa”, hizo hincapié Serrano López.

Y es que la salud oral no está separada de la salud en general y la inconsistencia en los hábitos orales o en las visitas frecuentes al dentista, tienen repercusiones significativas. 

Tan recientemente, como el mes pasado, el mundo se sorprendió al conocer que la muerte del jugador de la NFL, Mike Williams, de 36 años, fue a causa de una sepsis bacteriana producto de una infección dental y raíces retenidas.

“[La salud oral] es igual de importante y esencial que la salud física y mental. A muchas personas se les olvida que nuestra boca está conectada a nuestro cuerpo. Todo lo que ocurre en nuestra salud bucal se refleja en los sistemas del cuerpo y sus funciones”, concluyó, por su parte, López Silva. 

En la mira del Colegio de Cirujanos Dentistas

El Colegio de Cirujanos Dentistas no se ha detenido en su misión de erradicar la práctica ilegal en la Isla y cada vez son más frecuentes las intervenciones realizadas, que terminan con multas y hasta el ingreso a la cárcel. 

Sin embargo, el presidente entrante asegura que esto es una ‘gota dentro de un vaso grande’, que sin la acción del Departamento de Justicia ni el Departamento de Salud, podrá detonar una situación peor. 

El 15 de febrero del año pasado, Alvarado López y otros miembros de la Junta Dental Examinadora, presentaron a la Comisión de Salud del Senado el proyecto 1136 con la finalidad de promover una nueva ley dental atemperada a los acontecimientos que siguen ocurriendo y ponen en juego la salud de los ciudadanos.

Entre los puntos de la propuesta se encuentra el regular que sean dentistas los dueños de oficinas dentales, convertir en un caso grave la violación a la Ley Dental, entre otros. 

Para confidencias, casos o saber si un dentista está licenciado en la Isla las personas pueden comunicarse al  787-746-1969 

La accesibilidad a los procedimientos dentales: otro problema por trabajar

Para Darielie Rivero, una joven que comenzó su proceso de ortodoncia fuera de una oficina dental, la inaccesibilidad económica y los planes médicos casi obligan a las personas a buscar alternativas más económicas para costear el procedimiento.

No todos tenemos las mismas oportunidades. […]  Los procedimientos de ortodoncia no son nada económicos y esto hace que sea inaccesible para personas con planes médicos del gobierno, personas con sueldo mínimo, personas que vienen de barrio o caseríos. El mismo sistema de salud te empuja a buscar la economía para tu hogar”,  compartió Rivero a Es Mental.

Aunque su experiencia no fue negativa, no recomienda a nadie a hacerlo de esta forma, porque reconoce lo perjudicial que podría ser para la salud. 

En su caso no continuó el procedimiento, como lo vislumbraba, pues en una visita al lugar se dio cuenta que ya no había rastro del mismo.

“Yo envié mensajes de texto y llamé, no recibí respuesta”, dijo.

Tras lo vivido, Rivero contactó con un dentista, quien amablemente se ofreció a ayudarle y hoy es otra la historia.